Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump se confiesa y reconoce que preguntó expresamente a Comey si estaba siendo investigado

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/05/2017 Bolsamanía

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha explicado este jueves que fue él quien pidió expresamente en tres ocasiones al cesado director del FBI, James Comey, que le informase de si estaba siendo investigado por la presunta vinculación de su campaña con las autoridades rusas. Por otro lado, el director en funciones del FBI, Andrew McCabe, ha señalado que Comey tenía un "amplio apoyo" dentro de la agencia de seguridad y ha asegurado que las investigaciones en marcha sobre los lazos de Trump y Rusia sigue su curso.

© Proporcionado por Bolsamanía

En el texto con el que Trump comunicó el martes el fulminante cese de Comey, el presidente aseguró que el responsable del FBI le había informado "en tres ocasiones distintas" de que no estaba siendo investigado, lo que ha generado todo tipo de dudas en estos últimos dos días.

"Yo le pregunté en realidad", ha dicho el presidente, que ha circunscrito estas interacciones a una cena y dos llamadas telefónicas. "Si es posible me gustaría saber: ¿estoy siendo investigado?", ha añadido Trump, al ser preguntado por esta polémica durante una entrevista a NBC News.

El mandatario ha alegado que en ningún momento intentó presionar a Comey por las pesquisas abiertas y ha recalcado que él también quiere saber "si hubo algún problema con las elecciones" y "si Rusia hizo algo". No obstante, ha negado cualquier tipo de "colusión" entre su campaña y Moscú y una supuesta afectación en el resultado de los comicios 8 de noviembre.

DESPIDO

Trump ha negado que, con este despido, quiera enviar un mensaje al futuro director del FBI para que desista en sus indagaciones y ha insistido en que, con Comey al frente, la agencia de seguridad ha vivido una "tormenta". "Tú lo sabes, yo lo sé, todos los saben. Sólo hay que mirar el FBI hace un año (...), no se ha recuperado desde entonces", ha asegurado.

En este sentido, ha asumido la plena responsabilidad del despido de Comey, a quien ha llegado a tachar de "fanfarrón". Aunque en su nota inicial aludió a las recomendaciones planteadas por el Departamento de Justicia, en particular por el vicefiscal general, Rod Rosenstein, ahora apuntado que iba a cesar al director del FBI de todas formas.

Dos días después del cese de Comey, su sustituto provisional ha ocupado su silla para defender las investigaciones abiertas sobre los supuestos lazos del equipo de Trump con Rusia y aclarar que, "hasta el momento", no ha habido presiones. "No puedes impedir que los hombres y mujeres del FBI hagan lo correcto", ha dicho.

En este sentido, ha prometido alertar a la Comisión de Inteligencia de posibles injerencias y ha marcado distancias con Trump, aunque ha rehusado "comentar" los supuestos contactos mantenidos por el director saliente del FBI y el inquilino de la Casa Blanca. El presidente aseguró en un comunicado que Comey le había informado "en tres ocasiones distintas" de que no estaba siendo investigado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon