Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump no se corta ante Merkel: "La inmigración es un privilegio, no un derecho"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/03/2017 Alberto Sanz

La reunión entre Angela Merkel y Donald Trump era más que esperada. Por ello, una gran nube de periodistas han rodeado a ambos en su encuentro en la Casa Blanca. El presidente de Estados Unidos y la canciller alemana, ya sentados en un sofá individual, posaban ante los fotógrafos. Unos segundos más tarde, uno de los fotógrafos sugiere: "¿Podemos tener un apretón de manos?" y, en ese momento, Merkel le pregunta a Trump: "¿Nos damos la mano?". Un pregunta que el líder norteamericano decide no contestar mientras mantiene la mirada fija hacia los periodistas.

Tras este percance, ambos se han reunido en privado durante, aproximadamente, 40 minutos. Y, de nuevo, Trump y Merkel aparecían ante los medios para ofrecer una rueda de prensa conjunto. El presidente de Estados Unidos tomaba en primer lugar la palabra: "Nuestros dos países deben seguir trabajando juntos para combatir el terrorismo radical islámico y derrotar a ISIS", señala el presidente de EEUU en referencia a su compromiso con la OTAN y la necesidad de que todos los Estados miembros "paguen su parte".

Donald Trump, tras agradecer la presencia de la canciller alemana, ha ofrecido su primera frase comprometida: "La inmigración es un privilegio, no un derecho y la seguridad de nuestros ciudadanos debe ser la prioridad", ha destacado. "Una América más fuerte está entre los intereses, créanme, de todo el mundo". Y al final de su intervención ha reiterado su posición: "Vamos a ser un país muy distinto pero nuestro Ejército va a ser mucho más fuerte".

© Proporcionado por Bolsamanía

Por su parte, Merkel ha querido destacar los lazos históricos que unen a ambos países en el inicio de su discurso. También ha asegurado que es posible el entendimiento pese a las diferencias entre el proteccionismo que ofrece el actual presidente de Estados Unidos y Merkel el libre comercio. La canciller alemana ha evitado cualquier crítica hacia su interlocutor al ser preguntada por sus diferencias sobre la Unión Europea, globalización o inmigración, pero tampoco esconde las divergencias. “Buscaremos el compromiso que sea bueno para los dos lados”, ha asegurado Merkel en el futuro de su relación con el Gobierno norteamericano.

Merkel solicita puentes entre EE UU y la UE para alcanzar un acuerdo en materia de comercio. Por otro lado, la canciller alemana ha señalado que se debe defender las fronteras y destaca la importancia de “mirar” los problemas detrás de la ola de refugiados y tratar de ayudarlos en su país de origen.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon