Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Toshiba se desangra después de las rebajas en su calificación de S&P y Moody's

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/12/2016 Bolsamanía

Las acciones del conglomerado japonés Toshiba han cerrado la sesión de este jueves en la Bolsa de Tokio con una caída de casi un 17% -que durante algunos momentos llegó a ser incluso del 26%-, que se suma al brutal desplome de un 20% del miércoles. Con estas pérdidas, los títulos de la compañía acumulan cinco días a la baja y el precio por acción se ha hundido hasta los 257 yenes, desde los poco más de 443 yenes con el que cerraron el 26 de diciembre. De hecho, en lo que va de semana las acciones de la multinacional nipona han perdido más de un 45% de su valor.

El golpe de gracia a Toshiba se lo han dado las agencias de calificación, que han degradado la calificación de la compañía. Concretamente, S&P ha dejado la empresa bajo vigilancia, en territorio negativo, y Moody's, la ha relegado a la categoría de ‘basura'; además, no descartan nuevas rebajas de 'rating'. La reacción de los inversores no se ha hecho esperar y han seguido con la desbandada en sus acciones, que han corregido gran parte del rally de un 87% que habían protagonizado en 2016.

Sin embargo, el desplome del miércoles, cuando perdió 2.966 millones de euros de capitalización en una sola sesión, obedece al anuncio de la empresa del deterioro del valor de su negocio nuclear en EEUU. El grupo japonés informó que el valor de los activos adquiridos en diciembre de 2015 por su filial estadounidense Westinghouse se han deteriorado en "miles de millones de dólares", lo que podría impactar negativamente sus resultados financieros.

"Las preocupaciones de los inversores son máximas, dado que hay especulaciones en torno a que este deterioro ronda los varios cientos de miles de millones de yenes y ninguna idea de cuáles son las pérdidas reales", señalan analistas de Tokai Tokyo Securities en declaraciones a Bloomberg.

DETERIORO DEL NEGOCIO EN EEUU

Toshiba comunicó que el coste para completar los proyectos vigentes en EEUU de la constructora nuclear CB&I & Webster -adquirida por su filial Westinghouse en diciembre de 2015- son superiores a lo inicialmente estimado, lo que podría deteriorar su valor en "varios miles de millones de dólares".

Toshiba indicó que el deterioro del fondo de comercio está "bajo estudio" y que no puede precisar el impacto, aunque sus estimaciones actuales se sitúan "varios miles de millones de dólares".

Como consecuencia del deterioro, Toshiba revisará sus previsiones financieras para el cierre del año fiscal y publicará "lo antes posible" sus nuevas proyecciones una vez pueda determinar el impacto de la operación en las cuentas de Westinghouse, aunque advierte de que provocará un "impacto negativo" en sus cuentas anuales.

REBAJA DE RATING

Por su parte, las agencias de calificación crediticia Standard & Poor's y Moody's han rebajado en un escalón sus respectivos ratings para Toshiba, que pasan a situarse en 'B-' y 'Caa1', respectivamente, decidiendo ambas entidades mantener en revisión de cara a recortes adicionales la calificación de la compañía.

En el caso de S&P, la calificadora de riesgos ha situado el 'rating' de crédito de la compañía en 'B-' desde 'B' y mantiene la nota de Toshiba en vigilancia negativa "en respuesta al anuncio de que podría asumir un impacto negativo de cientos de miles de millones de yenes" en relación a su negocio nuclear en EEUU.

De este modo, la agencia ve probable que el beneficio neto de Toshiba en el ejercicio 2016 de la compañía quede bastante por debajo de las previsiones de la compañía, lo que provocará "una considerable erosión" del valor de sus acciones y una elevada probabilidad de que el negocio y situación financiera de la empresa se encuentre bajo una tensión adicional.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por su parte, Moody's ha rebajado la nota de solvencia de Toshiba a 'Caa1' desde 'B3', además de colocar el 'rating' de la compañía japonesa en revisión para una potencial rebaja adicional.

"La rebaja de rating de Toshiba refleja principalmente la profunda preocupación de Moody's respecto a la sostenibilidad de la liquidez a corto plazo de Toshiba, así como la sustancial y rápida erosión de su base de capital", declaró Masako Kuwahara, analista senior de Moody's.

ESCÁNDALO CONTABLE

Toshiba parece que no puede superar sus problemas de contabilidad. La empresa con sede en Tokio se había recuperado del la crisis derivada del escándalo en la manipulación de sus libros contables en 2015, que se había llevado por delante a los tres presidentes de la compañía y derivó en pérdidas récord que provocaron que la empresa acometiera serios recortes de personal y vendiera empresas del conglomerado.

Toshiba estaba reduciendo el alcance de sus líneas de negocio y contaba con sus reactores nucleares, que representan cerca de un tercio de los ingresos, para impulsar el crecimiento. La disputa sobre el valor de un negocio de construcción nuclear adquirido por Westinghouse Electric puede resultar en pérdidas de hasta 4.300 millones de dólares, según la emisora ​​'NHK'.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon