Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vuelven los inmigrantes a España: primer saldo migratorio positivo de extranjeros en 2015 tras seis años cayendo

Bolsamanía Bolsamanía 30/06/2016 Bolsamanía

La inmigración aumentó un 12,5 por ciento el año pasado, cuando por primera vez desde 2010, llegaron a España más extranjeros de los que se marcharon arrojando un balance positivo de 38.317 nuevos habitantes, un 169% más que en 2014. La salida de españoles, no obstante, siguió su curso: cerca de 99.000 nacionales abandonaron el país en 2015, un 23% más que un año antes.

Así se desprende de las cifras provisionales de población del Instituto Nacional de Estadística, según las cuales a 1 de enero de 2016 España contaba con 46.438.442 habitantes, 11.142 menos que un año antes. En términos relativos, la caída fue del 0,02% frente al 0,13% de caída registrado en 2014 o el 0,46% de 2013, por lo que "se desacelera" la reducción poblacional.

© Proporcionado por Bolsamanía

A pesar de una mayor entrada de inmigrantes que salidas, el saldo migratorio total fue negativo en 8.389 personas, con 343.614 llegadas y 352.003 salidas, debido a que el saldo migratorio de españoles también estuvo en números rojos (46.707 nacionales más se fueron que llegaron). La inmigración aumentó un 12,5% y la emigración descendió un 12,1% respecto al año anterior.

EN 2015 MURIERON MÁS PERSONAS DE LAS QUE NACIERON

En términos generales, la mayor reducción se produjo en el grupo de 20 a 39 años, con 389.662 jóvenes menos, y entre los menores de 10 años, con 63.286 niños menos que un año antes. También cayó en los mayores entre 65 y 69 años, con 9.129 personas menos. Aunque en general la población se redujo, la de españoles aumentó en 24.313 personas por el proceso de nacionalidad española al que se acogieron 114.207 foráneos. Los extranjeros, por su parte, menguaron un 0,8 por ciento y contaban a 1 de enero de 2016 con 4.418.898 personas, 35.456 menos que un año antes. El INE atribuye a esta caída que en 2015 murieron 2.753 personas más de las que nacieron.

Con todo, se produjo un aumento del 12,5 por ciento en la inmigración, mientras las emigraciones cayeron un 12,1 por ciento. Este saldo migratorio fue positivo en Madrid, Canarias, Baleares, Galicia y Ceuta y negativo en el resto del país. No obstante, son Baleares, Madrid, Canarias, Murcia, Navarra y Cataluña las únicas autonomías que vieron crecer su población en 2015.

CASI 100.000 RESIDENTES EN ESPAÑA MARCHARON AL EXTRANJERO EN 2015

En cuanto a los españoles, el flujo también aumentó. El año pasado se marcharon 98.934, un 23% más que en 2014 y récord desde que empezó la crisis, de los que 64.136 habían nacido en España. Mientras, regresaron al país 52.227 nacionales, un 27,5% más que en el año anterior, de los que en torno a la mitad habían nacido en otros países. Al final quedó un saldo negativo de 46.707 personas, el más elevado desde al menos 2010.

El INE detalla que de estos españoles llegados o retornados al país, un 51,3% eran hombres y en su mayoría, procedían de Venezuela (7.591), Francia (4.760) y Reino Unido (3.522). Por contra, los principales receptores de emigración española fueron Reino Unido, Francia, Alemania, Estados Unidos y Ecuador.

RUMANOS, MARROQUÍS E ITALIANOS, LOS QUE MÁS LLEGARON

Entre las 20 nacionales con mayor flujo migratorio, Italia (9.131) y Venezuela (7.992) presentaron los mayores saldos positivos, con más inmigrantes que emigrantes, y Ucrania el mayor incremento porcentual, con una subida del 35,5%. Las principales nacionalidades de los inmigrantes el año pasado fueron no obstante la rumana (28.889 recién llegados, aunque 16.043 personas más se marcharon), la marroquí (23.960) y la italiana (18.574).

De los 253.069 extranjeros que se marcharon, principalmente población masculina entre 20 y 49 años de edad, los grupos más amplios eran de rumanos (44.943) y de marroquíes (26.072), las dos nacionalidades más numerosas en el país. En los 15 países de nacionalidad de los inmigrantes y a excepción de Pakistán, que registró una subida del 0,5%, bajaron las llegadas desde España, con mayor intensidad en Ecuador (-0,62%), Bolivia (-58,2%) y Paraguay (-56,3%).

En 2015, obtuvieron la nacionalidad española un total de 114.207 extranjeros residentes en España, un 44,5% menos que en 2014. El 70,1% obtuvo la nacionalidad cumpliendo requisitos de residencia y el grupo más numeroso tenía entre 35 y 39 años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon