Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Y después de la OPEP... Rusia es la gran duda

Bolsamanía Bolsamanía hace 5 días Bolsamanía

Rusia se ha comprometido a recortar la producción de crudo en unos 300.000 barriles al día y los países miembros de la OPEP esperan llegar a un acuerdo con ella y con el resto de productores 'no OPEP' en la reunión de la próxima semana (9 de diciembre). El recorte de la OPEP anunciado este miércoles de 1,2 millones de barriles diarios está, de hecho, condicionado a este acuerdo con los productores que no forman parte del cártel -incluidos Rusia y Venezuela- a los que se les va a solicitar que reduzcan su producción conjunta en unos 600.000 barriles al día.

Entre esos productores "no OPEP" está Rusia, que debería recortar la producción en 300.000 barriles diarios. El ministro ruso de Energía, Alexander Novak, dijo este miércoles que Rusia está lista para reducir "gradualmente" su producción en hasta 300.000 barriles al día en el primer semestre de 2017. Sin embargo, el mercado no tiene tan claro que Rusia acabe cumpliendo.

En declaraciones a CNBC, e experto Chirs Weafer, socio principal de Macro-Advisiory, es claro cuando se le pregunta por el recorte de producción de Rusia: "No, no lo creo en absoluto", apunta, y añade que el Kremling podría fácilmente argumentar "cuestiones técnicas" y no cumplir con su parte.

Weafer explica que la reunión de este miércoles generó titulares "muy fuertes" pero, sin embargo, fue "muy débil en los detalles, en particular el detalle sobre la supuesta contribución de los productores 'no-OPEP' y ese recorte de 600.000 barriles". Este jueves, el petróleo se relaja tras dispararse en la pasada sesión un 9%, pero sigue con las subidas: +1,47% el barril Brent, hasta los 52,66 dólares; y +1,40% el West Texas, hasta los 50,13 dólares.

© Proporcionado por Bolsamanía

El gobierno ruso planeaba aumentar su producción en 2017 aunque es cierto que Vladimir Putin se pronunció en varias ocasiones antes del encuentro y dijo que Rusia acataría lo que la OPEP decidiera y que estaban preparados para congelar su producción. En opinión de Weafer, las autoridades rusas podrían, en lugar de reducir la producción desde sus niveles actuales, reducirla desde los niveles previstos para el próximo año y decirle a la OPEP "esa es nuestra contribución".

La falta de detalles sobre cómo se llevará a cabo el recorte da margen a Rusia para maniobrar. Además, también existen dudas sobre hasta qué punto Moscú es técnicamente capaz de implementar un recorte de producción.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon