Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tiger Woods, detenido por conducir bajo los efectos del alcohol en Florida

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 30/05/2017 Bolsamanía

El golfista Tiger Woods fue detenido en el sur de Florida (Estados Unidos) este lunes por la mañana acusado de conducir supuestamente bajo la influencia del alcohol o las drogas, según indica la prensa local. No obstante, él lo ha desmentido, asegurando que lo que le ocurrió fue una "inesperada reacción" por mezclar medicamentos.

Woods, ganador de 14 'majors', fue detenido alrededor de las tres de la madrugada hora local -9.00 hora peninsular española- cerca de su casa en el pueblo de Isla Júpiter y puesto en libertad horas después, tal y como informó el canal local WPTV. Los representantes de Woods no respondieron a Reuters cuando se les pidió que confirmaran la noticia.

© Proporcionado por Bolsamanía

Woods, que actualmente está de baja tras su cuarta operación de espalda en abril, dijo la semana pasada que se sentía mejor y que no tenía planes de retirarse del golf competitivo. "En la actualidad, no estoy mirando hacia adelante. Ahora mismo, mi único objetivo es la rehabilitación y hacer lo que los médicos me dicen, me estoy concentrando en metas a corto plazo", escribió Woods, de 41 años, en su página web.

Esta no es la primera vez que Woods copa los titulares lejos del campo de golf. Su vida privada salió a relucir a finales de 2009 por las acusaciones de relaciones con varias mujeres que finalmente llevaron al final de su matrimonio. Esas acusaciones se produjeron tras un extraño accidente automovilístico de madrugada cerca de su casa en Florida, que rápidamente se convirtió en un escándalo sexual.

WOODS LO NIEGA TODO

Horas después de quedar en libertad, y ante el revuelo que se ha formado, aclaró que no había tomado alcohol y que su falta de pericia al volante se debió a una "inesperada reacción" por mezclar medicamentos que le habían prescrito. "Entiendo la severidad de lo que he hecho y asumo toda la responsabilidad de mis actos", dijo el golfista en un comunicado del que se hace eco Europa Press, en el que insistía en que no había bebido.

"Quiero que la gente sepa que no había alcohol de por medio. Lo que pasó fue una inesperada reacción a medicamentos prescritos. No me di cuenta de que la mezcla de medicamentos me había afectado tan fuertemente", explicó. Además, pidió "perdón con el corazón a familiares, amigos y aficionados".

Y continuó en el comunicado: "Yo también espero más de mí mismo. Haré todo lo que está en mi mano para asegurarme de que no vuelve a ocurrir. He cooperado completamente con las autoridades y me gustaría dar las gracias personalmente al Departamento de Policía de Jupiter y a la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach por su profesionalidad".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon