Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Snownado: así se forman los tornados de nieve

Logotipo de Eltiempo.es Eltiempo.es 08/03/2017 Javier Vegas

Snownado: así se forman los tornados de nieve © Proporcionado por Eltiempo.es Snownado: así se forman los tornados de nieve

¿Alguna vez has oído hablar de los tornados de nieve o snownado? Los conozcas o no, es muy probable que nunca hayas visto uno, y es que se trata de un fenómeno meteorológico muy poco común, que necesita factores concretos para su formación.

Cuando buscamos en Internet sobre el fenómeno del snownado, quizás te sorprenda la poca información gráfica que hay. De hecho, apenas podemos encontrar una decena de videos grabados. Hace poco una mujer publicó en su cuenta de Instagram un tornado de nieve, y no tardó en hacerse viral.

La autora del video sabía que este fenómeno era poco común, y cuando lo vio junto a una carretera de Colorado, no dudo en parar el coche para grabar este espectáculo de la naturaleza. Como era de esperar, el vídeo se ha difundido a gran velocidad entre los amantes de la meteorología.


¿Cómo se forman los tornados de nieve o snownado?

Estos fenómenos son difíciles de ver porque las circunstancias que necesitan para su formación son excepcionales. Para empezar, una masa de aire frío tiene que pasar por una superficie húmeda más caliente, y que esa superficie esté helada o cubierta de nieve.

Se forma por tanto, cuando dos corrientes de viento chocan y comienzan a crear un torbellino que absorbe a los copos de nieve o cristales de nieve que se encuentran en la superficie y los lanza hacia arriba.

Los snownado o tornados de nieve son fenómenos muy poco comunes pero de una gran espectacularidad.

Su formación es bastante similar a la de las trombas marinas, pudiendo llegar a tener cientos de metros de altura. La superficie cálida provoca que la nieve o el hielo se conviertan en vapor, por lo que si en ese momento hay una columna de aire más frío y de menor presión sobre ella, empezará a ascender.

Aunque nos pueden recordar a un tornado común, los snownado no son tan intensos ni peligrosos. Sin embargo, los de gran tamaño pueden llegar a levantar objetos, por lo que es recomendable alejarse de ellos hasta que se deshagan.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Eltiempo.es

image beaconimage beaconimage beacon