Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Weidmann sorprende: defiende la independencia del BCE en medio de las críticas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/04/2016 Óscar Giménez

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha criticado a los políticos alemanes por tratar de presionar al Banco Central Europeo (BCE) al cuestionar a su presidente, Mario Draghi, y ha defendido la política expansiva y las últimas medidas anunciadas el pasado 10 de marzo.

© Proporcionado por Bolsamanía

"No es inusual que los políticos tengan opiniones sobre la política monetaria, pero ésta es independiente", dice Weidmann en una entrevista con Financial Times. "El BCE tiene que cumplir con su mandato de estabilidad de precios y por lo tanto una política monetaria expansiva es apropiada en este momento, sin tener en cuenta diferentes puntos de vista sobre las medidas específicas", agrega.

El máximo responsable del Bundesbank ha estado a menudo en desacuerdo con Draghi, y lo ha manifestado en múltiples ocasiones. Sin embargo, ahora se han convertido en aliados en un momento en el que aumentan las críticas sobre los tipos de interés, que están en el 0% desde que la autoridad monetaria los recortara desde el 0,05% el 10 de marzo, además de aumentar el volumen del programa de compra de activos desde 60.000 hasta 80.000 millones de euros al mes y reducir en 10 puntos básicos la tasa de interés de facilidad de depósito hasta el -0,4%.

SCHÄUBLE CUESTIONA A DRAGHI

Financial Times explica que estas políticas del BCE han sido impopulares en Alemania, tanto que incluso han recibido críticas de políticos de alto nivel, como es el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que ha dicho que el BCE está expropiando los ahorros del público alemán y alimentando a la vez el auge del populismo.

"El 50% de la responsabilidad" del ascenso del partido populista conservador y eurófobo Alternativa para Alemania (AfD) es de Draghi y el BCE, aseguró Schäuble esta semana.

Mientras que el BCE trata de impulsar la inflación hasta el objetivo del 2% desde el 0,1% actual, Weidmann opina que el debate alemán sobre el banco central de la zona euro está demasiado centrado en los bajos tipos de interés y en su impacto sobre los ahorradores.

"El debate no se centra lo suficiente sobre las consecuencias macroeconómicas generales de la política monetaria. Las personas no son sólo los ahorradores: son también empleados, contribuyentes y deudores, y como tal, se benefician de los bajos niveles de tasas de interés", argumenta en Financial Times.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon