Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La sequía destapa una iglesia y ¡hasta un pueblo!

Logotipo de Eltiempo.es Eltiempo.es 05/09/2017 Javier Vegas

© Proporcionado por Eltiempo.es
Los embalses de España se encuentran en la peor situación desde hace años por culpa de la sequía que afecta a algunas regiones. Muchos se encuentran en situaciones críticas, con menos del 50% de su capacidad.Es el caso, por ejemplo, del embalse riojano de Mansilla, a 72 kilómetros de Logroño (La Rioja), y que se encuentra más bajo que nunca, apenas al 14,7% de su capacidad. La sequía ha provocado que salga a la luz un pueblo que había estado desde 1960 oculto bajo sus aguas.Aunque algunos veranos se podía ver la torre de la iglesia, era habitual ver gente bañándose o incluso utilizar barcas. Sin embargo, las escasas nevadas desde este invierno y la falta de lluvia de los meses pasados ha hecho descender el nivel del agua hasta un mínimo histórico, por lo que ahora se puede ver el pueblo entero.Este embalse destinado al riego de la cuenca del Najerilla se encontraba al 35% de su capacidad hace tan solo un año, es decir, 68 hectómetros cúbicos, cuando en la actualidad apenas tiene 10 hectómetros, según datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

El pueblo, actualmente sumergido, llegó a tener 600 habitantes a principios del siglo pasado y era cabeza de la comarca, frente a los 71 empadronados actualmente. Los mayores de 60 años sí conocieron el viejo Mansilla, del que tuvieron que marcharse cuando se construyó la presa.

© Proporcionado por Eltiempo.es

Ahora que el pueblo ha vuelto a ver la luz, los vecinos recorren sus calles con emoción narrando a sus nietos cuáles eran las viviendas donde habitaban, y es que tuvieron que dejar sus casas tal y como estaban.

Otras apariciones en embalses

El embalse de Mansilla no es el único que ha visto relucir pueblos debido a la actual sequía. También ha sacado a la superficie en el embalse de Aguilar del Campoo, en Palencia, la antigua iglesia de Santa Eugenia de Cenera de Zalima.

© Proporcionado por Eltiempo.es

También fue en los años 60 cuando quedó sumergido, pero ahora las mermadas aguas del embalse dejan ver los capiteles de un románico tardío, sumergidos bajo las aguas hace más de cinco décadas. El pantano ha bajado del 15% de su capacidad e incluso se puede ver el puente gótico de Villanueva del río Pisuerga. Ahora ha vuelto para ser fotografiado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Eltiempo.es

image beaconimage beaconimage beacon