Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rihanna confirma la razón por la que nunca ha querido actuar en la Super Bowl

Logotipo de Vanity Fair Vanity Fair hace 6 días Claudio M. de Prado
Rihanna © Getty Images Rihanna

Es verdad que la mayoría se lo toma como un simple entretenimiento musical en el intermedio del partido de fútbol americano con más audiencia del mundo. Pero la Super Bowl también puede ser un acto político. Y no lo decimos precisamente por la decisión de contratar a Jennifer Lopez y Shakira para el encuentro de 2020, que es toda una declaración de intenciones a favor de la cultura latina en Estados Unidos, sino por la razón por la que Rihanna rechazó hacerlo en la de este año.

Aunque su nombre siempre estuvo en las apuestas, en febrero de este año se rumoreó que la de Barbados había dicho no a la NFL para protestar por la campaña de acoso y derribo que esa federación ha hecho contra Colin Kaepernick, el jugador negro que desafió al gobierno de Trump hincando la rodilla en el césped mientras sonaba el himno nacional antes de empezar un partido.

Un gesto que hizo que la derecha estadounidense se le echara encima por atreverse a menospreciar así un símbolo nacional pero que también le sirvió para que Nike lo convirtiera en protagonista de una de sus últimas campañas. Eso sí, la NFL se puso del lado de los primeros y creó una nueva ley en la que avisaban que cualquier jugador que se atreviera a hacer lo mismo en el futuro, sería sancionado. Por eso Colin ya no trabaja como futbolista. Y por eso Rihanna se puso de su lado.

Bueno, o eso se rumoreaba entonces, porque no ha sido hasta ahora que la cantante y diseñadora ha confirmado que efectivamente esa es la razón por la que nunca la veremos actuar en la Super Bowl, tal y como explica en una entrevista conVogue USA de la que también es portada.

“Por supuesto que rechacé su propuesta. No podía arriesgarme a participar en algo así. ¿Para que gane quién? Desde luego, no mi gente. Simplemente no podía venderme de esa manera”, afirma.

“Hay cosas en esa organización con las que no estoy de acuerdo, y no iba a ir allí a servirlos de ninguna manera”, concluye Rihanna, que también avisa para alegría de sus fans que su esperado nuevo disco reggae cada vez está más cerca.

“Es un estilo musical que siempre me ha gustado. No importa lo lejos o apartada que esté de esa cultura, es el entorno en el que crecí y nunca se ha ido. Incluso aunque he explorado otros géneros musicales, siento que era el momento de volver a algo en lo que no me había asentado en un disco entero”, explica sobre el que será su 10º álbum de estudio.

www.revistavanityfair.es

MÁS EN MSN:

Quarterbacks que no brillaron, pero ganaron un Super Bowl


Los intermedios más memorables del Super Bowl

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanity Fair

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon