Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Subasta de renovables: habrá cambios para evitar el fracaso de 2016

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/01/2017 Bolsamanía

El Ministerio de Industria celebrará la próxima subasta de renovables en el primer trimestre de 2017 y en ella licitará incentivos para una potencia de hasta 3.000 megavatios (MW).

© Proporcionado por Bolsamanía

Esta subasta será la segunda después del levantamiento el año pasado de la moratoria a la instalación de nueva potencia renovable primada. En la primera, se licitaron 700 MW, de los que 500 MW correspondieron a eólica y otros 200 MW, a biomasa.

Las nuevas subastas consistirán en un mecanismo competitivo y tecnológicamente neutral en el que las distintas tecnologías podrán competir en igualdad. De esta forma, se garantiza que se incorporan aquellos proyectos más eficientes y que supongan un menor coste para el consumidor, en línea con las directrices de la Comisión Europea.

El Ministerio intentará evitar alguno de los errores cometidos en la anterior subasta de renovables que tuvo lugar a principios de 2016, introduciendo más controles administrativos. "A día de hoy la mayoría de los MW adjudicados en la subasta de enero 2016 están paralizados a la espera de encontrar financiación que permita ponerlos en marcha", explican desde Bankinter.

"El Ministerio no tiene en estos momentos ninguna capacidad para exigir responsabilidades, ya que los términos en los que fue desarrollada la subasta de hace un año constituyen una garantía contractual para sus ganadores. Los proyectos tienen su fecha límite en marzo de 2020 y hasta entonces ni siquiera se pueden reclamar los avales", añaden estos expertos.

En esta nueva subasta, y para evitar este tipo de situaciones, el Gobierno introduce dos cambios fundamentales. "Por un lado establece un cronograma de hitos, destinado a garantizar el seguimiento de los proyectos, cuyo incumplimiento dará lugar a la ejecución de avales. La renuncia a la adjudicación implicará la pérdida automática de los avales", explica Bankinter. Además, el Ministerio se reserva el derecho a fijar un límite máximo de descuento en las ofertas, con el fin de evitar eventuales “bajas temerarias”.

"La neutralidad tecnológica y la introducción de avales y de límites máximos de descuento en las ofertas, constituyen nuevos elementos de la subasta destinados a imponer criterios de máxima austeridad a la hora de desarrollar las energías renovables, pero introduciendo garantías para su desarrollo", concluyen estos expertos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon