Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Volkswagen pide perdón en el Congreso de EEUU y explica los cinco pasos para dar remedio a los clientes

Bolsamanía Bolsamanía 09/10/2015
© Proporcionado por Bolsamanía

El presidente de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, ofrece testimonio en el Congreso de Estados Unidos después del fraude de 11 millones de vehículos con motor diésel.

Horn se ha mostrado dispuesto a "aceptar las consecuencias". El ejecutivo da la cara en el Congreso en Washington después del engaño. Reconoce que "es difícil de creer" que los ejecutivos alemanes no supieran nada, y ha desvelado cómo el fabricante alemán ofrecerá remedio a sus clientes.

Horn también ha reconocido nuevamente el engaño que ha llegado desde Alemania, ha pedido disculpas y ha señalado que la marca reparará los coches afectados en vez de sustituirlos, algo que se puede demorar hasta 2017. Los congresistas de la Cámara de Comercio y Energía se han mostrado duros con Horn y con Volkswagen. Incluso el congresista demócrata Frank Pallone de Nueva Jersey ha asegurado que "alguien debería ir a la cárcel", ya que considera que es la única forma de acabar con la cultura de la "negligencia".

El Congreso de EE.UU. exige cárcel para los responsables del engaño - vía El País

Volver a reproducir vídeo

En su testimonio, el CEO para Estados Unidos ha entonado el mea culpa y ha pedido disculpas. Asimismo, Horn ha expuesto que el objetivo de Volkswagen es "dar remedio a los clientes afectados". Para ello, ha enumerado cinco pasos a seguir: 

1. "Estamos llevando a cabo investigaciones a escala mundial sobre la forma en que esto ha sucedido. La partes responsables serán identificadas y responsabilizadas. Les pedimos su comprensión a medida que completamos este trabajo.

2. Es importante que el público sepa que estos vehículos no presentan un riesgo para la seguridad y son seguros y legales para conducir.

3. Los equipos técnicos están trabajando incansablemente para desarrollar soluciones para cada uno de los grupos de vehículos afectados. Estas soluciones serán probadas y validadas, y luego compartidas con las autoridades competentes para su aprobación. Hay tres grupos de vehículos implicados, y cada uno de ellos requiere remedios diferentes.

4. Vamos a examinar nuestros procesos y normas de Volskwagen y adoptaremos medidas para asegurarnos de que algo como esto no vuelva a suceder.

5. Nos comprometemos a una comunicación regular y abierta con nuestros clientes, distribuidores, empleados y el público a medida en que avanzamos. Como primeros pasos, hemos establecido una línea telefónica de servicio y un sitio web para esta comunicación, y hemos enviado una carta a todos los clientes afectados. Volkswagen cierra en bolsa con caídas del 0,48% hasta los 103,50 euros.

FUERA DE LA CARRETERA

No obstante, esto no ha sido suficiente para los congresistas de la Cámara de Comercio y Energía. "Es hora de limpiar el problema o salir de la carretera", ha denunciado el republicano Fred Upton, en lo que ha sonado a una amenaza para la compañía: o arregla pronto el problema, o que deje el negocio. Por su parte, la congresista demócrata Diana DeGette ha acusado a Volkswagen de que "no ha revelado quién ha sido el responsable de este esquema".

Horn ha tenido que responder a todo tipo de preguntas y digerir acusaciones contra la marca. Preguntado sobre si sabía cómo funcionan exactamente los dispositivos utilizados en el engaño, ha respondido: "Personalmente no. Yo no soy ingeniero". No obstante, ha admitido que seguramente los vehículos trucados necesiten de arreglos de software y hardware. Por su parte, Marsha Blackburn, republicano de Tennessee, ha apuntado que lo que ha ocurrido es un problema de integridad. "Nunca pensé que esto pudiera ocurrir en Volkswagen", ha señalado Horn.

Varios congresistas han apuntado a que es difícil de creer que los altos ejecutivos de Volkswagen en Alemania no supieran nada. Michael Horn ha reconocido también que "es difícil de creer".

ARREGLOS... EN 2017

Tras el estallido del escándalo de los motores de los vehículos de Volkswagen y sus inciertas emisiones, Horn ha recordado que se han establecido líneas telefónicas para ofrecer información a los afectados. El presidente del Grupo Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, ha reconocido este jueves que la mayoría de los vehículos trucados para ocultar sus emisiones no serán arreglados hasta el año 2017. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon