Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Theresa May da un respiro a la libra que deja un rally de un 1,7%

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/10/2016 Noemí Jansana

La inmensa presión vendedora que soporta la libra, que sigue moviéndose a merced de cualquier información relacionada con el "Brexit duro" que quiere acometer la primera ministra británica, ha llevado a la divisa a tratar de rellenar el hueco dejado en los mínimos del "flash-crash" del 7 de octubre. Pero en esta ocasión, el panorama político que acompaña la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) ha ofrecido a la libra la oportunidad de rebotar, después de que se haya conocido que el Parlamento debe votar los planes de Theresa May.

La sesión del martes dejó mínimos intradiarios en los 1,2088 dólares por cada libra y precios por encima de las 0,9140 libras por cada euro, sin embargo informaciones de Bloomberg de que May ha aceptado que sus planes para abandonar la UE deben pasar por la cámara de los comunes han dado alas a la moneda británica. En la sesión asiática ha protagonizado un rally de un 1,7% contra el billete verde, hasta alcanzar precios por encima de los 1,23 dólares y se cambia por debajo de las 0,8990 libras contra la moneda única.

Sin embargo, el rebote no durará, opinan expertos consultados. La libra acabará por visitar los recientes mínimos en los 1,1950, asegura Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management y “aunque no podemos apostar por que lo haga en el corto plazo, sí que parece que la moneda va a sentirse más cómoda en niveles de precio por debajo de los 1,2100 dólares”, que tratando de reconquistar los 1,2500 dólares, explica la analista.

El masivo déficit por cuenta corriente del país, los temores del Brexit -que provocarán rallies o descensos por cualquier rumor o titulares que surjan a su alrededor- y los comentarios pesimistas de varios miembros del Banco de Inglaterra, durante su testimonio ante la Comisión del Tesoro del parlamento británico, son factores que pesan en las decisiones de los inversores, mientras tratan de deshacerse de sus libras. “Este sentimiento no cambiará hasta que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, no afirme que está descontento con el movimiento abrupto de la divisa o bien hasta que May no confirme que está abierta a negociar los términos de la salida de la UE con sus homólogos”, asegura Lien.

La perspectiva técnica de la Libra/Dólar apoya este sentimiento bajista. “La libra seguirá débil a menos que recupere el nivel de los 1,2500 dólares”, asegura Michael Hewson, analista de CMC Markets. El experto coincide con Lien en que la divisa se moverá en precios cercanos a los 1,2000 dólares y alerta que “una rotura de este nivel acabará con la moneda británica en los 1,1950 dólares e, incluso, por debajo”.

Neil Wilson, analista de ETX Capital avisa a los operadores que si “creen que está cambiando el tono de los mercados respecto a la libra están muy equivocados. La moneda sigue siendo presa de los bajistas y el rally de alivio tiene toda la pinta de ser un ‘rebote del gato muerto”. “Bien podría ser una pausa en el camino hasta que la moneda británica reanude sus descensos hacia 1,2000 dólares”, alerta el analista.

¿HAY ESPERANZA DE QUE SE SUAVICE EL BREXIT?

En cualquier caso, los operadores seguirán observando el frente político en busca de señales de que la salida de Reino Unido de la UE será más suave de lo anticipado por Theresa May y obrarán en consecuencia. Además de la noticia de Bloomberg, otras fuentes informan que incluso la misma activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa va a necesitar de una ley especial del parlamento británico, con lo que la primera ministra se verá forzada a consensuar internamente su hoja de ruta de un Brexit duro.

Hasta se han leído rumores, explica Rabobank, de que el Gobierno de Reino Unido está considerando un acuerdo a la suiza: ofrecer pagos a la UE a cambio de que el país tenga acceso al mercado común “así, lo que una vez pareció un 'Brexit duro', podría convertirse en un 'Brexit suave”, explican desde el banco de inversión. Consecuentemente, una libra débil podría ser pronto una pesadilla pasajera, aseguran desde Rabobank.

DEBILIDAD DEL DÓLAR PERO NO CONTRA EL EURO

Por ahora todo son hipótesis. La realidad del mercado también pasa porque en las últimas horas el dólar ha retrocedido ante todos sus rivales, y se está viendo una toma de beneficios en el billete verde, algo que también explica el repentino rebote de la libra.

Sin embargo, el Euro/Dólar no logra recuperarse de la presión bajista ni de sus recientes caídas que lo han llevado a los niveles más bajos en dos meses y deja un nuevo mínimo por debajo de los 1,1030. A la vista del gráfico diario del euro contra el dólar podemos ver cómo el cruce ha respetado, hasta la sesión del 11 de octubre, el soporte que presentaba en los 1,11200, explica el analista técnico de Bolsamanía, José María Rodríguez.

“Soporte horizontal que une los mínimos crecientes de finales de agosto y de septiembre. Se podría decir que el cruce ya no presenta soportes claros hasta la zona de mínimos de este verano, concretamente los mínimos de finales de junio de la sesión de pánico del Brexit en los 1,0910”, alerta el analista.

Este nivel de precios es muy importante y es que si al final lo abandona también estaríamos ante una severa complicación técnica que nos haría pensar en una continuación de las caídas hasta el nivel de los 1,065, indica César Nuez, analista técnico de Bolsamanía. "No volveremos a ver una señal de fortaleza mientras que su cotización se mantenga cotizando por debajo de los 1,1279, máximos del primer nivel de resistencia".

Gráfico del Euro/Dólar

Euro Dólar © Proporcionado por Bolsamanía Euro Dólar © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon