Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Under Armour (Curry) contra Nike (Lebron): las Finales de la NBA se convierten en una guerra de marcas deportivas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 02/06/2017 Alberto Sanz

Comienza el tercer round. Las Finales de la NBA 2017 arrancan este jueves con los mismos protagonistas de los dos últimos años. Dos ciudades: Cleveland y Oakland. Dos equipos: Cavaliers y Warriors. Liderados por dos jugadores: Lebron James y Stephen Curry. Y ambos son el buque insignia de dos marcas deportivas: Nike y Under Armour.

Unas empresas que tienen grandes semejanzas con los jugadores que les representan. Nike, al igual que Lebron, es un gigante que lleva años dominando su mercado. La empresa estadounidense de indumentaria y calzado deportivo ingresó 32.376 millones de dólares en 2016 (15.000 millones en EEUU). La revista Forbes la considera como la marca deportiva más valiosa del mundo con un valor de marca de 27.000 millones de dólares y un incremento anual de 3,8%.

Centrando el foco en los deportistas, Forbes sitúa a Lebron James en la segunda posición del ránking de atletas de 2016, sólo por detrás del tenista Roger Federer, también patrocinado por Nike. Forbes otorga al jugador de Cleveland Cavaliers un valor de 34 millones de dólares con un incremento interanual del 36%.

La vinculación entre Nike y Lebron comenzó en 2003. El jugador tenía 18 años y, desde entonces, la compañía no le ha dejado marchar. La relación entre ambos ha llegado hasta tal punto que James es la mayor estrella activa de Nike en cualquier deporte. En 2015, la marca y el jugador firmaban un acuerdo vitalicio a cambio de 1.000 millones de dólares que ingresará la estrella de Cleveland Cavaliers.

En frente de este dúo estará en la cancha Stephen Curry con unas Under Armour en los pies. Una combinación que ha irrumpido con fuerza en las tiendas y en los escenarios de la NBA. La marca deportiva, fundada en 1996, tiene 20 años menos de historia que Nike y en poco tiempo ha logrado comerle terreno, especialmente, en Estados Unidos. La compañía facturó 4.800 millones de dólares en 2016, de los que 4.000 millones se obtuvieron en la mayor economía del mundo.

Under Armour es la cuarta compañía deportiva más valiosa del mundo, según Forbes. Su valor de marca es de 7.000 millones de dólares, un 12,9% más que en 2015. No obstante, la estrella de los Golden State Warriors no se encuentra en este listado de la prestigiosa revista. Pero sus dos últimos títulos de mejor jugador de la liga y el nuevo ‘megacontrato' que firmará con su franquicia hacen presagiar que no tardará en irrumpir entre los diez atletas más valiosos.

Curry fue un 'robo' de Under Armour al imperio de Nike. Su relación arrancó en 2013. El jugador daba sus primeros pasos en la NBA con un modesto acuerdo de patrocinio con Nike. Su padre, el exjugador de la NBA, Dell Curry, se reunió con el gigante deportivo y sintió que menospreciaban a su hijo. Nike entonces perdió al prometedor Stephen. Ahora es la imagen y bandera de Under Armour. En 2015 ambos extendieron su contrato hasta 2024 a cambio de una cifra que la compañía no ha querido especificar.

La relación entre Curry y su marca es tal que los analistas de Morgan Stanley han llegado a señalar que Under Armour podría aumentar su valor en nada menos que 14.000 millones de dólares si el jugador continúa a su actual nivel de protagonismo en la NBA.

UNAS FINALES QUE COTIZAN

El encuentro entre ambas franquicias se vivirá con emoción en la Bolsa de Nueva York, ya que las dos marcas deportivas cotizan en el mercado. Nike cotiza a 57,60 dólares por acción y tiene un valor bursátil de 87.120 millones de dólares. En la tarde previa a la final su valor caía un 0,42%.

© Proporcionado por Bolsamanía

Es posible que la bolsa vea como favorito al equipo de Stephen Curry. Under Armour sube en la previa del partido más de un 3%. La marca deportiva cotiza a 19,76 dólares por acción, con una capitalización de 8.200 millones de dólares.

NIKE CUENTA CON OTROS ACTIVOS EN LA FINAL

La compañía también es patrocinador de la nueva estrella de los Golden State Warriors, Kevin Durant. Un jugador que, a diferencia de Curry, si se encuentra entre los atletas más valiosos de Forbes con un valor de 16 millones de dólares. Pero, los activos de Nike no se quedan ahí. El gigante deportivo cuenta con Draymond Green de los Warriors, Kyrie Irving de los Cavaliers y Tristan Thompson también de Cleveland.

Además, Nike se convertirá a partir de la próxima temporada en el nuevo proveedor oficial de la NBA. La compañía ha logrado desbancar en este apartado a su rival histórico, Adidas. Un pacto entre la Liga norteamericana y la marca que se cerró en 1.000 millones de dólares por ocho temporadas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon