Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tres cosas que el mercado espera de la Fed

Bolsamanía Bolsamanía 27/07/2016 Óscar Giménez

El referéndum de Reino Unido sobre el Brexit provocó un desplome en los mercados que volvió a poner el foco en los bancos centrales. Sin embargo, ninguno ha movido ficha desde entonces mientras que las bolsas rebotan y la mayor parte de los activos de riesgo se estabilizan cerca de los niveles previos a ese 23 de junio. Esta semana es turno de la Reserva Federal (Fed), y cualquier detalle del comunicado podrá afectar a las expectativas del mercado.

© Proporcionado por Bolsamanía

Porque eso es lo que habrá, a las 20:00 hora española de este miércoles. Un comunicado en el que, previsiblemente, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés en inglés, compuesto por Yellen y nueve funcionarios con derecho a voto) explicará que mantiene la tasa federal de fondos (tipos de referencia) en el entorno de entre 0,25% y 0,5%. De hecho, lo más probable es que esta nota, compuesta por seis párrafos y unas 1.300 palabras, no diste mucho de la del 15 de junio. Entonces, ¿qué esperan los inversores?

1. OPTIMISMO O PESIMISMO

Aunque siempre todo es mucho más complejo, el primer análisis de las comunicados de la Fed suele ser si es dovish o hawkish. Es decir, pesimista u optimista. Para sacar pistas sobre ello e interpretar el grado de optimismo de los funcionarios de la Fed, clave para apostar o no por una subida inminente de tipos (septiembre, noviembre o diciembre si es este año) hay que estudiar cada palabra dedicada al comentario sobre la economía real.

Es decir, las dos variables que vigila la Fed: empleo e inflación. En el primer caso, parece casi olvidado el decepcionante dato de creación de 11.000 puestos de trabajo (tras revisarse a la baja desde 38.000) de mayo, con la cifra de 287.000 empleos generados en junio. Un cambio radical que podría afectar a la percepción de la autoridad monetaria, aunque la tasa de paro se redujera desde el 4,7% al 4,9%. La otra clave es lo que digan de la inflación, y cómo hagan o no hincapié en que se mueve hacia el objetivo del 2% y en los riesgos que presionan a la baja el aumento de los precios.

2. ¿CÓMO AFECTA EL BREXIT?

Es habitual leer a la Fed comentarios ambiguos sobre “los desarrollos internacionales” que bien pueden ser la desaceleración económica de China, riesgos geopolíticos, o la posibilidad de que los británicos votaran en favor de romper con la Unión Europea, como así fue. La reunión de esta semana es la primera de la Fed tras el referéndum sobre el Brexit, así que cualquier comentario sobre el plano global podría ser interpretado como el coste o el peligro asignado a este evento.

3. ¿SUBIDA DE TIPOS EN 2016?

La Fed subió tipos en diciembre por primera vez en casi una década. 25 puntos básicos que dejan aún a los tipos en un rango muy bajo respecto al promedio histórico, que fue decidido por unanimidad y sobradamente descontado por el mercado. Entonces la perspectiva de los funcionarios del banco central era de cuatro alzas más este año, que dos meses después redujeron a dos. Sin embargo, el consenso del mercado apunta por una única subida y no son pocos los analistas y economistas que apuestan por que no habrá ningún movimiento este año.

Aun así, quedan tres reuniones por celebrarse, en septiembre y diciembre con discurso posterior de la presidenta, Janet Yellen, y con actualización de previsiones económicas. En medio, la de noviembre, con únicamente un comunicado como esta semana. Según el indicador FedWatch de CME, el mercado asigna un 2,4% de probabilidad a que haya una subida en esta reunión, un 25,2% a que ocurra el 21 de septiembre, porcentaje que apenas se eleva hasta el 27,3% en caso de que no haya movimiento con el cierre del verano. Para el 14 de diciembre, el mercado asigna una probabilidad del 41,9% a que los tipos acaben el año en la horquilla entre el 0,5% y el 0,75%, y un 10,2% a que alcance niveles entre el 0,75% y el 1%. La posibilidad de que se sitúen entre el 1% y el 1,2% sólo es del 0,5%, y que se mantengan en los ratios actuales, del 47,4%. El comunicado podría cambiar ligera, u ostensiblemente, estas expectativas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon