Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Urdangarin le pierden el miedo a España y declaran sus ganas de volver

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 18/01/2019 Silvia Taulés
Juan y Pablo Urdangarín en una imagen de archivo. (Cordon Press) © Externa Juan y Pablo Urdangarín en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Al principio fueron pequeños pasos, incluso algo tímidos. Tanto la infanta Cristina como sus cuatro hijos se han ido acercando a la familia real con tiento. Ha costado un año y la cosa se ha relajado. A principios de 2018, los Urdangarin Borbón no aparecían en la foto del 80 cumpleaños del rey Juan Carlos en la que estaba el resto de su familia. Ahora, los nietos Urdangarin pasean felices por España, país en el que parece que vivirían muy a gusto.

Mientras que Juan, el mayor, ha vuelto a esquiar en nuestro país, Pablo, el segundo, ha declarado sus ganas de volver y de que este regreso sea por la puerta grande.

Pablo Urdangarin declara su sueño de jugar en España, en la última respuesta. (Hannover Burgdorf) © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Pablo Urdangarin declara su sueño de jugar en España, en la última respuesta. (Hannover Burgdorf)

Lo dice con claridad Pablo Urdangarin en una pequeña entrevista que le hacen en Hannover Burgdorf, en cuyas filas milita. “¿Qué sueño te gustaría cumplir alguna vez?”, le preguntan. “Ser jugador de la selección española”, responde el sobrino del rey Felipe.

Lo tiene clarísimo, como lo tenía su padre de joven. Los Urdangarin son ambiciosos y no dudan en declarar sus sueños, seguros de que los podrán cumplir en algún momento. Cuando su padre tenía su misma edad, 18 años, declaró lo mismo en una entrevista en una televisión local. “Me llamo Iñaki Urdangarin, tengo 18 años y juego a balonmano desde hace doce. Mis primeras aspiraciones y las más inmediatas quizás sean las de hacerme un sitio en el Fútbol Club Barcelona en el primer equipo. Y mirando ya a puntos más lejanos, quiero hacerme un sitio en el equipo nacional absoluto, cosa que es muy difícil. Pero supongo que con trabajo y esfuerzo se podrá llegar”, dijo el ahora preso más famoso de España.

Juan, Pablo e Irene, con su padre, Iñaki Urdangarin, en Barcelona. (EFE) © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Juan, Pablo e Irene, con su padre, Iñaki Urdangarin, en Barcelona. (EFE)

Su hijo tiene las mismas inquietudes y así lo declara cuando se le pregunta. Se acabó aquel miedo a volver a un país del que había ‘huido’ toda la familia con un gran resquemor por el trato recibido. Uno de los que más sufrió ese trato fue Juan, el mayor, el que más conciencia tenía de todo lo que le estaba sucediendo a su padre cuando estalló el caso Nóos.

Hace unos días, Vanitatis habló con uno de los padres que coincidía con Juan en el Liceo Francés y repetía lo que tantas veces se ha contado. “La situación era insostenible para los niños y para los padres. Las madres que le habían estado haciendo la pelota a la Infanta durante años, de pronto le giraban la cara. A Iñaki le daban desplantes continuamente y lo dejaban solo siempre. Y los niños sufrían los insultos de los compañeros, que repetían en el patio lo que oían en casa. Fue un drama”.

Los exduques de Palma, en Baqueira con tres de sus cuatro hijos. (Reuters) © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Los exduques de Palma, en Baqueira con tres de sus cuatro hijos. (Reuters)

En esta situación, mudarse a Suiza se convirtió en una necesidad y los pequeños dejaron atrás toda su vida. Las clases en el Liceo, la catequesis en la iglesia de Sant Francesc de Sarrià y el cursillo de esquí en Baqueira. Alguna vez tuvieron que dar explicaciones de por qué no subían al Valle de Arán tanto como solían, y “los problemas de mi padre” era la respuesta que daban a sus compañeros de esquí. Aprendieron en una de las mejores estaciones del país y disfrutaron con la nieve. Tanto que Juan, el mayor, ha vuelto.

Parece que se sienten cómodos de nuevo en casa y el primogénito de los Urdangarin de Borbón se ha plantado en Baqueira Beret sin problemas. Según ha publicado 'Jaleos', de 'El Español', el mayor de los hermanos pasó una jornada de esquí con sus primos en la estación leridana durante las vacaciones de Navidad.

La familia real al completo, excepto Iñaki Urdangarin, en el 80 cumpleaños de la reina Sofía. (EFE) © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. La familia real al completo, excepto Iñaki Urdangarin, en el 80 cumpleaños de la reina Sofía. (EFE)

No es la única imagen familiar que hemos visto del joven estas vacaciones. La reina Sofía asistió a un concierto benéfico en el Teatro Real acompañada de su nieto Juan Urdangarin y de su hermana, la princesa Irene de Grecia. Todo un gesto de apertura que se suma a los anteriores. El principal, el que se publicitó en el 80 cumpleaños de doña Sofía, el pasado noviembre. A la celebración en Zarzuela acudieron los tres hijos y todos los nietos de los Reyes eméritos y se hicieron una foto en la que solo faltaba Iñaki Urdangarin.

Después, en Navidades, la unión familiar volvió a quedar clara al filtrarse la noticia de que la infanta Cristina y sus hijos pasaron la Nochebuena en Zarzuela, donde ya no tienen las puertas cerradas. Veremos si cuando el exduque salga de prisión, las cosas se mantienen en el mismo sitio.

Más noticias en MSN

-El duque de Edimburgo sufre un accidente de tráfico sin resultar herido

-El cumpleaños más amargo de Iñaki Urdangarín
(Fuente: Europa Press)

Volver a reproducir vídeo
SIGUIENTE
1
Cancelar
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon