Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Telefónica saca tajada del Brexit: gana 187 millones con su posición bajista contra la libra

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 28/03/2017 Rubén J. Lapetra

No hay mal que por bien no venga. El terremoto ocurrido en los mercados financieros tras el referéndum de junio de 2016 en Reino Unido no ha caído en saco roto para Telefónica. Según la auditoría anual enviada a la CNMV, la operadora logró ingresos extraordinarios por valor de 187 millones de euros gracias al ‘crash' de la libra esterlina durante la segunda mitad del pasado año, periodo en el que llegó a perder más del 16% de su valor con respecto al euro.

© Proporcionado por Bolsamanía

Sin embargo, para la multinacional española ha sido una cosecha millonaria de ingresos financieros a través de derivados en el mercado de divisas. Ya en el segundo trimestre levantó 80 millones de euros con esta misma cobertura, si bien al cierre de 2016, los rendimientos más que se duplicaron y acabaron por concretarse en 187 millones. Con este dinero, Telefónica logró mitigar el pozo sin fondo que sigue siendo Venezuela, donde la operadora perdió 884 millones en 2016 por la depreciación del bolívar de 198 a 673 unidades por cada euro. No es novedad el desastre venezolano, ya que en 2015 y 2014 le quitó otra buena porción de las ganancias.

La operación de cobertura por parte de Telefónica, pergeñada por el departamento que dirigía Miguel Escrig (ahora en Popular), se ha convertido en otra de las grandes alegrías del arranque de año en Telefónica junto a la venta parcial de Telxius. La compañía española se dispara un 18% en bolsa desde enero, después de un 2015 y un 2016 pleno de desgracias en términos de negocio (pérdida de cuota, rentabilidad…) o de estabilidad financiera (aumento de deuda, rebaja de ratings…). Pero los vientos parecen haber cambiado de dirección.

SER... O NO SER, EL DILEMA EN REINO UNIDO

El pasado 24 de marzo se cumplieron dos años desde que Telefónica firmara con el Grupo Hutchison Whampoa el traspaso de la británica O2 por 10.250 millones de libras (unos 14.000 millones de euros al cambio de la fecha del acuerdo). Sin embargo, no fue hasta el 11 de mayo de 2016 cuando la Comisión Europea (CE) hizo pública su decisión de prohibir la transacción y un mes más tarde, los británicos decidieron votar su salida de la Unión Europea (UE) provocando una caída histórica de la libra esterlina y la mayor para el Ibex 35, la referencia bursátil española, de toda su historia (-12%).

Para la Bolsa española, Reino Unido se ha convertido casi en un mercado doméstico después de que en poco más de diez años empresas como Santander, Ferrovial, Iberdrola o la propia Telefónica se hayan hecho con negocios estratégicos en el país. Las citadas multinacionales obtienen entre el 10% y 30% de sus ingresos de estas islas europeas. En el caso de la operadora de telecomunicaciones, el país británico ha pasado de ser un mercado del que huir a uno en el que quedarse a pelear. No por gusto, sino porque no tiene más remedio. La compañía española controla el 26,8% de cuota del mercado de telefonía móvil ‘british' y no tiene presencia en el mercado fijo o de acceso a Internet.

El reciente acuerdo en España para compartir su preciada red de fibra óptica con su competidor (ahora aliado) Vodafone, británico, le puede llevar a replicar el acuerdo en Reino Unido, dando un salto en su estrategia en su andadura en el país para ser operadora convergente, según apuntan fuentes del sector a Bolsamanía. Es un ser o no ser en el país de Shakespeare. Otra de las opciones la venta parcial de O2 a fondos de capital riesgo como ya ha hecho con Telxius y KKR. Además de los habituales como Permira, CVC o Ardian, el británico Zegona (dueño de Telecable) ha podido sumarse a la lista de interesados en ser socios de Telefónica en Reino Unido, según señalan las mismas fuentes. Desde Telefónica declinaron realizar comentarios sobre lo que consideran rumores de mercado.

A 31 de diciembre de 2016, la deuda en libras de Telefónica era de aproximadamente 1,85 veces el OIBDA (resultado bruto de explotación) de 2016 del negocio en las compañías del grupo en el Reino Unido, en línea con el objetivo de 2 veces de años anteriores. La deuda denominada en libras, a 31 de diciembre de 2016, asciende a 3.000 millones de euros equivalentes, menos de la mitad de los 6.227 millones de 2015, “como consecuencia de la cobertura activa a cierre de 2015 ligada a venta de la filial O2 en el Reino Unido, que finalmente no fue aprobada por el regulador europeo en 2016”, según explica la empresa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon