Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Telefónica se convierte en 'value': los mejores gestores compran la 'teleco' para sus fondos

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/02/2017 Óscar Giménez

Telefónica tendrá un nuevo examen este mes, el 23 de febrero. El mercado está pendiente de la evolución de su endeudamiento y de sus decisiones sobre el dividendo tras un difícil 2016. Pero los gestores más destacados del pasado año, que comparten la filosofía 'value', no han querido esperar y han aprovechado las caídas sufridas en bolsa para incorporar el valor a sus carteras.

Estos vehículos basan su inversión en la búsqueda de compañías infravaloradas por el mercado según la valoración que le otorgan, con requisitos de calidad que varían en cada caso. Su filosofía, por lo tanto, se justifica en el concepto matemático de reversión a la media: “Las acciones caras dejan de serlo, obteniendo durante el proceso malos resultados. Y las baratas también vuelven a la media, mejorando su evolución”, explica Francisco García Paramés, máximo exponente en España hasta ahora del estilo 'value' o valor', en su libro 'Invirtiendo a largo plazo'.

Los gestores 'value' fueron los más destacados en bolsa española en 2016, y brillaron también a escala global tras varios años quedándose rezagados. Su estilo les invita a comprar empresas que han sido castigadas en bolsa si consideran que el varapalo es coyuntural. Y este es el caso ahora de Telefónica, que el pasado año perdió más de un 6%. Un retroceso aliviado en diciembre, mes en el que remontó al subir un 12%.

Varios fondos han aprovechado para comprar acciones de la operadora. Entre los tres mejores vehículos de bolsa española en 2016, dos tienen una apuesta fuerte por Telefónica en 2017. El Iberian Value de Alpha Plus, que lideró el ranking en renta variable local con un 29% de rentabilidad, ha comprado títulos de la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete hasta suponer algo más del 1% de la cartera, lo que equivale a 45.000 euros dentro de un patrimonio de 4,4 millones, según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mayor aún es la apuesta de azValoren su fondo Iberia. El producto gestionado por Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernard -segundo mejor producto en 2016 junto con el Magallanes Iberian Equity con un 16%- tiene en Telefónica su mayor posición, con un 5,75% de sus inversiones al empezar 2017, frente al 4,68% que tenía en junio. La inversión es, por lo tanto, de más de 6 millones de euros.

© Proporcionado por Bolsamanía

Asimismo, el valor también es uno de los principales en el fondo Bestinver Bolsa, un clásico de la industria que lidera el ranking de rentabilidad anualizada a 15 y 20 años con un 11%, tras lograr en 2016 un 8,7%. En este caso, la exposición a Telefónica equivale al 3,9% de las inversiones del vehículo de la gestora de Acciona. Es decir, más de 11 millones de euros invertidos bajo la gestión de Ricardo Cañete y la dirección de Beltrán de la Lastra.

Las compras se producen con el PER -veces que se recoge el beneficio por acción en el precio- más bajo de los últimos años. A partir de las estimaciones sobre la cuenta de resultados, el consenso de FactSet calcula un PER de 14,9 veces a 31 de diciembre, y de 12,3 veces para el próximo cierre anual. Un dato que tiende a reducirse frente al de 18,4 veces de 2015. Por su parte, el título cotiza con un precio de 2,7 veces el valor en libros, cerca del nivel inferior de la horquilla en la que se ha movido durante los últimos cinco años, entre 1,7 y 4,5 veces.

PESO DILUIDO EN EL TAMAÑO DE LA OPERADORA

Las cantidades son muy reducidas si se comparan con el gigantesco tamaño de Telefónica, de cerca de 45.000 millones de euros en capitalización bursátil -y llegó a superar los 100.000 millones antes de la crisis-. La inversión de estos fondos apenas representa el 0,04% del capital, en el que destacan BBVA, con casi un 7%; BlackRock, con un 6,7%, según una comunicación al regulador estadounidense (SEC) -el resto de datos son de la CNMV-; y CaixaBank, con un 5%; y Societe Generale, con un 3%.

No obstante, son los fondos más destacados en el último año y su actitud 'contrarian', al comprar acciones castigadas por el mercado, les convierte en un indicador habitual de la evolución de los valores. Al menos cuando aciertan. Aunque en este caso no están solos al tratar de aprovechar su “annus horribilis”. Así describe al pasado ejercicio Víctor Peiro, director de análisis de GVC Gaesco Beka, firma en la que otorgan un precio objetivo de 12,5 euros, lo que supone un potencial del 40% respecto a su cotización actual, en el entorno de los 8,9 euros.

El consenso del mercado apunta en la misma dirección, aunque más cauto en su consejo. Los analistas recogidos por FactSet le dan a Telefónica un precio objetivo de 10,28 euros. Es decir, un 16% por encima del nivel actual. Asimismo, el 50% recomienda “comprar”, con nombres propios en este sentido como Ahorro, Sabadell, Alpha Value, JB Capital Markets, La Caixa o Morningstar. En este último caso, la firma estadounidense de análisis tiene a la 'teleco' española en una lista de valores “con ventaja competitiva” en su sector e infravalorados por fundamentales. Sólo Telefónica, Grifols y Red Eléctrica entraron entre las 45 cotizadas europeas que seleccionó Morningstar en su última actualización.

LA DEUDA APRIETA

Las compras de los fondos y las recomendaciones de los analistas se centran en el potencial que tiene Telefónica tras un 2016 lleno de vicisitudes, en el que cambió de presidente, al sustituir José María Álvarez-Pallete a César Alierta. El año empezó con el acuerdo de venta de la filial británica O2 a Hutchison por 12.500 millones de libras -con el cambio actual, son 14.500 millones de euros-. Después fracasó en su intento de colocar una parte del accionariado de su filial de infraestructuras de telecomunicaciones Telxius, ya que después de anunciar la oferta pública de venta (OPV) dio un paso atrás por considerar que el mercado infravaloró este activo.

La incapacidad de hacer caja llevó a Telefónica a tocar lo que tanto Alierta como Álvarez-Pallete destacaron antes como “intocable”: el dividendo. En la presentación de resultados del tercer trimestre de 2016 anunció el 'tijeretazo', según el cuál el dividendo anual pasó de 0,75 euros por acción con cargo a los resultados del año pasado hasta los 0,55 euros. Para este año anticipó una retribución de 40 céntimos.

La decisión se achacó a “fortalecer” el balance, después de que el beneficio descendiera un 22% interanual entre enero y septiembre y, sobre todo, por la presión que tiene con su nivel de endeudamiento, que en septiembre se situó en los 49.984 millones de euros. Una cifra que supone 3,05 veces el resultado operativo antes de amortizaciones y depreciaciones (oibda) de la empresa.

El mercado tiene el foco en estas variables. Pero algunos de los mejores fondos 'value' de la industria española no han querido esperar al veredicto. No obstante, una mala noticia en la presentación de cuentas de la operadora podría hacerles empezar el año con un golpe a su rentabilidad. Telefónica 'se confiesa' el próximo 23 de febrero, día en el que el consenso de analistas de FactSet prevé que presente un beneficio de 3.110 millones de euros, un 13% más que en 2015.

Por su parte, la proyección de los expertos es que las ventas se incrementen un 9%, hasta los 51.656 millones de euros. Mientras que sobre la cifra clave del apalancamiento esperan que haya aumentado levemente hasta los 50.021 millones de euros. Una variable que podría explicar la presencia de los bajistas, que controlan el 2,85% del capital, según los registros de la CNMV. No obstante, el agregado de posiciones cortas se ha reducido desde el máximo histórico del 3,77% alcanzado a principios de diciembre.

El repliegue se produce a la vez que el rebote de Telefónica de diciembre que se ha prolongado, aunque con menos intensidad, en 2017. Hasta ahora, en el año las acciones se revalorizan algo más del 1% -a pesar de caer este lunes un 1,49%, y un 0,26% este martes-, a falta de menos de tres semanas para el examen.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon