Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Susana Díaz y sus ocho propuestas económicas para ganar las primarias del PSOE

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 20/05/2017 Virginia Mora

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, presentó su programa el pasado miércoles, cuatro días antes de las primarias. En un acto de puro trámite, y casi obligada ante las críticas de los otros dos candidatos, el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez y el exlehendakari Patxi López, la dirigente socialista dio a conocer las líneas generales de su propuesta para reconstruir el partido y para reformar España, con un documento de 45 páginas que ha suscitado el correspondiente interés.

Sobre todo después de que en el debate celebrado el pasado lunes 15 en la sede de la madrileña calle de Ferraz la andaluza no hiciese ninguna propuesta, algo de lo que se quejaron tanto López como Sánchez. Este último incluso le dijo irónico: “Estamos hablando de coherencia con una candidata que no ha presentado aún su proyecto. Hazlo antes del recuento, por favor, Susana”. Y lo hizo. Dos días después, en la Agrupación Socialista de Fuencarral (Madrid), Díaz dio a conocer el mencionado documento que pivota sobre ocho propuestas económicas.

1. DESIGUALDAD Y SERVICIOS PÚBLICOS

Susana Díaz asegura en su programa, que ha elaborado de la mano de su gurú económico José Carlos Díez, que una de sus prioridades si alcanza la Secretaría General del PSOE será la lucha contra las desigualdades, algo que pretende hacer a través de varias medidas: aumentando aún más el salario mínimo (tras la subida del 8% aprobada para este año a propuesta del Partido Socialista, propone subirlo otro 6% anual durante los próximos tres años si se mantiene el crecimiento y la creación de empleo); integrando políticas activas y prestaciones sociales para desempleados; con una mayor regulación y un sistema más garantista a nivel hipotecario; impulsando la lucha contra los oligopolios; o con la discriminación positiva a favor de las energías renovables.

Asimismo, asegura que su intención es garantizar el acceso a los servicios públicos y su adecuada financiación. En este sentido, pone especial acento en la Educación, en la que según ella hace falta una mayor inversión. “Hay que hacer universal y gratuita la educación de 0 a 3 años y la primera matrícula en las universidades”, es decir, que “los alumnos que aprueben a la primera no pagarán matrícula”, señala Díaz en su programa, en el que propone recuperar, al menos, el nivel de inversión de 2011 en esta materia, que era del 4,5% del PIB, frente al 3,7% actual. Se trata de un nuevo guiño a los jóvenes, a los que ya se ha intentado ganar con otra propuesta: créditos de 24.000 euros sin intereses para estudiar o emprender.

También habla de impulsar una reforma de la Constitución para que, entre otras cosas, garantice una aportación del Estado de al menos el 50% a la Ley de Dependencia.

2. REFORMA FISCAL

En su programa la andaluza habla de acometer una reforma impositiva que contribuya a “la equidad y la creación de empleo”. Indica que lo principal es que los más ricos y los grandes patrimonios “paguen lo que les corresponde”, pero además propone un cambio en profundidad del Impuesto de Sociedades y una mayor y más productiva lucha contra el fraude y la evasión fiscal que, dice, han posibilitado las reformas tributarias de la derecha.

Su intención es redistribuir la carga tributaria, de forma que “paguen más los que más tienen” permitiendo así reducir el déficit y también la carga tributaria de los trabajadores y las clases medias. Díaz habla de impulsar una “armonización fiscal” para evitar la competencia fiscal entre administraciones y también para que la reducción de impuestos de los que más tienen en una comunidad autónoma no suponga “un aumento del esfuerzo fiscal de los que menos tienen en toda España”.

Entre sus propuestas para atajar el fraude está la de limitar el uso de dinero en metálico y obligar a realizar las transacciones por vía electrónica, lo que “reduce las posibilidades de evasión de impuestos”, y la de “dotar con más recursos humanos y físicos a la Agencia Tributaria” para que pueda ejercer adecuadamente su labor.

Asimismo, propone un cambio en la imposición medioambiental para favorecer la lucha contra el cambio climático. Quiere que las energías renovables tengan un papel fundamental y por ello sugiere incentivar la inversión privada en las mismas. En este sentido habla también de “eliminar todos los impuestos asociados a los coches eléctricos”, porque son fundamentales para reducir la huella ecológica.

3. EMPLEO

En materia de empleo, la candidata a las primarias socialistas indica que lo primordial es bajar la tasa de paro, especialmente entre los jóvenes y los parados de larga duración. Para lograr este objetivo, y ante la previsión de que el Banco Central Europeo (BCE) ponga fin a los estímulos, lo que entorpecerá la creación de empleo, Díaz aboga por aprobar cuanto antes el plan de inversión pública europeo que ha sido planteado por la Comisión y que también reclama el organismo que preside Mario Draghi.

Además, en su programa la andaluza habla de “acabar con la flexiprecariedad” que ha provocado la reforma laboral del PP. “Es necesario mejorar la calidad del empleo creado y especialmente de los salarios”, lo que sólo se conseguirá cambiando la regulación laboral y aumentando la productividad. Según la candidata, ese es el camino para hacer que la subida de salarios sea “compatible” con el aumento de las ventas y unos beneficios empresariales suficientes para que las empresas mantengan el ritmo de creación de empleo.

Díaz aboga también por impulsar una nueva negociación colectiva que lleve a una mayor “flexibilidad” en las empresas, con el objetivo de que en las recesiones no siempre sea el empleo el que se vea afectado.

4. INTERNACIONALIZACIÓN DE LAS EMPRESAS

Y para asegurar no sólo la creación de empleo de calidad, sino también el crecimiento económico de España, Díaz pone sobre la mesa la necesidad de internacionalizar las empresas. Por un lado habla de impulsar a las pymes a “exportar de manera regular e internacionalizarse”, y por otro, de apostar por mercados en crecimiento, como las economías asiáticas en desarrollo, el África Subsahariana y Latinoamérica.

Pretende impulsar esta internacionalización de varias formas: que las Embajadas tengan como prioridad la diplomacia económica y la cooperación al desarrollo, apoyando a las empresas tanto institucional como comercialmente; apoyando la Marca España; haciendo marketing digital, preparando a las empresas para tener éxito en Internet; creando un ‘bono exportación' al que puedan acceder las pymes que se internacionalicen y que será canjeable por servicios “a su medida”; o aglutinando las licitaciones internacionales de diferentes organismos en una plataforma a la que puedan acceder las empresas para informarse y poder postularse a las mismas.

© Proporcionado por Bolsamanía

5. INGRESO MÍNIMO VITAL / PENSIONES

Por otro lado, sobre las pensiones, el programa de Díaz deja más incógnitas que otra cosa, ya que sólo habla de seguir subiéndolas conforme al IPC y garantizarlas creando empleo de calidad y subiendo los salarios.

En cuanto al ingreso mínimo vital, habla de establecer un sistema que lo garantice, pero no da más detalles al respecto. Algo muy distinto a lo que hicieron sus rivales de campaña, Pedro Sánchez y Patxi López, en sus respectivos programas, donde desarrollan estas ideas de forma más pormenorizada.

6. DIGITALIZACIÓN DE LA ECONOMÍA

Susana Díaz habla en su programa también de seguir impulsando la digitalización de la economía porque “propicia un aumento del nivel de vida de los ciudadanos”, y sobre todo porque los países con mayor nivel de digitalización son los que cuentan con “menores tasas de desempleo”.

Las pymes, dice la andaluza, deben apostar por la transformación digital con el respaldo de las administraciones. Además, la candidata aboga por mejorar la formación de los trabajadores, dado que las empresas tienen dificultades para encontrar perfiles digitales.

En este punto, explica que se debe incrementar la inversión pública en I+D+i. “Las empresas innovadoras tienen mayor potencial de crear empleo de calidad con buenos salarios”, por lo que se debe hacer un mayor esfuerzo estatal y además fomentar la participación del sistema financiero en este proceso de financiación, especialmente de los “fondos soberanos internacionales”.

7. EUROPA

Una reforma profunda del proyecto europeo para combatir la amenaza de los nacionalismos y los populismos. Esa es la receta de Susana Díaz en lo referente a la Unión Europea, a la que dice que hay que pedir una “mayor armonización fiscal y presupuestaria” y más armas para luchar contra el fraude fiscal.

La andaluza sostiene que la política económica en Europa debe estar más “comprometida” con las personas, porque apostar por una política centrada en la austeridad y los recortes ha propiciado el auge de los nacionalismos y populismos. Díaz pretende modificar y ampliar el Plan de Inversiones de la UE, priorizando las inversiones en energías renovables; luchar para que el coste de financiación sea homogéneo en toda la Unión; impulsar un seguro europeo de desempleo; y avanzar en la unión fiscal, con un presupuesto común y las mismas normas en materia impositiva. También pide completar las uniones monetaria y financiera.

8. CULTURA

Por último, la socialista señala que la cultura debe ser parte del desarrollo económico, ya que permite atraer a un mayor número de turistas que cada vez “gastan un porcentaje mayor de su renta” cuando viajan. “España debe dejar de pensar en número de turistas y concentrarse en aumentar el gasto por turista y día”, dado que eso permitirá, según dice Díaz, “aumentar los precios de los servicios, aumentar el empleo y subir los salarios”.

Y apunta que el principal mercado en el que debe fijarse España es Asia, donde se está produciendo la “mayor creación de clases medias”. Estos turistas “buscan cultura”, y nuestro país tiene de sobra (la candidata a las primarias recuerda que disponemos del tercer mayor patrimonio cultural del mundo).

Su idea es que España tenga una “mayor oferta cultural de más calidad”, ayudando así a los creadores que más han sufrido con la crisis. En este sentido, sugiere desarrollar un Estatuto del Creador e impulsar una Ley de Mecenazgo. También se compromete a bajar el IVA del cine.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon