Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Semana corta y de trámite, con arranque semanal débil

Bolsamanía Bolsamanía 21/03/2016 Bolsamanía

Los bancos centrales siguen dirigiendo el mercado, lo cual es una buena noticia, al menos en el corto plazo. Pensábamos que habían reducido su capacidad de influencia, pero no es así.

Las medidas adoptadas por el BCE el 10 de marzo cambian la situación en la Eurozona, al dar soporte a los maltratados bancos (a pesar del escepticismo de una parte del mercado sobre la efectividad de las medidas) e impulsar las valoraciones de los bonos europeos (soberanos y corporativos) y de las bolsas.

Es posible que el BoJ le imite de alguna manera en su reunión del 27/28 de abril. La Fed ya ha empezado a darse cuenta de que es muy difícil llevar adelante el proceso de subidas de tipos que tiene diseñado con la rapidez que tenía prevista, lo que restará muchas tensiones sobre la economía americana pero también sobre Wall Street y el yuan. Así quedó demostrado en su reunión del miércoles de la semana pasada, cuando admitió que el ritmo de subidas deberá ser más lento. Nada nuevo que no esperásemos, aunque no estuviera descontado por una parte del mercado.

Por tanto, ahora tenemos dos referencias positivas para una semana más breve de lo habitual: la digestión de las medidas del BCE, que aún no han sido bien entendidas y cuyo impacto no será inmediato, y la macro de esta semana, que podría ofrecer una modesta mejora en Europa.

© Proporcionado por Bolsamanía

Ambas referencias mejoran el fondo del mercado, tanto de bolsas como de bonos. Hoy no tenemos nada realmente importante que pueda mover el mercado, ya que las Ventas de Casas Usadas en EE.UU. que se publican a las 15:00 horas seguirán por encima de los 5M de unidades. Pero mañana tenemos unos PMIs europeos que podrían mejorar un poco, un IFO alemán más bien plano (tal vez rebotaría algo, desde 105,7 hasta 106,0) y un ZEW algo mejor (5,4 esperado vs 1,0 actual).

El saldo neto, si salen las cosas como parece, sería más bien bueno para la Eurozona. El miércoles se publica la Confianza del Consumidor europeo, que podría mejorar también un poco (hasta -8,3 desde -8,8), mientras que el jueves y el viernes los datos importantes son americanos y no parece que vayan a ayudar al mercado: Pedidos de Bienes Duraderos el jueves (-2,5% vs +4,7% anterior) y 2ª revisión del PIB 4T el viernes (se espera sea confirmado en +1,0%).

Nada de esto será demasiado emocionante, pero parece probable que el tono general de indicadores sea más bien favorable para la UEM. El USD sigue debilitándose (1,127) desde la reunión de la Fed de la semana pasada, lo que probablemente dará cierto soporte a Wall Street para que el S&P500 consolide por encima de los 2.000 puntos (2.050 el viernes), de manera que solo un abaratamiento inesperado del petróleo podría introducir un sesgo bajista a unas bolsas que tenderán a evolucionar en lateral estos días en que los festivos son más frecuentes dependiendo de qué mercado se mire. Por eso los próximos días caerá algo la actividad, lo cual creemos podría ser aprovechado para tomar algo más de riesgo.

Es probable que las bolsas vengan hoy algo flojas después de las advertencias del gobernador del banco central chino (PBC) sobre el elevado endeudamiento de su economía y esta perspectiva de caída de la actividad por ser fechas semifestivas en según qué mercado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon