Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una empleada de Correos, militante de Podemos, acusada de bloquear votos del PP el 20D

Bolsamanía Bolsamanía 27/05/2016 Bolsamanía

Una funcionaria de Correos, militante de Podemos en un pueblo de Valencia, intentó denunciar la dudosa práctica de un partido a la hora de depositar el voto por correo y ha acabado siendo la investigada del caso.

© Proporcionado por Bolsamanía

Tal y como informa ABC, en las pasadas elecciones de diciembre, en la localidad valenciana de Puzol, varios miembros del PP, entre ellos la portavoz en el Ayuntamiento, Paz Carceller, se dirigieron a Correos para depositar varios votos de personas del municipio que se encontraban impedidas para desplazarse a votar.

En ese momento, la directora de la oficina decidió bloquear tres votos tras considerar que este método no se ajustaba a la legalidad y se encontraba manipulado. Además, avisó a Podemos, partido del cual es militante, y este optó por interponer una denuncia contra las tres personas del PP implicadas en este presunto delito de fraude electoral.

Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia de Massamagrell, decidió el pasado 16 de mayo sobreseer provisionalmente estas acusaciones por no estar acreditadas. Además, la jueza ha optado también por poner la resolución en conocimiento de la Fiscalía para que investigue la posible responsabilidad criminal de la directora de la oficina al apartar y dejar de tramitar los votos por correspondencia emitidos por tres electores a través de sus representantes.

EL AUTO DE LA JUEZ

En el auto consta que Podemos denunció que las tres investigadas acompañaban a la oficina de Correos de Puzol a 20 o más personas de avanzada edad diariamente solicitando el voto por correo para ellas y haciendo de apoderadas para otros tantos, saturando la oficina e introduciendo ellas mismas los votos de su formación desechando los demás.

La juez, por su parte, entiende que estas acusaciones nada tienen que ver con irregularidades manifestadas por el personal de Correos, que se limitó a poner en duda la práctica de las representantes de introducir el voto delegado al PP en el sobre sin salir de la oficina.

Del mismo modo, considera que tampoco está probada la existencia de irregularidad alguna en el mecanismo del voto delegado, ya que todas las representantes fueron apoderadas mediante certificación notarial. La portavoz popular local y una de las investigadas, Paz Carceller asegura que presentará una querella contra la que fuera secretaria general de Podemos en Rafelbunyol -y que dimitió unos meses más tarde- por este caso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon