Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Wall Street cierra la semana en positivo pendiente de la Fed

Bolsamanía Bolsamanía 19/11/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Semana positiva para Wall Street, sus tres índices han cerrado el acumulado semanal con ganancias. Sin embargo, este viernes el parqué estadounidense ha caído ligermanente (Dow Jones: -0,19%; SP 500: -0,24%; Nasdaq: -0,23%). Hay que destacar que el Nadaq Composite ha marcado su máximo histórico intradía en los 5.346,80 puntos.

"Parece que el mercado se está consolidando un poco", señala a la CNBC Ernie Cecilia, CIO de Bryn Mawr Trust. "Cuando se mira el S&P, si se remonta al 4 de noviembre, se cerró en 2.085. Ahora estamos alrededor de 2.180", añade. "Los signos de agotamiento a corto plazo han surgido en los índices macroeconómicos que representan acciones, bonos, materias primas y monedas", apunta Katie Stockton, estratega técnico del banco de inversión BTIG, a la televisión estadounidense CNBC. "Esto nos dice que esperamos una pausa en sus fuertes subidas/bajadas en las próximas semanas a medida que las condiciones de sobrecompra y sobreventa sean absorbidas".

El Dow Jones ha caído con Merck como el valor que ha registrado las mayores pérdidas. Por su parte, a pesa de la caída del 023% en el Nasdaq, esta sesión se ha convertido en el protagonista por su máximo histórico intradía. Por último, el S&P ha caído un 0,24% arrastrado por el sector sanitario. Sin embargo, ha sido Gap, que presentó resultados trimestrales el jueves, al cierre del mercado, el farolillo rojo.

UNA SUBIDA DE TIPOS “RELATIVAMENTE PRONTO”

El foco del mercado este viernes se encuentra en la Reserva Federal (Fed), ante la cercanía de la reunión de los días 13 y 14 de diciembre y las expectativas cada vez mayores del mercado sobre una nueva subida de tipos, que desde hace un año están en la horquilla de entre el 0,25% y el 0,5%.

Además, este viernes Esther L. George y William Dudley, presidentes de la Reservas Federal de Kansas City y de Nueva York, respectivamente, y miembros con derecho a voto del Comité (FOMC, por sus siglas en inglés), han comparecido durante la jornada. Esther George ha señalado que la economía de los Estados Unidos se beneficiaría si la Reserva Federal aumentase las tipos más pronto que tarde. Anteriormente, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, ha apuntado que se está pensado apoyar un alza de tipos el próximo mes y ha comentado que el próximo reto es el futuro de la Fed en 2017.

Este jueves, Janet Yellen, presidenta de la Fed, compareció ante el Congreso, en el que advirtió de riesgos si no se suben los tipos "pronto". En este sentido, endureció su discurso y reconoció que la política actual se encuentra levemente por debajo de la "neutral", definida como la que no es ni expansiva ni contractiva.

"El FOMC debe mirar hacia adelante en el establecimiento de la política monetaria. Retrasar los aumentos de los tipos durante demasiado tiempo, podría acabar obligando a ajustar la política de forma relativamente abrupta para mantener la economía en el marco de los objetivos del Comité", avisa Yellen, que también aseguró que tiene pensado cumplir su mandato, que expira en 2018.

VALORES A DESTACAR

En el terreno macroeconómico, la jornada ha contado con escasas referencias destacadas, entre las que figuran el índice de actividad de la Fed de Kansas o la evolución de las perforaciones para extraer petróleo que realiza la compañía Baker Hughes.

Desde el punto de vista empresarial, ha destacado la recomendación de Citi de sobreponderar American Airlines frente al resto de aerolíneas. El valor ha subido un 0,92% hasta los 46,25 dólares. Por otro lado, la decisión de BMO de reducir su visión sobre Wells Fargo a "infraponderar" después de que el banco se haya desplomado un 15% en la última semana. La entidad ha subido un 0,65% hasta los 52,83 dólares.

En el mercado de divisas, el euro cae 0,32% hasta los 1,0591 dólares, su menor nivel desde comienzos de diciembre de 2015. Esta caída es consecuencia de las presiones inflacionistas que supone la victoria electoral de Donald Trump y la inminente subida de tipos por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed). Mientras los inversores se preparan para un año en el que todo apunta a que aumentará la divergencia entre los bancos centrales, ya que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha reiterado la necesidad de mantener los estímulos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon