Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Yellen prepara el terreno: "La opción de subir los tipos de interés ha crecido en los últimos meses"

Bolsamanía Bolsamanía 27/08/2016 César Vidal

"A la luz del sólido comportamiento del mercado laboral y de nuestra previsión para la actividad económica y la inflación, creo que la opción para un aumento de los tipos de interés se ha fortalecido en los últimos meses. Por supuesto, nuestras decisiones siempre dependen de que los datos económicos confirmen nuestras previsiones". Son las esperadísimas palabras de la presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen.

Para preparar el terreno para subir los tipos, Yellen ha empleado el mismo argumento que el vicepresidente de la entidad, Stanley Fischer, ya utilizó el pasado domingo. "La economía estadounidense se está acercando a los objetivos estatutarios de la Fed de máximo empleo y estabilidad de los precios", ha subrayado Yellen.

Sus declaraciones se producen durante el Simposio Económico de Jackson Hole, organizado por la Reserva Federal de Kansas City, y suponen una indicación clara de que la Fed subirá los tipos de interés en los próximos meses. En su discurso, publicado en la página web de la Reserva Federal, la banquera central más poderosa del mundo ha añadido que su previsión es un crecimiento económico moderado en EEUU, junto a un mercado laboral que seguirá recuperándose y a una inflación al alza.

La Fed espera "un moderado crecimiento del PIB, más fortaleza del mercado laboral y la inflación creciendo hacia el 2% durante los próximos años. Con esta previsión económica, el FOMC (comité de la Fed que decide sobre política monetaria), sigue anticipando que subidas graduales en los tipos de interés serán apropiadas en el futuro para alcanzar nuestros objetivos de empleo e inflación", ha señalado Yellen.

En declaraciones posteriores a las de Yellen realizadas por Stanley Fischer en CNBC, el vicepresidente de la Fed ha comentado que "el dato de empleo de agosto será una de las claves que tengamos en cuenta, así como otros datos futuros". Fischer ha añadido que "hay evidencias de que la economía es más fuerte. Estamos cerca del pleno empleo y la inflación está subiendo. Los grandes números son mejores que en los últimos tiempos".

Tras estas declaraciones, el mercado de futuros ha ajustado sus previsiones para la próxima subida de tipos en EEUU. Según datos de CME Group, la probabilidad de una subida de tipos en septiembre ha aumentado hasta el 36% desde el 21% del jueves. Y la probabilidad de que haya al menos una subida de tipos hasta diciembre es ahora del 60%, frente al anterior 51%. Por su parte, Wall Street ha cerrado con signo mixto.

PIB DEL SEGUNDO TRIMESTRE EN EEUU

Precisamente este viernes, se ha publicado que la economía de EEUU creció a un ritmo del 1,1% en el segundo trimestre, algo más lento de lo previsto anteriormente. En concreto, la primera estimación del Departamento de Comercio hablaba de un crecimiento del 1,2% del Producto Interior Bruto (PIB) entre los meses de abril y junio, pero finalmente el menor gasto del Gobierno ha propiciado este dato.

En este sentido, Yellen ha comentado que "la economía de EEUU continúa expandiéndose, liderada por el sólido crecimiento del gasto de las familias. Pero la inversión empresarial permanece baja y la menor demanda extranjera y la apreciación del dólar desde mediados de 2014 han limitado las exportaciones. Aunque el crecimiento económico no ha sido rápido, ha sido suficiente para generar una mayor recuperación del mercado laboral. La creación media de empleo ha sido de 190.000 puestos de trabajo durante los últimos tres meses. Aunque la tasa de paro se ha mantenido cercana al 5%, otros indicadores laborales han mejorado. La inflación sigue por debajo del objetivo del 2% del FOMC, lo que refleja en parte los efectos transitorios de anteriores caídas en el precio de la energía y de los precios de las importaciones".

© Proporcionado por Bolsamanía

Por otra parte, Yellen ha reconocido que "nuestra habilidad para predecir la evolución de los tipos de interés en el futuro es bastante limitada, porque la política monetaria necesitará responder a cualquier circunstancia que puede afectar a la economía. Además, el nivel de los tipos de interés consistentes con el mandato dual (fomentar el empleo y controlar la inflación) puede variar en respuesta a las condiciones económicas subyacentes. La economía es golpeada frecuentemente por shocks y éstos raramente evolucionan según lo previsto. Cuando los shocks ocurren y la previsión económica cambia, la política monetaria necesita ajustarse. Lo que sabemos es que necesitamos una serie de herramientas que nos permitan responder a un rango amplio de posibles condiciones".

Además, Yellen ha comentado que "las previsiones muestran ahora que los tipos de interés subirán hasta el 3% a largo plazo. En contraste, entre 1965 y 2000, el nivel medio de los tipos de interés fue del 7%. Por ello, esperamos menor espacio para recortar los tipos de interés del que hemos tenido históricamente. En parte, las bajas expectativas para los tipos de interés reflejan el éxito del FOMC para estabilizar la inflación cerca del 2%, un porcentaje mucho menor que el de los años 70 y 80".

LA VALORACIÓN DE LOS ANALISTAS

Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics, señala que "las palabras de Yellen no son una promesa de una bajada de tipos en septiembre. Con la inflación por debajo del objetivo del 2%, la política de la Fed sigue dependiendo de los datos. Todavía pensamos que una subida de tipos en diciembre es lo más probable".

Por su parte, Craig Erlam, analista senior de OANDA, destaca que "ahora hay un consenso claro y público entre la Fed y Janet Yellen" sobre una futura subida de tipos. Vimos un consenso parecido antes del verano, pero el Brexit truncó cualquier posibilidad de subir los tipos, y también a finales de 2015, cuando se produjo la primera subida en casi una década". Este experto no descarta una subida de tipos en septiembre, aunque considera que una subida en diciembre "tiene más sentido", ya que el mercado había descartado casi completamente septiembre.

Desde Barclays, comentan que "la confianza de Yellen en la economía es consistente con una subida cercana de los tipos de interés. Mantenemos nuestra previsión de una subida de tipos en septiembre, sujeta a otro sólido dato de empleo en el mes de agosto".

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon