Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un grupo extremista leal al Estado Islámico decapita a un turista canadiense

Bolsamanía Bolsamanía 03/05/2016 Bolsamanía

El grupo extremista filipino Abu Sayyaf, que juró lealtad al movimiento terrorista Estado Islámico, publicó un video en el que se muestra el momento en que fue decapitado el turista canadiense John Ridsdel. El grupo había amenazado con matar a uno de los rehenes si las autoridades no pagaban su rescate.

En marzo, Abu Sayyaf estableció un plazo de un mes en otra amenaza y después lanzó una advertencia final de 10 días a mediados de abril. El 25 de abril fue establecido como la última fecha para recibir un pago antes matar el rehén. La muerte de Ridsdel se informó en esta fecha. Como recoge RT, el grupo extremista decidió hacer publico un vídeo en el que el ciudadano canadiense pide a su gobierno que cumpla las demandas de Abu Sayyaf.

Además del canadiense Robert Hall, se encontraban secuentrados su novia filipina, Marites Flor; y el noruego Kjartan Sekkingstad, gestor de un complejo hotelero. La noticia de su muerte fue reportado por primera vez a finales de abril.

Abu Sayyaf significa “padre del herrero” en árabe. De acuerdo con el International Business Times, el líder de Abu Sayyaf Isnilon Hapilon y otros hombres enmascarados prometieron su lealtad a ISIS en el verano de 2014. Ridsdel apareció en un video lanzado en noviembre de 2015 por Abu Sayyaf, la segunda vez que se vio obligado ha aparecer en frente de una cámara después de su secuestro en septiembre.

FILIPINAS ES ESCENARIO DE UN CONFLICTO SEPARATISTA ISLÁMICO

© Proporcionado por Bolsamanía

No es la primera vez que Abu Sayyaf, un pequeño pero brutal grupo conocido por sus secuestros, ataques con bombas, extorsiones y decapitaciones, comete un acto criminal de este calibre. En noviembre del año pasado, el mismo día que el primer ministro de Malasia llegaba a Manila para asistir a una cumbre internacional, los terroristas degollaron a Bernard Then, un rehén malasio de 39 años, después de que su familia no pudiera reunir los 8 millones de dólares que el grupo le pedía para ponerlo a salvo.

Desde hace más de cuatro décadas, el sur de Filipinas es escenario de un conflicto separatista islámico que ha causado entre 100.000 y 150.000 muertos y ha paralizado el desarrollo de un región rica en recursos naturales. Pese a que el gobierno nacional firmó en marzo de 2014 un acuerdo de paz con el principal grupo armado de la región, el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon