Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Volkswagen prepara un plan de acción para los vehículos afectados por el fraude de las emisiones

Bolsamanía Bolsamanía 01/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El escándalo de las emisiones de Volkswagen ha llegado a España. La compañía ha reconocido que hay más de 680.000 vehículos afectados en nuestro país de distintas marcas y en los próximos días comenzará a avanzar en las acciones que pondrá en marcha. En directo | El engaño de Volkswagen y el escándalo de las emisiones de gasesDesde la firma alemana de automóviles han explicado a Bolsamanía que la primera medida será habilitar un número de teléfono para atender a los consumidores afectados, que comenzará a funcionara partir del sábado, 3 de octubre. Este teléfono será gratuito.Volkswagen está trabajando en un plan de acción del que se informará a la mayor brevedad posibleAsimismo, han anunciado que "se está trabajando en un plan de acción", del que informarán "a la mayor brevedad posible". No obstante, no han profundizado en qué medidas incluirá este plan ni han precisado si llamarán a revisión a los coches en los que se instaló el software de manipulación.El miércoles, la marca emitió un comunicado en el que cifraba en 683.626 el número exacto de vehículos afectados en España. La mayoría son de las marcas Volkswagen (257.479) y Seat (221.783), pero también Audi (147.095), Skoda (37.082) y Volkswagen Vehículos Comerciales (20.187).Volkswagen instaló un dispositivo en algunos de sus modelos con motor diésel destinado a manipular los resultados de las pruebas de emisiones. Este software se activaba al detectar cuándo el vehículo estaba siendo sometido a un test, modificando el rendimiento del motor respecto a la conducción normal. Como consecuencia, las emisiones reales de gases contaminantes eran hasta un 40% superiores a los resultados de las pruebas en laboratorio.LA INVESTIGACIÓN DURARÁ VARIOS MESESDesde la matriz en Alemania han anunciado que la investigación iniciada para esclarecer lo ocurrido con los motores se prolongará durante varios meses. Según informa Expansión, la cúpula del grupo Volkswagen ha decidido retrasar la junta extraordinaria de accionistas que tenía previsto celebrar el 9 de noviembre, al no poder ofrecer respuestas completas y bien fundamentadas.Para la compañía, lo fundamental en estos momentos es volcar sus esfuerzos en aclarar lo sucedidoPara la compañía, lo fundamental en estos momentos es volcar sus esfuerzos en aclarar lo sucedido, una tarea que "no debe verse afectada por la preparación paralela de una asamblea general extraordinaria". Pese a haber cancelado la reunión, ha prometido informar a sus accionistas "en un futuro cercano".EL ORIGEN DEL ESCÁNDALOEsta investigación interna se suma a la que inició la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el organismo que dio la voz de alarma el pasado 19 de septiembre sobre la desviación entre los datos oficiales y las emisiones reales. El escándalo ha tenido como consecuencia una reestructuración en la cúpula de Volkswagen tras la dimisión de su CEO, Martin Winterkorn, que el pasado viernes fue sustituido por Matthias Müller, hasta entonces responsable de Porsche. Además de la investigación en EEUU, Volkswagen se enfrenta a una investigación por parte de la Fiscalía alemana.El escándalo ha hecho también que tanto Estados Unidos como la Unión Europea se hayan replanteado las pruebas de emisiones que realizan a los vehículos. De esta manera, han anunciado que, además de las pruebas en laboratorio que ya se realizaban, incluirán test en carretera.Aún no está claro quién fue el responsable de la instalación del software fraudulento, aunque el nuevo CEO de la compañía ha culpado de la manipulación a un "pequeño grupo de empleados". Junto con su dimisión, Winterkorn asumió la responsabilidad por estas prácticas, aunque en todo momento ha asegurado que no tenía conocimiento de que se estuvieran instalando este tipo de dispositivos en los motores diésel de las marcas del grupo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon