Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Timothy Parker: el creador de crucigramas que copiaba el trabajo de otros

Bolsamanía Bolsamanía 06/03/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Timothy Parker, creador de pasatiempos, podría haber plagiado numerosos crucigramas cambiando apenas algunas palabras, incluso llegando a copiar los recuadros del prestigioso New York Times.

A priori, el mundo de los crucigramas parece de lo más complejo, y ciertamente lo es. Pero hay gente que tiene muy buen tino con ellos y que incluso se dedican profesionalmente a ellos. Para que la gente los haga,tiene que haber personas que desarrollen los mismos y los creen. Uno de ellos es Timothy Parker.

Uno de los ciudadanos americanos más famosos en este mundo se dedica a construir crucigramas, pero se ha topado con la curiosidad de FiveThirtyEight , una revista que empezó a realizar una investigación sobre este pasatiempos hasta que se topó con que numerosos crucigramas tenían mucho más en común que lo que el puro azar puede dejar.

Muchos de los crucigramas eran casi iguales en la empresa Universal, donde trabajaba el susodicho, solo que variaban algunas palabras y las fechas. la investigación la realizó una serie de personas unidas que se hacían llamar "estudiosos de crucigramas", entre los que se encuentran el ingeniero Saul Pwanson o el creador de puzzles Tausig. Pwanson creó una base de datos en la que incluye más de 52.000 crucigramas en Estados Unidos, y marca aquellos que tengan un índice de coincidencia de más del 25 por ciento de las palabras utilizadas.

PLAGIANDO DEL NEW YORK TIMES

El desconcierto se apoderó del grupo de personas cuando los crucigramas que estaban hechos por Parker apenas cambiaban las letras y las palabras, llegando incluso a copiar pasatiempos del New York Times.

Numerosos crucigramas firmados por Parker, que trabajaba para Universal, empresa distribuidora de pasatiempos para cientos de medios, eran meras copias ligeramente alteradas, cambiando apenas un par de palabras y definiciones. El resto eran indénticas. No solo eso, sino que los crucigramas copiados aparecieron bajo alias o incluso nombres de otros creadores.

Parker se intentó explicar a FiveThirtyEight que lo consideraba comparable a "reusar un chiste que funcionó bien en una serie". Pero Will Short, el encargado de los crucigramas del medio neoyorquino, lo considera "falto de ética" y "un caso obvio de plagio".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon