Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump negocia con Apple el regreso de la fabricación a Estados Unidos

Bolsamanía Bolsamanía 25/11/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

El próximo presidente de los Estados Unidos continúa con su proceso de diseño del que será su equipo de gobierno. Trump no sólo conversa con candidatos sino que ha comenzado las conversaciones con otros actores importantes de la economía estadounidense.

Donald Trump ha declarado que llevará a cabo "grandes recortes" de impuestos a la compañía Apple si éstos deciden trasladar sus fábricas de China a Estados Unidos. En una entrevista concedida a 'The New York Times', el presidente electo declaró que había hablado por teléfono con el CEO de Apple, Tim Cook, sobre el hipotético traslado. "Sería un gran logro para mí si consigo que Apple construya una gran planta de producción en Estados Unidos, o muchas grandes plantas en Estados Unidos, en lugar de China o Vietnam", agregó, según recoge Europa Press. Dos semanas después de que Trump lograse dar la campanada en las elecciones de EEUU ha comenzado a desvelar algunas de las claves de cómo será su próximo gobierno.

Para incentivar que Apple y otras grandes empresas trasladen sus fábricas a Estados Unidos, Trump llevará a cabo políticas de reducción de impuestos para grandes corporaciones. "Nos dirigimos hacia una reducción de impuestos muy grande para las corporaciones", explicó. Antes de cualquier reacción a estos comentarios por parte de los de Cupertino, la compañía ha informado a FoxConn y Pegatron, compañías que trabajan para Apple en China, sobre esta situación, para que pudieran barajar y estudiar la viabilidad del proyecto, según añaden medios estadounidenses.

No obstante, este traslado podría repercutir directamente en el precio de los dispositivos o en el margen de beneficio de la compañía, puesto que los costes de fabricación en Estados Unidos y la mano de obra es mucho más cara que en el país asiático.

UNA CAMPAÑA REPLETA DE POLÉMICA

La campaña electoral de Trump estuvo cargada de declaraciones polémicas. El entonces aspirante republicano a la Casa Blanca llegó a asegurar que obligaría a Apple a "fabricar sus malditos ordenadores en Estados Unidos". Una amenaza que ha tuvo en aquel momento una gran repercusión, sobre todo porque se trata de la empresa más valiosa del mundo por capitalización bursátil, y cuya producción de aparatos tecnológicos se realiza en Asia.

"Apple debería fabricar sus maltidos ordenadores y sus productos en este país, en vez de en otros países", señaló durante la campaña Donald Trump, próximo presidente de los Estados Unidos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon