Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Todas las miradas puestas en Nueva Canarias y su voto en la investidura de Mariano Rajoy

Bolsamanía Bolsamanía 27/06/2016 Bolsamanía

La resaca del 26J ha dado el pistoletazo de salida a las negociaciones para la investidura de Mariano Rajoy como presidente. El PP baraja los votos a favor de Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria pero no serían suficiente si el resto de formaciones votan en contra. En este escenario, el candidato de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que se presentó al congreso dentro de una lista conjunta con el PSOE, no descarta abstenerse para facilitar el gobierno, convirtiéndose así en la gran esperanza de los populares.

Mariano Rajoy ha asegurado que en un mes logrará formar gobierno a pesar de que logró 137 escaños y son necesarios 176 para superar la investidura en la primera votación o una mayoría simple para hacerlo en la segunda. Los apoyos que baraja el PP: Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, le dejarían a las puertas de la mayoría absoluta, 175 votos a favor.

© Proporcionado por Bolsamanía

Un voto se ha convertido en decisivo, el de Pedro Quevedo, candidato de Nueva Canaria,s que se presentó al Congreso dentro de la lista conjunta de PSOE y Nueva Canarias. Su abstención permitiría sacar adelante la investidura de Rajoy con una mayoría simple de 175 a favor, 174 en contra y la abstención de Quevedo.

Tras ser preguntado por la situación en que su compañero en la papeleta de Canarias pueda ser decisivo al desvincularse del voto del PSOE, Antonio Hernando, portavoz de los socialistas en el Congreso, se preguntaba en voz alta "¿Pero se va a presentar Mariano Rajoy?". "Vamos a ver si ponemos los bueyes antes que el carro y no detrás", explicaba. El portavoz socialista hacía un llamamiento a "cumplir" los pactos que tienen firmados ambas formaciones después de que Quevedo no haya descartado abstenerse para permitir la investidura de Rajoy. Según Hernando, Rajoy debe hablar con "sus afines" de centro derecha (Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria) pero que no cuente con el PSOE porque ni si quiera se va a abstener, según recoge la información del diario ABC.

No obstante, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, cuyo partido concurrió en coalición con el PSOE en las islas en estas elecciones, ha adelantado a Europa Press que "en ningún caso" se plantea apoyar una hipotética investidura de Rajoy, tal y como recoge la agencia de noticias. En el acuerdo suscrito entre ambas formaciones, Nueva Canarias pactó no quedarse en el Grupo Socialista sino pasarse al Mixto, pero se comprometió explícitamente a respaldar la candidatura de Pedro Sánchez, sin especificar cuál sería su posición en cualquier otro escenario. Quevedo desearía unidad de acción con el PSOE y una posible abstención debería estudiarse por ambas partes, que gobiernan junto a Podemos la ciudad de Las Palmas y el Cabildo de Gran Canaria.

Ahora bien, lo que sí ha querido dejar claro el parlamentario canario es que "no sería razonable" que España tuviera que asistir a unas terceras elecciones por falta de acuerdo entre las distintas fuerzas parlamentarias. Ésta es la misma reflexión que ha hecho la diputada de CC (Coalición Canaria), Ana Oramas. Si bien no ha querido adelantar cuál es la posición de partida de su formación en caso de que el Rey encargarse a Rajoy formar gobierno, sí ha subrayado que "no descarta nada", aunque su partido gobierne Canarias con un pacto con el PSOE.

Según ha explicado, los nacionalistas canarios se sentarán a hablar con el candidato que designe el Jefe del Estado, como han hecho en los últimos 30 años, y tratarán de llegar a acuerdos para facilitar una legislatura estable, algo para lo que, según ha remarcado, se requiere "mucho diálogo".

LAS CUENTAS DE RAJOY PARA LA INVESTIDURA

Para superar la sesión de investidura Rajoy tendrá dos opciones. En la primera votación necesitaría mayoría absoluta para ser nombrado Presidente del Gobierno, es decir, 176 o más votos a favor. De no lograr los apoyos suficientes, Rajoy tendría una segunda opción en la que sólo necesitaría mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra.

Aún es rápido para conocer las posiciones que tendrán todas las formaciones en el debate de investidura pero a priori, las cuentas que se barajan en el PP son: tener el apoyo de Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, lo que supone 175 votos a favor y 175 en contra. Como explicábamos antes el voto de Quevedo sería decisivo: de ser a favor de Rajoy sería suficiente con una votación, si fuese una abstención harían falta dos votaciones y Rajoy lograría la presidencia con 175 votos a favor y 174 en contra.

También puedes hacer tus simulaciones de pactos en el 'pactómetro' desarrollado por Bolsamania.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon