Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vídeo | A un año de la muerte de Aylan, otros 423 niños han perdido su vida en el Mediterráneo

Bolsamanía Bolsamanía 02/09/2016 Bolsamanía

Se cumple un año de una de las fotografía más trascendentales de los últimos años. La fotografía viral del pequeño Aylan tumbado boca abajo en la playa de Bodrum se compartió por todo el planeta en pocos minutos, desde que Nilufer Demir capturó con su cámara este suceso.

© Proporcionado por Bolsamanía

Hollande, Cameron o Merkel se vieron obligados a hablar de ella. La conmoción golpeó las conciencias europeas y los líderes prometieron hacer algo más para que los solicitantes de asilo no tuvieran que jugarse la vida en el Egeo. Hasta hoy.

Aylan Kurdi nació en Kobane, Siria, en 2012 y falleció en Turquía, el 2 de septiembre de 2015, Aylan fue un niño kurdo de tres años que apareció ahogado en una playa de Turquía y las fotos en que aparece su cadáver en la costa turca y en la que se ve a un agente de la policía turca transportándolo han dado la vuelta al mundo y pone de manifestó la gran problemática de la crisis humanitaria siria. Junto al pequeño fallecieron también su hermano de cinco años Galip y su madre, Rehan, además de al menos otros doce sirios que viajaban desde Turquía en dos botes con destino a Grecia. El único miembro de la familia Kurdi que se embarcó y sobrevivió fue el padre, Abdullah.

Después de moverse entre varias ciudades para escapar del Estado Islámico, su familia se estableció en Turquía durante tres años. La familia regresó a Kobane a principios de 2015, pero volvió a Turquía en junio de 2015, cuando el Estado Islámico atacó Kobane nuevamente. Después de dos intentos fallidos de llevar a la familia a la isla griega de Kos, el padre de Kurdi tomó la decisión de trasladarse a Europa de manera ilegal en un bote inflable, pero el viaje terminó en tragedia con el hundimiento de la embarcación.

Aylan Kurdi, su madre y hermano fueron enterrados en Kobane por su padre en una triste ceremonia, el 4 de septiembre de 2015.

SAVE THE CHILDREN SUELTA 423 GLOBOS ROJOS FRENTE AL CONGRESO

La organización Save the Children ha soltado este pasado uno de septiembre frente al Congreso de los Diputados un total de 423 globos rojos para recordar a los 423 niños que se han ahogado en el Mediterráneo, cuando intentaban alcanzar Europa, coinciendo con el aniversario este viernes 2 de agosto, del fallecimiento de muerte de Aylan Kurdi.

Con este acto, la organización reclama a los grupos políticos que se comprometan, de cara a la próxima legislatura, a proteger a los niños refugiados para que puedan llegar a Europa, informa Europa Press.

De este modo, la organización ha dispuesto los 423 globos rojos delante de la fachada del hemiciclo y como símbolo de los supervivientes, Mohammed y Said, dos hermanos sirios que llegaron a Getafe (Madrid) tras cruzar el Mediterráneo han sujetado una pancarta con un el lema 'Yo sobreviví, otros 423 niños no'.

"Los niños refugiados tienen muy pocas vías legales para buscar protección en Europa. Si existieran canales para que los refugiados pudieran llegar de una manera segura, se evitaría que los menores intenten sustraerse al control de las autoridades desapareciendo en los circuitos irregulares", ha asegurado el director general de Save the Children, Andrés Conde.

Por esta razón, la ONG ha exigido al gobierno español "que lidere un cambio de políticas" y ha elaborado una petición con el nombre 'No más muertes de niños tratando de llegar a nuestras fronteras' que ya ha recogido más de 100.000 firmas.

Entre las medidas, pide que se cumplan los compromisos asumidos por España ante la Unión Europea en materia de reubicación de personas refugiadas desde Grecia e Italia de manera "rápida y efectiva"; incrementar el número de plazas para refugiados con el objetivo de asentar al 10% los sirios desplazados a finales de año y priorizar la reunificación familiar como medida para evitar que los niños caigan en manos de redes de tráfico y trata de personas.

Finalmente, Save the Children ha pedido que los procedimientos "deben agilizarse" para que los expedientes se resuelvan con la mayor brevedad, especialmente en casos de emergencia. De la misma manera, solicita que los criterios para la reunificación familiar deberían "flexibilizarse" para hacer prevalecer el interés del menos sobre las consideraciones económicas.

RECUERDO DE LAS VÍCTIMAS MUERTAS EN EL MEDITERRANEO

El Congreso de los Diputados rendirá homenaje en el primer aniversario de su muerte al pequeño Aylan, el niño sirio que falleció ahogado frente a las costas de Turquía y cuya foto tirado en la orilla de la playa dio la vuelta al mundo, informa Europa Press..

La presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor, ha anunciado en rueda de prensa que la fachada del Congreso se iluminará este dos de septiembre en recuerdo del pequeño. Por su parte, la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, promotora de la iniciativa, ha manifestado su agradecimiento a todos los grupos parlamentarios presentes y representados en la Mesa por sumarse a la campaña que ha generado la Red para promover este dos de septiembre de 2016 el recuerdo de Aylan, así como de solemne homenaje a favor de las miles de víctimas que han perdido la vida en el Mediterráneo.

El Ayuntamiento de Málaga se sumará este viernes también a la campaña #Light4Refugees en recuerdo a las víctimas de la crisis humanitaria fallecidas en el Mediterráneo, organizada por la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado.

LA CEAR AFIRMA QUE "AYLAN DESPERTO CONCIENCIAS POR EMPATÍA, PERO NO POR RESPUESTAS ADECUADAS"

La secretaria General de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Estrella Galán, afirma que la fotografía de Aylan Kurdi, el niño de 3 años que pereció ahogado en un naufragio junto a su hermano de cinco cuando intentaba alcanzar la costa griega con su familia huyendo de la guerra en Siria, "despertó conciencias por empatía, pero las respuestas no han sido adecuadas".

Galán incide en que han sido "miles los aylanes" desde entonces sin que se haya ofrecido una solución real al dolor de los millones de refugiados que se ven forzados a abandonar sus casas en busca de un lugar seguro donde vivir.

"La fotografía de Aylan fue un despertar de las conciencias sobre todo por empatía, porque todos nos identificamos con los padres de aquel niño, que llevaba unos pantalones y unos zapatos que podrían pertenecer a cualquier hijo de clase media, que era blanco y que nos acercaba a esa realidad. Con el paso del tiempo han sido muchos los aylanes que han seguido muriendo, las respuestas no han sido las adecuadas y lo que hemos visto es que se han puesto en marcha medidas alejadas de soluciones reales", asegura.

Se refiere a iniciativas, "que lo que han provocado es una culpabilización o estigmatización del perfil de refugiado con el fin de justificar la inacción de Europa". "Se ha utilizado la estrategia de usar a los refugiados como una amenaza e incluso criminalizarles para justificar políticas de rechazo y reaccionarias en las fronteras", añade.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon