Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Theresa May acepta que el Parlamento británico deba aprobar sus planes de "Brexit duro"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/10/2016 Noemí Jansana

Las primera ministra británica, Theresa May, ha marcado un alto en el camino del “Brexit duro” que piensa acometer y ha aceptado someter sus planes a una votación en el Parlamento de Reino Unido. La noticia ha recorrido los mercados durante la sesión asiática y ha ofrecido un respiro a la libra.

Informa Bloomberg que la concesión de la primera ministra no “parará la salida del país de la UE, pero sí brinda la opción a los parlamentarios de rehacer la hoja de ruta y asegurar que el país mantiene cercanos lazos con ‘los Veintiocho”. Esta medida, explica el medio, presionará a May, que cuenta con una ajustada mayoría en la Cámara de los Comunes.

La decisión de May ha calmado a los inversores, que tratan a toda costa de deshacerse de sus libras, animados por los temores de que la premiere se enfrentara a las negociaciones con la UE con espíritu combativo -a la luz de sus declaraciones en la convención del Partido Conservador-. Bloomberg explica que el Parlamento británico someterá a debate una moción del Partido Laborista que reclama un “completo y transparente debate sobre los planes del Gobierno de dejar la Unión Europea”.

© Proporcionado por Bolsamanía

La intención de los laboristas es también que el Parlamento sea capaz de escrutar la hoja de ruta de los conservadores antes de que se inicien las conversaciones formales. Explica la agencia de noticias de que la propuesta también ha encontrado apoyo entre algunos diputados del Partido Conservador.

Además, otras fuentes informan que incluso la misma activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa va a necesitar de una ley especial de la Cámara de los Comunes, con lo que la primera ministra se verá forzada a consensuar internamente su hoja de ruta de un Brexit duro.

Hasta se han leído rumores, explica Rabobank, de que el Gobierno de Reino Unido está considerando un acuerdo a la suiza: ofrecer pagos a la UE a cambio de que el país tenga acceso al mercado común “así, lo que una vez pareció un Brexit duro, podría convertirse en un Brexit suave”, explican desde el banco de inversión.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon