Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Más de 80 muertos en 10 países de Europa por el temporal de frío

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 10/01/2017 El País, Agencias
SIGUIENTE
SIGUIENTE

Al menos 43 personas han muerto de hipotermia en las últimas horas en siete países de Europa, donde se arrastra desde la semana pasada una ola de frío polar que todavía se mantendrá algunos días más, según alertan los meteorólogos. Estas víctimas contabilizadas entre este lunes y el martes se suman a los 39 fallecidos durante el fin de semana, con lo que el temporal, con temperaturasde 30 grados bajo cero, se ha cobrado la vida de hasta 83 personas en 10 países.

Las previsiones indican que la masa de aire frío en altura procedente del Ártico que ha avanzado desde Escandinavia y Rusia hacia el Mediterráneo ya ha empezado a debilitarse. Se espera que las temperaturas se suavicen a partir del miércoles, pero seguirán bajo cero. Aunque en muchos de los países afectados son habituales las temperaturas gélidas en invierno, la situación es insólita en los Balcanes, donde los meteorólogos apuntan que los registros son entre 10 y 15 grados más bajos de lo habitual para estas fechas. España se ha salvado de este temporal gracias al anticiclón de las Azores. Solo la zona de Baleares y el Mediterráneo podrían sufrir un descenso acusado de temperaturas a partir de este martes, pero sin alcanzar los valores que se están registrando en el centro del continente.

Varios refugiados caminan bajo la nieve en el campamento de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos. © STRATIS BALASKAS Varios refugiados caminan bajo la nieve en el campamento de refugiados de Moria, en la isla de Lesbos.

En cuanto a las víctimas, según la Cruz Roja 24 personas han muerto en el este de Ucrania por el intenso frío y otras 10 en Bielorrusia. Por su parte, las autoridades de Serbia han informado de una víctima mortal, un hombre de 56 años que falleció por hipotermia en la ciudad meridional de Vranje, mientras que otras cuatro personas, todas indigentes, han perdido en Bulgaria, donde las temperaturas oscilan entre los 14 y los 26 grados bajo cero. En Albania se ha registrado otro fallecido por hipotermia y la nieve, de más de un metro de altura, ha dejado aisladas las zonas rurales del norte del país. 

Una fuerte tormenta de nieve ha paralizado la vida en Estambul con cientos de vuelos cancelados y el Bósforo cerrado al tráfico marítimo. La tormenta ha dejado casi 40 centímetros de nieve en la metrópoli turca durante la noche, lo que ha causado estragos en las carreteras mientras los viajeros buscaban salir de la ciudad para la escapada de fin de semana. Ola de frío en Europa

En la República Checa se han sumado a las tres víctimas iniciales otras tres, todas personas sin techo de Praga, informa el portal digital Idnes. Los servicios de socorro han tenido que atender numerosos casos de hipotermia, en su mayoría personas sin hogar que habían ingerido alcohol, lo que disminuye la sensación de frío y, por tanto, aumenta el riesgo de morir congelado. EnCroaciala ola de frío acompañada de fuertes vientoshacen que la sensación térmica sea de 40 grados bajo ceroy una mujer ha muerto por hipotermia. Estos 44 muertos se suman a los 39 fallecidos durante el fin de semana en Polonia (20), Italia (ocho), Grecia (dos), República Checa (tres), Bulgaria (dos), Albania (dos) y Rusia (dos). 

Aunque no se ha tenido que lamentas más fallecimientos, Italia continúa en alerta y las autoridades han cerrado numerosas escuelas en Apulia (sur) o Los Abruzos (centro) como consecuencia de la nieve, el hielo y las bajas temperaturas. La ola de frío afecta a todo el país y las autoridades trabajan para retirar la nieve que dificulta el acceso a hospitales y a pueblos aislados, o impiden el tráfico en carreteras impracticables. 

En Rumanía las vacaciones escolares se han ampliado por dos días, hasta el miércoles, en amplias zonas del país debido al temporal, que ha motivado que la mayoría de las regiones y la capital, Bucarest, estén en alerta naranja. Según la Administración Nacional de Meteorología rumana, las temperaturas nocturnas llegarán hasta mínimas de 29 grados bajo cero en alguna zona del país balcánico. En Bucarest, las temperaturas oscilarán en los próximos dos días entre los 11 y los 20 grados bajo cero.

En la vecina Bosnia-Herzegovina, lasescuelas en varias zonas han aplazado el inicio del segundo semestre debido a las bajas temperaturas, que en la localidad de Praca, en el este, alcanzaron los 30 grados bajo cero. En Hungría, con temperaturas de hasta 28 grados bajo cero, se produjeron cortes de servicios  básicos como la calefacción en la localidad de Salgótarján  o la electricidad en la de Lajosmizse, pero los problemas  se pudieron solventar al cabo de pocas horas.

En el área de la ciudad turca de Estambul sigue cayendo desde el pasado viernes una fuerte nevada que ha causado la interrupción de parte del servicio de transporte público y ha dejado reducido al mínimo el tráfico de vehículos. La falta de visibilidad ha obligado a interrumpir casi  todo el tráfico de barcos de pasajeros -y la totalidad del de los cargueros- por el estrecho del Bósforo, por el cual transitan unas 400.000 personas al día. La aerolínea de bandera Turkish Airlines ha cancelado por  su parte más de 800 vuelos desde el sábado. 

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC) ha urgido a los ciudadanos a protegerse contra el frío: "Instamos a la gente a permanecer en el interior de sus casas cuando sea posible y a asegurar que estén bien preparados con productos de emergencia como alimentos, agua y linternas. A los conductores, les pedimos que permanezcan en las carreteras principales y tengan a mano un kit de emergencia y el teléfono móvil cargado". 

Lo que más preocupa al IFRC son los refugiados, según alerta en un comunicado su director en Europa, Simon Missiri. "Nuestros voluntarios se encuentran sobre el terreno, desde Turquía al norte de Europa, donde la crudeza del invierno está poniendo en riesgo a personas vulnerables". Son los solicitantes de asilo y los refugiados que viven en campamentos, donde la gente "ya lleva sufriendo condiciones pobres desde hace meses", los que "se encuentran mayor riesgo", así como personas sin techo y ancianos, indica el director regional. Sus equipos de emergencia están dando ropa de invierno, comida caliente, mantas y ayuda de primera necesidad en las áreas más castigadas.

Médicos Sin Fronteras también ha denunciado que miles de inmigrantes indocumentados y refugiados se encuentran atrapados por el frío y la nieve en campamentos mal adaptados al invierno en Grecia y los Balcanes. El ministro de Migración griego, Yannis Muzalas, ha asegurado en el Parlamento que asume su parte de la responsabilidad en las "malas" condiciones en las que se encuentran los campos de las islas del Egeo oriental, aunque ha culpado también las autoridades locales. La Comisión Europea ha subrayado que "la responsabilidad" recae sobre las autoridades helenas pero ha dicho estar dispuesta a proporcionar nuevos fondos de ayuda que permitan costear estas mejoras que necesitan los campos.

MÁS EN MSN

-En imágenes: así se está viviendo la ola de frío en Europa:

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon