Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mayo: un mes de extremos meteorológicos

Logotipo de Eltiempo.es Eltiempo.es 04/05/2017 Jonathan Gómez Cantero

Mayo: un mes de extremos meteorológicos © Proporcionado por Eltiempo.es Mayo: un mes de extremos meteorológicos
La primavera es una estación típicamente cambiante, donde podemos tener días fríos con nevadas como los que hemos visto en las últimas semanas de abril y unos días después temperaturas de hasta 30ºC.Esta estación del año se puede considerar de transición entre el invierno y el verano, y es por ello que en ocasiones se mezclan condiciones meteorológicas muy distintas que nos llevan a los cambios de tiempo tan rápidos y bruscos que sufrimos, y la primavera de 2017 está siendo un buen ejemplo de ello.Mayo es un mes primaveral que, desde luego, tiene días para todos los gustos. Por ejemplo, según la previsión estacionaleste mes de mayo 2017 es posible que comience más cálido de lo normal en muchas zonas del país.A lo largo de los siglos han ido avanzando algunos refranes del tipo “Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo” que demuestran que es un mes en que aún puede hacer frío y llover; pero otros del tipo “como agua de mayo” demuestran que también puede ser un mes en que la lluvia venga bien, sobre todo para los campos de cereal, y que es una lluvia muy esperada por los agricultores, esos profesionales que siempre miran al cielo.

Mayo: desde sequías a desbordamientos

A lo largo de la historia, hemos tenido eventos meteorológicos muy difíciles que han demostrado que también es un mes de extremos de todo tipo. En ocasiones la sequía de mayo sumada a la de meses atrás, hacía que fuera necesario sacar a los santos y las vírgenes en procesión para pedir agua, a lo que se conoce como rogativa pro pluvia.El 1 de mayo de 1522 hubo rogativa en Barcelona pidiendo lluvia; el día 4 de 1561 en Valladolid, el día 7 de 1584 en Tarragona, el día 8 de 1562 de nuevo en Barcelona, el día 8 de 1586 en Balaguer y Tárrega (Lleida) por la sequía tan dura que se estaba sufriendo, y el día 16 de 1521 hubo una gran procesión en Toledo por la sequía que azotaba Castilla.

sequia-campo © Proporcionado por Eltiempo.es sequia-campo

Igual que tenemos falta de lluvia, también se ha dado el fenómeno contrario, lluvias intensas y tormentas que han provocado daños y desbordamientos, y también, cuando era necesario, los santos volvían a salir a la calle para pedir que dejara de llover.  El 2 de mayo de 1603 intensas tormentas provocaron el desbordamiento del río Llobregat, y este mismo día de 1949 varias estaciones de Mallorca superaron a lo largo de tres días más de 300 litros de precipitación, unas cantidades que, de nuevo, casi llegaron a alcanzarse el 3 de mayo de 2010.El 5 de mayo de 1511 una riada del Pisuerga a su paso por Valladolid se llevó varios puentes y el día 11 de 1990 una intensa tormenta dejó dos fallecidos en Granada, mientras el día 15 de 1554 un rayo impactó en la Catedral de Santiago de Compostela causando tres muertos.

Pero no acaban aquí estos sobresaltos; el 15 de mayo de 1681 una fuerte ventisca de nieve en la Cerdaña (Cataluña) llegó a levantar a un joven y su burro, que fallecían en la caída contra el suelo. El 23 de mayo de 1901 una tromba de agua inunda la Puebla de Alcocer (Badajoz), destruyendo viviendas y causando varias víctimas.El 24 de mayo 1853 hubo una fuerte inundación en Girona se consideró como la mayor del siglo con el desbordamiento del delta del Llobregat y del río Besós, mientras el 30 mayo 1532 a las 4 de la tarde un fuerte aguacero en San Millán de la Cogolla (La Rioja) inundó su conocido monasterio, causando daños por 20.000 ducados.Sin duda, la meteorología mostró su lado más amargo en 12 de mayo de 1886 en Madrid, con un tornado que destrozó todo cuanto encontraba a su paso: casas, jardines, palacios, parques… y dejó 47 fallecidos.

tornado-en-madrid © Proporcionado por Eltiempo.es tornado-en-madrid

Temperaturas extremas

Aunque si lo que os gustan son las altas temperaturas altas y bajas, en mayo también las puede haber. El 2 de mayo de 1945 en Soria se alcanzaron los -4ºC y en Burgos-Villlafría los -7,6 ºC. El día 6 de 1991 Villanubla, en Valladolid, alcanzó los -5,4ºC, a diferencia del año 2012, cuando un día 12 Salamanca no bajó ni durante la noche, de 17,8ºC.El día 13 del año 2015 multitud de observatorios de España alcanzan temperaturas máximas históricas como Sevilla y Córdoba con 40ºC; 36,2ºC en Madrid-Retiro; 37,7ºC en Toledo; 41,7ºC en Castuera y 39ºC en Villafranca de los Barros (Extremadura) y hasta 42,6ºC en el aeropuerto de Lanzarote.Mayo ha sido a lo largo de los tiempos un mes que no ha dejado indiferente a ninguna ciudad de España y que tiene condiciones meteorológicas de los más variadas. Por eso, quizá el refrán más cierto de todos los de este mes sea el que dice lo que en mayo se moja, en mayo se seca, pero lo importante es estar siempre pendientes del cielo, porque ¿qué traerá este 2017?

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Eltiempo.es

image beaconimage beaconimage beacon