Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

The New York Times ensombrece con un duro artículo la inauguración del Canal de Panamá

Bolsamanía Bolsamanía 23/06/2016 Bolsamanía

El diario The New York Times ha aprovechado para 'atizar' a España a cuenta del Canal de Panamá. El medio ha publicado un durísimo artículo en el que critica no sólo el retraso de las obras acometidas por el consorcio Unidos por el Canal, en el que participa la española Sacyr, sino también para poner en duda la seguridad del nuevo juego de esclusas, los dispositivos que suben y bajan a los barcos, que se inauguran oficialmente este domingo. Hay que recordar que este consorcio le arrebató las obras a la estadounidense Bechtel.

© Proporcionado por Bolsamanía

Quizá por ello son muchos los que han visto cierto 'resentimiento' en este artículo, en el que los periodistas que lo firman dan especial relevancia a las opiniones de Bechtel. En concreto, han hablado con Paul Gibbs, el vicepresidente de la compañía, sobre los problemas que se han detectado en el Canal de Panamá. Éste ha dado la voz de alarma sobre el hormigón utilizado, que según dice no es el adecuado para la zona, dada la humedad y las especificaciones de resistencia y durabilidad que se requieren para soportar la presión del agua.

El NYT recuerda en su artículo que el proyecto lo ganó el consorcio Unidos por el Canal, liderado "por una empresa española en graves dificultades financieras", por un total de 3.100 millones de dólares y que el proyecto se va a inaugurar este domingo "con dos años de retraso". Además, asegura que el futuro de la ampliación del Canal está en entredicho dadas las dudas que se han disparado sobre la seguridad, la calidad de la construcción y la viabilidad económica del proyecto. "El nuevo Canal necesita suficiente agua, un hormigón resistente y cerraduras lo suficientemente grandes como para acomodar de forma segura a los barcos más grandes", tres aspectos en los que se ha fallado, según dice el diario.

EL DINERO, LA CLAVE

En el artículo se afirma que la baja oferta ganadora, mil millones de dólares menor que la del competidor más cercano, hizo que la "precariedad" fuese la nota predominante en este complejo proyecto desde el principio. Cita un análisis de Hill International de 2010, y señala que uno de los mayores riesgos es el hormigón utilizado.

En él, siempre según el diario, los analistas señalaban que el presupuesto para hormigón era un 71% inferior, y que los forjados para reforzarlo que se preveía utilizar tenían un 25% menos de acero. Además, NYT recuerda que en agosto de 2015 aparecieron varias grietas en los muros de hormigón de las esclusas y que pese a que hubo quienes defendieron derribar lo construido y volverlo a levantar, al final se 'parchearon' las fugas.

Además, habla del problema que puede haber con los remolcadores. En este caso, dice el diario estadounidense, cree que la 'flotilla' fabricada en un astillero de Vigo no es adecuada para mover por las esclusas los enormes barcos que van a cruzar el Canal. Explica que antes, en las antiguas exclusas, los barcos se remolcaban desde tierra, a cada lado, pero ahora, dado que los nuevos canales son tan anchos, no se puede usar ese método. Para ello se usarán unos remolcadores, uno en proa y otro en popa cuya longitud, según algunas fuentes citadas por NYT, apenas deja margen para evitar un aplastamiento si hay cualquier problema.

El diario concluye asegurando que "es enteramente posible que el Canal funcione como se pretende: que haya agua, que el hormigón dure, que los grandes barcos lo usen y que el pueblo de Panamá celebre este hito histórico. Esa es ciertamente la esperanza, incluso entre aquellos que, de forma pública o privada han expresado sus preocupaciones acerca del futuro del Canal".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon