Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vídeo | 20 años del 'Rafa, no me jodas': "Lo recordaré todos los días de vida"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/09/2016 David Vicente

El 29 de septiembre de 1996, Rafa Guerrero, hasta entonces un únicamente un linier que arbitraba junto con Mejuto González, se dió a conocer gracias a una acción y a una conversación que pasaron a la historia del fútbol español.

Todo sucedió en una banda de la Romareda, estadio del Real Zaragoza. Los maños recibían al FC Barcelona en un encuentro muy emocionante que acabaría con 3-5 a favor de los culés. Con motivo de aquel partido, Canal + la encargada de emitir por televisión el encuentro, estrenó los micrófonos parabólicos, un sistema cotidiano a día de hoy que permite captar el sonido de forma nítida a distancia pero que en aquel momento fue una revolución en las retransmisiones televisivas.

© Proporcionado por Bolsamanía

Rafa Guerrero intervino en una jugada complicada y avisó a Mejuto González, árbitro principal del encuentro, para darle su opinión sobre lo que había sucedido. Los micrófonos de Canal + captaron toda la secuencia y aunque para la historia ha pasado el ‘Rafa, no me jodas', en verdad aquellas palabras nunca salieron de la boca de Mejuto, realmente dijo “Vaya, ¡joder, Rafa, me cago en mi madre!”, algo que para el linier aún no llega a entender hoy en día. “La jugada tenía tela. Me confundí en el número y expulsamos al que no era pero de la boca de Mejuto no salió eso, se transgiverso todo”, asegura Rafa Guerrero.

El linier, que colabora en diferentes medios hoy en día valorando las actuaciones arbitrales, recordará siempre esa acción “no hay día en que no me acuerde de aquello”. “Cada vez que hay un partido me veo en la banda con los nervios intentado hacerlo todo bien y, a veces haciéndolo todo al revés”, cuenta Rafa recordando aún la acción en la que expulsó a Xavi Aguado hace ahora 20 años.

El jugador del Zaragoza fue “el más castigado por todo aquello sin tener culpa”, según Rafa pero en él encontró su mejor apoyo para superar todo aquello. “Xavi es el mayor descubrimiento en el mundo del fútbol a nivel personal. Nunca pensé que una persona pudiera ser más grande de corazón”, explica el árbitro. Guerrero recuerda que tiempo después de la acción, Aguado fue a visitarlo a León. “Vino a verme y compartimos una copa de vino hablando sobre todo aquello, me enseñó mucho sobre la vida” y concluye asegurando que todo “ha merecido la pena por conocerle a él”.

Con quien no volvió a hablar más es con Mejuto González, “ha sido el silencio más largo de la historia”. Rafa explica que “nunca más volvimos a hablar de aquello. Sí que volvimos a arbitrar juntos pero nunca más hablamos sobre ese día en Zaragoza” concluye diciendo “casi mejor…”. Pero no todo el arbitraje le dió la espalda. “48 horas después de todo aquello tenía una carta redactada y firmada con mi dimisión”, aunque explica que “nunca llegué a enviarla”. Tal y como explica Rafa Guerrero encontró en Díaz Vega y Antonio Jesús López Nieto “el apoyo y la confianza para seguir arbitrando”.

EL ARBITRAJE HOY EN DÍA

Han pasado 20 años desde aquello y el mundo del fútbol y del arbitraje han cambiado mucho. Rafa se retiró en 2008 y ya reconoce que entonces la condición física había mejorado pero “a día de hoy es increíble la preparación física de los colegiados”, asegura.

Los avances técnicos han ayudado a que los árbitros españoles sean “los mejores a nivel mundial”, según Rafa Guerrero, “los colegiados españoles son reclamados para competiciones de todo el mundo para arbitrar”. Aunque Rafa tiene una espina clavada hoy en día “si hubiéramos tenido ‘pinganillo' en 1996 seguro que no estaríamos hablando de todo esto”, asegura.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon