Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Weber cierra su campaña con el apoyo de Merkel en Múnich

Berlín (Alemania), 24 may (EFE/EPA).- (Imagen: Lukas Barth) La canciller alemana, Angela Merkel, arropó hoy al líder del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, en el último gran acto de campaña ante los comicios del domingo y centrada en el objetivo de frenar a "la amenaza" de los populismos derechistas. "Todo nacionalismo es un ataque a nuestros valores", afirmó la líder alemana desde Munich, ante la plana mayor de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) y líderes de otros partidos del PPE, incluida su sucesora al frente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer -AKK-. "Nuestro objetivo es hacer que el PPV sea la primera fuerza del Parlamento Europeo y que Manfred Weber sea el próximo presidente de la Comisión Europea", proclamó Merkel, para quien el conjunto de la familia popular "no debe titubear" en la "necesaria defensa de nuestros valores". El de Múnich fue el único mitin en Alemania de Merkel ante los comicios del próximo domingo, ya que la canciller se ha mantenido al margen de la campaña, tras haber pasado el liderazgo de la CDU a AKK; cuyo discurso también estuvo plagado de alertas contra los populismos. "Hay que combatir el regreso del egoismo y de los nacionalismos", enfatizó Weber, quien aludió al avance de estas corrientes en Europa y llamó a sus filas a defenderse como "fuerza del centro", exponente de la "sensatez" y el "voto responsable". Sobre el acto de Múnich pesó la ausencia del canciller austriaco, Sebastian Kurz, inmerso en la crisis precipitada por la ruptura de su coalición con el ultraconservador FPÖ, El hundimiento de la coalición de Viena, por el escándalo de corrupción revelado a través de un vídeo que dejó en evidencia al ya exlíder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, plasmaba casi tanto como las alusiones de los discursos a los peligros de tales alianzas. Kurz canceló su asistencia en el último momento, pero envió un mensaje de apoyo a Weber por video-conferencia, lo mismo que hicieron el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, o el expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, entre otros. A modo de "invitado sorpresa" acudió a Múnich el expresidente polaco y Premio Nobel de la Paz Lech Walesa, quien llamó al votante a "andarse cuidado con los populismos". Alemania, con 64,9 millones de electores -incluidos 3,9 millones de comunitarios residentes en el país-, es el estado de mayor peso demográfico de la UE, al que le corresponderán 96 escaños del total de 705 del Parlamento Europeo (UE). El bloque conservador, integrado por la CDU de Merkel y la CSU de Weber, defenderá su posición de fuerza más votada con un 28 % de los votos -unos siete puntos por debajo de los obtenidos en 2014-, según el sondeo semanal de la televisión pública ZDF. Los Verdes obtendrán un 18,5 % y desbancará así como segunda fuerza al Partido Socialdemócrata (SPD), con un 17,5 % de los votos, mientras que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) quedará en el cuarto
image beaconimage beaconimage beacon