Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Yellen alerta sobre las turbulencias financieras pero no cree que la Fed tenga que bajar los tipos

Bolsamanía Bolsamanía 10/02/2016 Bolsamanía

La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, ha reconocido que las turbulencias financieras globales pueden afectar al crecimiento de Estados Unidos. Además, asegura que las futuras decisiones sobre tipos dependerán de la evolución de los datos económicos, y dice que la Fed podría bajar los tipos si fuera necesario, aunque no cree que vaya a pasar.

Cuestionada sobre si la volatilidad en las bolsas ha cambiado su punto de vista sobre el ritmo apropiado de aumento de los tipos, Yellen defiende que los funcionarios de la autoridad monetaria "observan con mucho cuidado" lo que sucede en los mercados, y reconoce que en el mercado han aumentado los temores de una recesión, pero no los comparte ya que alega no ha habido una fuerte caída del crecimiento.

Asimismo, ha reconocido que la Fed podría bajar tipos "si es necesario", aunque también dice que es poco probable en la medida en que no espera que haya riesgo de recesión. "No creo que vaya a ser necesario, pero si lo es, no duden en que lo vamos a hacer", ha concretado.

Además, advierte que el banco central norteamericano va a evitar hacer cualquier tipo de juicio precipitado antes de su próxima reunión, que se celebrará los días 15 y 16 de marzo. Así, ha evitado dar pistas sobre los próximos movimientos de la institución.

Wall Street cotiza este miércoles con alzas. Hacia las 19:20 horas, al terminar la comparecencia de Yellen en el Congreso, el Dow Jones se anota un 0,4%, el S&P 500 se revaloriza un 1,1% y el Nasdaq sube un 1,85%.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿PODRÍAN ESTABLECERSE TIPOS NEGATIVOS?

El Congreso también ha aprovechado para preguntar a Yellen sobre una posibilidad de la que incluso habló su predecesor, Ben Bernanke, quien dijo que como ha hecho Japón los tipos negativos podrían ser la nueva arma de la Fed para combatir posibles riesgos de recesión.

¿Es una medida posible? Yellen asegura que "sigue siendo una pregunta abierta" y por lo tanto, aún sin respuesta en el seno del banco central sobre si sería algo legal. "La Fed aún no ha hecho el trabajo legal necesario para determinarlo", asegura en respuesta a un congresista que mencionó la victoria de los Denver Broncos en la Super Bowl. "Los Broncos son el camino a seguir".

YELLEN DEFIENDE LA DECISIÓN DE SUBIR TIPOS EN DICIEMBRE

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC), compuesto por diez funcionarios con derecho a voto, decidió el 16 de diciembre elevar en 25 puntos básicos la tasa de fondos federales (tipos de referencia) por primera vez en nueve años.

"Este incremento marcó el final de un periodo de siete años durante el cual los tipos estaban cerca de cero (entre cero y 0,25%)", dice Yellen, que justifica la subida ante las previsiones que tenían en ese momento de que la inflación se movería hacia el 2%, y había a la vez una mejora sustancial en el mercado laboral.

CRECIMIENTO INCIERTO

La presidenta de la Fed ha alertado de que las condiciones financieras apoyan en menor medida el crecimiento económico, y que el estrés que sufre la economía de China y otros países puede afectar a Estados Unidos.

"Como sucede siempre, la previsión económica es incierta. Los acontecimientos en el exterior, en particular, suponen un riesgo para el crecimiento económico de Estados Unidos. Sobre todo, aunque los recientes indicadores no sugieren un brusco parón en China, la bajada en el tipo de cambio del yuan ha intensificado la incertidumbre sobre la política de tipo de cambio en China y las previsiones para la economía", ha señalado Yellen en su discurso.

"Esta incertidumbre ha aumentado la volatilidad en los mercados financieros globales, con el telón de fondo de una persistente debilidad y temores exacerbados sobre la previsión para el crecimiento global. Estos miedos sobre el crecimiento, junto a fuertes condiciones de oferta y altos inventarios en las empresas, ha contribuido a la reciente caída del precio del petróleo y otras materias primas", ha añadido la presidenta de la Fed.

"En conjunto, los bajos precios de las materias primas pueden provocar estrés financiero en las economías centradas en su exportación, sobre todo en las economías emergentes vulnerables, y para los productores de materias primas en muchos países. Si alguno de estos riesgos se materializa, la actividad exterior y la demanda para las exportaciones de Estados Unidos puede debilitarse y afectar a las condiciones de los mercados financieros".

LA SITUACIÓN EN ESTADOS UNIDOS: EL CRECIMIENTO CONTINUARÁ

Sobre la situación concreta de Estados Unidos, Yellen ha reconocido que empeoran las condiciones financieras "con caídas en las bolsas, mayores costes de crédito y una mayor apreciación del dólar".

La banquera central ha señalado que "si estos factores son persistentes, pueden afectar a la previsión para la actividad económica y el mercado laboral, aunque la bajada de los tipos de interés a largo plazo y el petróleo pueden ser un alivio".

Yellen, no obstante, ha comentado que "la bajada del desempleo y la subida de los salarios apoyarán el consumo" y que "el crecimiento global puede acelerarse, apoyado por las políticas monetarias acomodaticias" de otros bancos centrales.

En este sentido, la Reserva Federal espera que "con ajustes graduales de la política monetaria, la actividad económica se expandirá a un ritmo moderado en los próximos años y las condiciones del mercado laboral continuarán mejorando".

¿DEMASIADO OPTIMISMO?

El congresista republicano Randy Neugebauer dice que las previsiones de Yellen son demasiado optimistas, y asegura que están en línea con las de los demócratas. Sin embargo, la banquera estadounidense ha reiterado que espera un crecimiento de la economía y un aumento sostenido de los salarios, al tiempo que cree que aunque la tasa de paro ya se ha reducido hasta el 4,9%, hay todavía espacio para mayores descensos del desempleo.

Lo que sí ha reconocido Yellen es que la fortaleza del dólar perjudica a las exportaciones norteamericanas y, así, merma la capacidad de expansión de la economía. Un hecho que se agrava con la diferencia entre las políticas monetarias de la Fed y del Banco Central Europeo (BCE).

DESCARTA QUE LA FED DEBA SEGUIR UNA REGLA

© Proporcionado por Bolsamanía

La presidenta de la Fed, cuestionada por el republicano de Texas Jeb Hensarling, ha descartado que sea positivo que el banco central estadounidense siga una ley escrita con su política monetaria, en vez de tomar decisiones discrecionales en función de la salud de las estadísticas macro.

Hay que tener en cuenta que no se trata de una petición puntual. En concreto, la Ley de Reforma de Supervisión y Modernización de la Fed (FORM, por sus siglas en inglés) propone que las decisiones sobre las tasas de fondos federales (los tipos de referencia en Estados Unidos) dependan de una regla matemática que sea conocida.

Se trata de una propuesta de ley que persigue aumentar la transparencia de la política de la Reserva Federal y reducir su discrecionalidad, a juicio del congresista republicano y presidente del Comité de Servicios Financieros del Congreso, Jeb Hensarling. El político defiende la independencia de la Fed, pero también que tenga que rendir cuentas al público. Yellen ha criticado esta propuesta y advierte que disminuiría la capacidad de la institución para conseguir la estabilidad económica y financiera.

Yellen reconoce incertidumbre

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon