Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tiroteo en California: un sospechoso viajó a Arabia Saudí para casarse y vivía el sueño americano

Bolsamanía Bolsamanía 03/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Uno de los tres sospechosos del tiroteo registrado este miércoles en un centro de atención a discapacitados de la localidad de San Bernardino, en California, que se ha saldado con 14 personas fallecidas y 17 heridas, ha sido identificado como Syed Farook, según ha informado a la cadena CNN un inspector del Departamento de Salud del condado.

Por su parte, Farhan Khan, cuñado del sospechoso, ha dicho en una rueda de prensa organizada por el Consejo de Relaciones Estadounidense-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés) que se encuentra "en shock" y ha indicado que lleva una semana sin hablar con Farook. "No tengo idea de por qué hizo algo así", ha agregado, según informa Europa Press.

Según Los Angeles Times, Farook viajó a Arabia Saudí y volvió con una mujer a la que había conocido por internet. Era padre de un hijo y parecía estar viviendo "el sueño americano", según un inspector.

TRES PERSONAS DISPARARON CON RIFLES SEMIAUTOMÁTICOS

Farook sería uno de las tres personas armadas con rifles semiautomáticos tipo AR-15 que han accedido al edificio, abriendo fuego contra los presentes. Tras cometer la matanza huyeron en un vehículo de color oscuro que fue interceptado por la Policía, provocando una persecución y un posterior cruce de disparos en el que fallecieron dos sospechosos --un hombre y una mujer--.

En este último tiroteo también resultó herido un agente de policía, cuya vida no corre peligro. Un tercer sospechoso --que viajaba en el vehículo-- ha sido detenido por las fuerzas del orden.

Otros trabajadores que conocían a Farook lo han calificado como un musulmán devoto, pero que no discutía sobre religión. "Nunca me pareció un fanático ni una persona sospechosa", ha señalado una ex compañera de trabajo al rotativo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon