Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Valls anuncia que votará a Macron, y no a su compañero socialista Hamon, para frenar a Le Pen

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 29/03/2017 Bolsamanía

El exprimer ministro francés Manuel Valls ha sorprendido este miércoles al anunciar que en las elecciones francesas del próximo 23 de abril no votará a su compañero de partido Benoît Hamon, sino al candidato independiente y exministro de Economía Emmanuel Macron. Lo hará, según ha dicho, ya que las encuestas apuntan a que la lucha por el Elíseo estará entre Macron y la candidata ultraderechista Marine Le Pen, a la que Valls cree que hay que frenar sea como sea.

El socialista Valls ha explicado que las elecciones están abiertas y que su idea es hacer todo lo posible por asegurar que la líder de extrema derecha, segunda por ahora en las encuestas, no llegue a la segunda ronda electoral que se va a celebrar el próximo 7 de mayo entre los candidatos más votados el 23 de abril.

No obstante, el exprimer ministro francés no es el primer socialista que anuncia su apoyo a Macron, el único que parece tener opciones de ganar ante el ascenso que ha protagonizado la candidata Le Pen. Hace menos de una semana el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, anunció su apoyo al candidato centrista, que lidera la opción En Marche!. Aunque no son los únicos a los que ha 'seducido' Macron, que gusta tanto a la izquierda como a la derecha.

Y es que el exbanquero de 39 años ha logrado también el apoyo de dos secretarios de Estado y de Philippe Douste-Blazy, un antiguo dirigente de la derecha y exministro de Exteriores con Jacques Chirac, según apunta El País. A todo eso hay que sumar que en febrero recibió la bendición de François Bayrou, el hombre fuerte del centro en Francia, y que también se han unido al 'macronismo' figuras como el ecologista Daniel Cohn-Bendit, líder estudiantil del mayo del 68, y Alain Madelin, exministro de la derecha y cabeza del liberalismo conservador francés.

© Proporcionado por Bolsamanía

Según ha dicho Valls en una entrevista en la cadena BFM TV, no está dispuesto a "correr ningún riesgo". "Ante la amenaza que representa el populismo, la extrema derecha (...), no se puede asumir ningún riesgo", ha dicho el socialista para justificar su apuesta por Macron y no por el candidato socialista, Benoît Hamon, que le venció en las primarias de su partido en enero. Pero no se ha quedado ahí.

Tras eso, Valls ha insistido en que su apuesta por Macron es una cuestión "de razón", y ha precisado que pese a su voto no se alineará con su exministro de Economía, es decir, no hará campaña con él. Hay que recordar que Valls, que dejó el Gobierno el pasado mes de diciembre para concurrir a las primarias socialistas, ya había dicho que no iba a apoyar a quien le venció en esas primarias, Benoît Hamon, aludiendo a "la crisis de la izquierda" y a "la marginalización de nuestro candidato". Aprovechando la entrevista, ha reprochado al candidato socialista que haya dejado de lado en su campaña a "la izquierda de Gobierno", a "la izquierda reformista" que él representaba.

El exprimer ministro está convencido de que el Frente Nacional de Marine Le Pen "está más fuerte de lo que nos dicen los sondeos", y ha dicho incluso que no es descabellado pensar que la candidata ultraderechista pueda obtener en la primera vuelta de las elecciones un 30% de los votos, algo que le pondría en disposición de ganar la segunda vuelta el 7 de mayo. Además, cree que la posibilidad de que el candidato de la derecha, François Fillon, sea el que logre pasar a la segunda vuelta frente a Marine Le Pen sería la peor opción, porque entonces sería mayor el riesgo de victoria de la presidenta del FN. Si ese escenario llega a producirse, ha dicho Valls, optaría por Fillon: "Frente a la extrema derecha, siempre asumo mis responsabilidades".

IMPUTADA LA MUJER DE FILLON

Por otro lado, y cuando queda menos de un mes para las elecciones, Fillon sigue en el punto de mira. El candidato de la derecha se ha visto salpicado por el caso de los supuestos contratos falsos de su mujer, un asunto por el que acaba de ser imputada. Según recoge Efe, Penelope Fillon ha sido imputada por diversos delitos relacionados con su implicación en el caso de los supuestos empleos falsos que su esposo le habría atribuido en la Asamblea Nacional y en una revista. Se le acusa de complicidad y receptación de malversación de fondos públicos, complicidad y receptación de apropiación indebida y receptación de estafa agravada, informaron los medios franceses.

La mujer del candidato compareció este martes durante varias horas ante los jueces de instrucción que llevan el caso, que le comunicaron, como estaba previsto, su imputación. Penelope Fillon se convierte así en la tercera imputada por este caso tras su marido y el hombre que lo suplió como diputado en la Asamblea Nacional, Marc Joulaud, que la mantuvo en su puesto de asistenta parlamentaria. Además, en paralelo a ese trabajo en el Parlamento, la esposa de Fillon tenía otro contrato a tiempo completo con la revista "La revue des deux mondes", dirigida por un amigo de su marido y por el que se embolsó 5.000 euros mensuales brutos.

La ley francesa impide acumular dos contratos a tiempo completo, por lo que si Penelope Fillon tenía con la Asamblea Nacional un contrato de 20 horas, supondría una ilegalidad. Es por ello que la acusación sospecha que los Fillon pudieron haber falsificado documentos para dar legalidad a ambos trabajos simultáneos. El candidato, mientras tanto, sigue defendiendo su inocencia y acusa al actual presidente, François Hollande, de haber creado un complot contra él para evitar que llegue al Elíseo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon