Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una compañía aérea impide volar a una pasajera por su 'ofensiva' vestimenta

Bolsamanía Bolsamanía 02/06/2016

© Proporcionado por Bolsamanía La compañía aérea JetBlue impidió volar a una pasajerapor su 'ofensiva' vestimenta. La pasajera era una bailarina de vodevil y llevaba unos shorts 'demasiados cortos'. El piloto del avión, que es el que tiene la última palabra, le informó que era 'inapropiado'. La pasajera intentó arreglarlo con un jersey y finalmente se compró unos pantalones en una tienda del aeropuerto.

Una bailarina de vodevil intentaba acceder a su avión rumbo a Seattle cuando le comunicaron que no podía subir a bordo por culpa de sus shorts “demasiado cortos”. Maggie McMuffin, así se llama la mujer en cuestión, ese mismo día había volado de Nueva York a Boston con la misma compañía sin problemas. Iba vestida igual: unos shorts de rayas blancas y negras junto a un jersey. Aunque el atuendo pasó a convertirse en inadecuado cuando esperaba al segundo avión.

Según relató McMuffin a una filial local de ABC News, una azafata fue la que le informó de que su vestimenta “era inapropiada”. La tripulación del vuelo debatió el tema y el piloto, que es quien tiene la autoridad en el avión, llegó a la conclusión de que no podía subir con ese atuendo. La razón dejó boquiabierta a la bailarina. “Me dijeron que los shorts podían ofender a otras familias del vuelo. Así que debía ponerme algo más de ropa o no se me permitiría subir”, explica.

La pasajera tuvo una solución rápida que fue atarse el jersey a la cintura y taparse con alguna manta de la compañía, pero la tripulación le seguía negando el acceso, tal y como informa La Vanguardia. Para no perder su vuelo y llegar tarde a su destino, Maggie McMuffin no tuvo más remedio que comprarse unos pantalones en una tienda del aeropuerto que le permitiera subir al avión.

Tras llegar a su destino seguía sin dar crédito de lo ocurrido y contó su historia a varios medios de comunicación estadounidenses. La polémica fue cogiendo fuerza hasta que JetBlue se vio obligada a tener que actuar. La compañía indemnizó a McMuffin reembolsándole el coste de los pantalones comprados en el aeropuerto y dándole un vale para un próximo vuelo. También lanzaron un comunicado de prensa para aclarar que no se le prohibió subir al avión, simplemente “le pidieron cortésmente si se podía cambiar”. Una medida que consideran “difícil” en la compañía, pero que celebran por la discreción con la que el avión llegó a su destino.

Molly McIsaac, compañera y amiga de McMuffin vio muy insuficiente la disculpa de JetBlue y puso el grito en el cielo en su perfil de Facebook. Allí compartió un post con imágenes de los shorts con la intención de que se convirtiera en viral. Al mismo tiempo denunció que “el sexismo continúa presente en el mundo” y afirmó que “Maggie no merece ser tratada así”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon