Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un operador de Citi empeoró el 'flash-crash' de la libra de octubre al "entrar en pánico"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/12/2016 Noemí Jansana

La investigación que está llevando a cabo el Banco de Inglaterra (BoE) sobre el origen y las causas del flash-crash, que la libra protagonizó el pasado 7 de octubre, apunta a que un operador de la división japonesa de Citigroup empeoró la situación al “entrar en pánico” e inundar el mercado con múltiples órdenes de venta. Financial Times cita fuentes bancarias y oficiales al explicar que la mesa de operadores de Tokio del banco de inversión de EEUU tuvo un papel clave en el desplome de la libra, que se precipitó más de un 9% en un abrir y cerrar de ojos.

Aunque no se cree que el mayor banco del mundo en volumen de operativa en el mercado de las divisas fuera el origen de las caídas en la moneda británica, las pesquisas señalan que uno de los inversores de Citi se lanzó a vender la libra tras un desplome inicial en la moneda. Fuentes conocedoras de la situación han explicado al rotativo británico que el operador “se dejó llevar por el pánico” en un contexto de mercado habitualmente frágil y con escasa liquidez como es la sesión asiática.

Citigroup, por su parte, ha declinado hacer comentarios sobre las últimas informaciones, pero ha emitido un comunicado en el que ha asegurado que “han manejado la situación apropiadamente” y que sus “sistemas y controles funcionaron adecuadamente durante el incidente”. Sin embargo, no ha aclarado si han modificado sus prácticas de inversión a raíz del incidente o si alguno de sus operadores ha sido disciplinado, señala Financial Times.

SEGUNDA ETAPA DEL DECLIVE EN LA LIBRA

© Proporcionado por Bolsamanía

Durante los hechos, el valor de la libra contra el dólar se depreció desde los 1,26 dólares hasta los 1,14 dólares, en cuestión de 40 segundos. Algunas plataformas de ‘trading' llegaron a mostrar un cambio cercano a los 1,12 dólares, para después corregir y dejar las pérdidas alrededor de un 6%. Los investigadores del banco central británico han explicado que no han logrado encontrar una causa clara del origen del desplome, pero ahora se están centrando en los eventos ocurridos en Citigroup que podrían haber exacerbado las caídas.

Sí han sacado en claro, por el momento, que la depreciación se produjo en dos etapas y que la segunda fase de las caídas coincide con un gran volumen de órdenes rápidas de venta que se lanzaron en Tokio por parte de un inversor de Citit que usó una herramienta electrónica llamada “Aggregator”. Este programa envía instrucciones de operaciones a varios centros de operaciones. Fuentes de mercado han contado al diario económico que en ese preciso instante cuando “el infierno se desató en la libra”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon