Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Xavier Doménech habla acerca del beso con Pablo Iglesias

Bolsamanía Bolsamanía 05/03/2016 Bolsamanía

Nunca antes el Congreso había asistido a un beso entre dos hombres, ni siquiera cuando se aprobó la ley del matrimonio homosexual. El beso entre Pablo Iglesias y Xavier Doménech provocó gran estupefacción entre los asistentes, entre ellos Luis de Guindos.

Xavier Doménech comenta una de las imágenes más polémica de la sesión de investidura del pasado miércles en una entrevista concedida a El Mundo. "Yo no era consciente del lío que se iba a formar", afirma el político, "sé que la gente cree que en Podemos todo está muy medido y que hay mucho postureo pero para nada... Fue todo muy espontáneo. Cuando Pablo me besó, yo lo vi natural. Es que ni lo pensé".

Sin embargo, en el vídeo parece que el autor del beso es el propio Doménech "¡Eso dice Pablo también! La verdad es que fueron dos segundos, tampoco te puedo decir mucho más. No es que sea usual que nos saludemos así pero tampoco inusual." "Te diré que Pablo cuando besa, besa de verdad".

El profesor universitario se toma con humor el revuelo mediático que ha surgido aunque admite lo potente que es la imagen de dos hombres besándose en el Congreso de los diputados. "Es algo con mucha fuerza, que puede resultar transgresor pero en ese momento transgredíamos sin darnos cuenta, de verdad. Al final, lo que me alegra de todo esto es haber llevado al hemiclo algo que es normal en la calle... o que debería serlo".

ESTÁ CASADO, TIENE UN HIJO Y ANTES ERA PROFESOR UNIVERSITARIO

© Proporcionado por Bolsamanía

Sin embargo, tal y como expone El Mundo, el político tiene pareja y es una mujer. También tienen un hijo de tres años al que Domènech ahora ve menos de lo que quisiera por el tiempo que tiene que pasar en Madrid. "Cuando llamé a mi pareja después del debate, le conté cómo había ido todo y, al final, ella me dijo: '¿Pero no tienes nada más que decirme?'. Un montón de gente la había llamado para contarle lo del beso. Así que me pidió el teléfono de Pablo para mandarle un par de mensajitos...", confiesa de forma jocosa.

El diputado se aloja en un modesto hostal cerca de la Estación de Atocha, hasta hace unos meses era un profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona más y tras las elecciones dice que lo conoce "todo Dios". Y más después del beso, claro. "Me gustaría vivir más la ciudad, ya pasé aquí unos años, pero ahora mismo vivimos con una intensidad que lo hace todo muy difícil".

El momento político actual resta tiempo a Domènech para aficiones como la música o el cine. Es fan de figuras como Marvin Gay, Woody Guthrie, Nirvana, Johnny Cash, Paco Ibáñez, Antónia Font o Jeff Bucley y le gustan películas de ciencia ficción como Matrix, Alien o El imperio contrataca. Sin embargo, hay un vicio al que no puede renunciar: el tabaco. "Sí, es verdad que aprovecho cada vez que puedo para salir a fumar...".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon