Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tu Whatsapp y tu correo, ¿crees que los puede ver tu empresa?

Bolsamanía Bolsamanía 16/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El control de la empresa sobre las actividades de los empleados y el uso que hacen éstos de internet y de los diferentes medios de comunicación durante la jornada laboral es un tema muy controvertido. Y esta semana se ha vuelto a desatar la polémica tras una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.En la misma, tal y como recoge El País, se defiende que está totalmente justificado que una empresa lea e inspecciones los correos electrónicos, ya sean privados o profesionales, de cualquier empleado.Una empresa puede revisar los correos electrónicos de sus trabajadoresLa sentencia se refiere a un caso ocurrido en Rumanía en el que la empresa accedió al correo electrónico de un trabajador y se encontró con contenido personal, que leyó e incluso transcribió. El Tribunal Estrasburgo opina que no hay vulneración de la intimidad porque los mensajes de contenido privado fueron enviados durante el horario laboral, a través de herramientas corporativas y, además, estaba prohibido expresamente por la normativa interna de la compañía. Y su despido fue, por tanto, procedente.La sentencia, informa El País, ha salido adelante con seis votos a favor y uno en contra y en ella se explica que el acusado "fue informado de las normas de la empresa en todo momento", por lo que conocía perfectamente el riesgo que asumía al utilizar medios de la empresa para comunicaciones personales.DERECHO A LA INTIMIDAD VS. CONTROL DE LAS COMUNICACIONESVivimos en pleno siglo XXI, donde las fronteras entre vida privada y laboral cada vez parecen estar más difusas. Son muchos los que están todo el día conectados, con la familia y resolviendo problemas laborales al mismo tiempo. Nos informamos a través de las redes sociales, donde colgamos todo tipo de información personal y también profesional... Vivimos hiperconectados.Las fronteras entre la vida personal y profesional cada vez son más difusasY es aquí donde entran en conflicto el derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones y la potestad de las empresas de controlar qué hacen sus trabajadores. La sentencia de Estrasburgo no es la primera al respecto. Según recuerda El País, en España tanto el Tribunal Supremo como Constitucional han avalado en diversas ocasiones que las empresas accedan al correo de sus empleados si estos han sido advertidos de la prohibición de uso personal de esos medios y de su posible supervisión. Así que, mucho cuidado a la hora de utilizar el correo de empresa y un consejo: no escriba lo que quieres que sea leído.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon