Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ricky Merino: "Cuando salí de la academia decidí que era importante ir a terapia"

Logotipo de Eslang Eslang 05/12/2018 Cecilia Marín
© Proporcionado por Taller de Editores SA

Cuando tenía 15 años le robó la placa del buzón a Chenoa. Ahora, con 32, es él el foco del fenómeno fan. ¿Qué es lo más fuerte que los fans han hecho por Ricky Merino? “Hacerse un tatuaje como el que yo llevo o tatuarse mi número de cásting”, dice sin dudarlo. En su día él estuvo a punto de tatuarse una línea de Northern Star, canción incluida en el primer disco en solitario de la Spice Girl Melanie C, pero al final no lo hizo. “Y menos mal. Solo espero que quien se tatúe por mí luego no se arrepienta”, dice más en serio que en broma.

El que fuera el quinto expulsado de OT 2017 acaba de lanzar su primer single, Miénteme, un tema que empezó a componer a principios de 2017, antes de entrar en la academia. Hablamos con el artista mallorquín sobre este sencillo y sobre una censura que le ha venido por sorpresa, y se expresa sin tapujos y con honestidad sobre una fama que le sobrevino de la misma manera y que es ahora cuando está empezando a digerir.

Has bromeado con que estabas ya un poco hasta las narices de Miénteme. El proceso de lanzamiento del single ha durado más que la obra de El Escorial casi.

Esta canción lleva hecha un montón de tiempo, pero por fin sale. Mi primer tema, llamado Nuestra isla, es una canción que hicimos en 2016 y la saqué en febrero de 2017. Ahí me volví a meter en el estudio con Jake, mi amigo y productor, para probar sonidos para una nueva canción,Lie to me, la versión en inglés de Miénteme. Hicimos una primera maqueta pero no me gustaba el estribillo, y el proceso creativo por cuestiones logísticas fue muy largo.

El día 22 de octubre por la noche, un día antes de la gala 0 de OT, estaba con Ago en la habitación y me mandaron la versión final de la canción. Cuando salí de OT en diciembre presenté el single en Universal, pero tardaron en escucharlo porque todavía no sabían muy bien qué iba a pasar con nosotros. En febrero, cuando nos dijeron que cada uno iba a sacar un single, le enseñé Lie to me a Manuel Martos, mi director artístico. Le gustó mucho pero me dijo que probáramos en castellano. Miénteme estaba lista en abril. Han pasado muchísimos meses y en este tiempo me ha dado tiempo a grabar muchas más canciones.

Supongo que formabais parte del engranaje OT y que los tiempos para cada uno estaban perfectamente delimitados.

Claro, es supernormal y me gusta que sea así. En el primer Operación Triunfo todo el mundo sacó disco al mismo tiempo y hubo un momento de sobresaturación del mercado. En ese momento se compraban discos, todavía podían hasta sobrevivir en cierta manera, pero fue un boom. Ahora mismo eso no funciona porque el consumo de música es distinto: no se compran tantos discos, se consume a nivel digital y hay muchísimas ofertas, cada día sale gente nueva, así que creo que lo inteligente por parte de Universal era no lanzarnos a todos al mismo tiempo. Todos teníamos trabajo, estábamos en la gira de OT, todos teníamos nuestra proyección, era lógico. Se hizo por tiempos y en mi caso luego se empezó a retrasar porque el videoclip era muy ambicioso y requería una preproducción un poco más complicada. Todo eso hizo que el parto de esta canción fuera tan largo.

El videoclip ha venido con polémica incluida: censura al canto.

Del videoclip me han censurado todo lo que me podían censurar, no sé qué queda ya. Instagram censura los pezones femeninos, no sé qué tienen, deben de ser muy peligrosos. Para empezar, en el videoclip no se ven pezones femeninos porque están tapados con pezoneras de color carne. De lejos pueden parecer pezones e Instagram directamente dice que fuera. He recibido tantas denuncias que ya era sistemático. También me censuraron una foto en la que no había pezones femeninos, eran de hombres, y me dijeron que me borraban la cuenta si seguía por esa línea. En Youtube el quinto día de repente pusieron restricción de edad por ser contenido sensible. No he hecho una película porno, la gente no mantiene relaciones sexuales de verdad, los genitales están tapados todo el rato, los pezones de las chicas también. Es todo sugerente.

Para hacer la pelota más grande Spotify y iTunes decidieron que el audio de la canción es explícito, así que la canción va marcada con una “e” de explicit. Lo más fuerte que digo en la canción es la palabra sexo una vez, no digo nada más. Ni hago apología de las drogas ni de la violencia… ¡Después escuchas “fumamos marihuana sin piyama, sin piyama” y no está puesta como explicit! Y lo mío lo ponen así. Pues bueno, pues venga, pues vale [risas] ¡Parece que soy aquí Madonna en el 92 cuando sacó Erotica! No lo entiendo.

¿Te imaginabas que esto podría llegar a pasar?

No, para nada. Antes de sacar la canción decía que era una canción muy sexy. Al fin y al cabo habla del sexo y tiene ese sonido, pero nunca me hubiera imaginado ser catalogado como explícito y como contenido sensible. Nunca. ¡Y ahora mi primer videoclip en Vevo está como contenido sensible y censurado para menores de edad!

No son buenos tiempos para la libertad de expresión.

No, no, se vio ayer por la noche… [La entrevista se realizó el lunes 3 de diciembre, un día después de las elecciones andaluzas]

Pusiste un tuit mandándole a los andaluces mucho ánimo.

No soy experto político, pero yo, que soy de izquierdas, no opino que un mismo partido político deba gobernar durante tantísimos años. Está bien que haya un cambio y que se vayan rotando, para algo hay elecciones, pero creo que ha habido un desgaste y un desinterés por parte del pueblo andaluz y que directamente no han votado. El 45% de gente no ha ido a votar y los que han ido lo han hecho pensando en un cambio radical. Es democrático también. Si no votáis, esto es lo que ocurre. Todos tenemos derecho a voto. Yo voto aunque me pille fuera de casa. Si no votáis, Trump sale presidente. Si no votáis, Vox tiene 12 escaños. Luego ves lo que dice Vox y es increíble. Ayer por la noche estaba anonadado viendo cosas de Vox, ¡qué barbaridad!

Nunca muestras reparos en posicionarte ni significarte sobre ningún tema. ¿Lo haces porque te apetece o también consideras que como artista tienes algún tipo de responsabilidad social?

Sí, sí. Creo que tenemos una responsabilidad. El problema es que hemos salido de un programa y de repente mucha gente quería escuchar nuestra voz, no ha ido in crescendo como un artista que con los años va teniendo su propia voz. Salimos de un sitio y mucha gente, sobre todo joven, quiere saber lo que decimos y lo que opinamos y creo que todos tenemos una gran responsabilidad sobre los valores que transmitimos, sobre nuestras ideas y sobre el tipo de creencias y de vida que queremos proyectar en los demás.

En mi caso, no me callo. Ayer recibí un mensaje de un amigo que me decía que no tenía que haber puesto el tuit ese, que yo como artista, y más ahora que estoy de promo con mi single, no debería mojarme en temas que no sean artísticos. Yo creo que eso es un error. Creo que cualquier persona que tenga cierta influencia social porque sea medianamente conocida tiene que mojarse en según qué temas. Tenemos esta labor no te voy a decir pedagógica, pero sí de enseñar unos valores que se transmiten a una generación que es más joven que nosotros.

Puede suceder lo que le ocurrió a Russian Red, que dijo que era de derechas y le llovieron las críticas.

Es que puede ocurrir. No lo creo, pero a lo mejor yo tenía fans de Vox. Creo que no soy el perfil de artista que puede gustarle a la gente que vota a Vox, pero podría ocurrir. Cuando haces públicos tus ideales puede haber gente que te siga que no comparta eso contigo. Yo soy de izquierdas y tengo amigos de derechas, no pasa nada. Tampoco somos el perro y el gato, hay un debate. Creo que hay un problema a la hora de demonizar ser de izquierdas, de derechas o de centro. El problema son los extremos. Como te he dicho antes, está bien ir cambiando de gobierno en diferentes legislaturas. En el caso de Russian Red, el error no es de ella por decir que sea de derechas, el problema es de los que dicen que por ser de derechas la dejan de escuchar. Pues tonto eres, porque sigue haciendo la misma música que hasta ahora te gustaba. Es un problema del consumidor.

Hace un tiempo Mimi dijo en Twitter que no eráis Sims y tú utilizaste esa frase en un vídeo de Instagram. Ese era un punto superálgido de fama y no sé si se ha relajado un poco. ¿Cómo has digerido este cambio de vida?

Estamos todavía en ello. Es muy pronto, ha pasado un año y aún lo estamos comprendiendo y aceptando. No lo compartimos, pero llego a entender por qué ocurrió. Cuando Mimi dijo eso, era tal cual lo que estaba ocurriendo. Ahora lo veo desde fuera y pienso que es normal. Entramos en un programa de televisión en el que la gente decide sobre nosotros. Decide quién se queda y quién se va, decide quién es el favorito, deciden poner Youtube y ver lo que estamos haciendo, pueden comentar en directo si lo que hacemos está bien o mal, pueden comentar en redes sociales si lo que hacemos está bien o mal… A mí antes de OT no me pasaba que la gente comentara y opinara si lo que yo hacía estaba bien o mal, y ahora si me voy al Mercadona, me dicen que por qué voy ahí y no al Carrefour. Entramos en un programa de televisión que era así y todos lo sabíamos, lo aceptábamos y yo volvería a entrar, pero nuestro público objetivo se acostumbró a decidir sobre nosotros.

Cuando salimos de OT había que desengancharse de esa droga: ya no había galas, ya no había 24 horas. ¿Y qué ocurrió? Que había Instagram y Twitter. A través de las redes sociales había un control bestial al principio. Era tanto el control que flipábamos. Por ejemplo: estábamos los 16 de gira, yo grabé un story de Mimi y al otro lado había una conversación de Miriam y Agoney. Yo, que estoy grabando a Mimi, ni siquiera estoy escuchando esa conversación. Pues la gente aisló la conversación de ellos dos y la transcribió en Twitter. Luego opinaron si lo que estaban diciendo estaba bien y si yo hice bien grabando el story porque ellos dos estaban hablando. Hubo juicios de valor, decían que yo era un cabrón por no sé qué y por no sé cuántos… Y es un mundo que no se refleja para nada con la realidad porque nosotros estamos supertranquilos y los 16 nos llevamos bien entre nosotros. Y todo esto venía porque en el programa decidían sobre nosotros. A día de hoy se ha bajado mucho, ahora les tocará a los de la nueva generación vivir esto. Ahora estamos acostumbrándonos a que la gente opine todo el rato sobre si ponemos un tuit, si está bien o mal o lo que sea, y acabas decidiendo no mirar. Pero hubo un momento muy complicado.

¿Has ido al psicólogo?

Sí. Yo había ido al psicólogo antes de OT y luego cuando salí de la academia, al cabo de los meses, decidí que era importante ir a terapia para gestionar ciertas cosas. A mí se me creó una pequeña agorafobia. No podía salir de mi casa y no sentirme en tensión. A mí, eh, no digo al resto. Salía a la calle y sabía que en algún momento alguien me iba a reconocer y me iba a decir algo. Y no pasa nada, la gente cuando te reconoce te habla desde el cariño. Pero decía “va a pasar ahora, vale, me hago la foto, voy a seguir, va a ocurrir…”. Y llegó un momento en el que pensé que lo tenía que gestionar bien y que debía ir al psicólogo para ver qué herramientas me faltaban para poder gestionarlo de otra manera.

¿Te ayudó?

Sí, sí, total. Ahora ya estoy muchísimo más tranquilo, y en redes sociales soy mucho más pasota que antes. Antes me tomaba todo a la tremenda, ahora bloqueo sin ton ni son [risas]. Es muy fácil, es maravilloso. En redes sociales se ha democratizado la opinión. Tiene que haber libertad de expresión, claro que sí, pero la gente cree que puede opinar de todo en cualquier momento. Podemos opinar, pero tú imagínate que yo opino que Angelina Jolie es mala actriz (que no lo opino, creo que es buena). Si lo pongo en Twitter no se me ocurre etiquetarla para que lo lea.

Esto me pasó hace poco en Instagram con el single. Yo no puse “¡Opinad sobre el single! ¿Os parece bien? ¿Os parece mal?”, yo puse que había sacado mi single. Y luego es inevitable que la gente opine, vale. Pero de repente empezaron a opinar madres ofendidas por el videoclip en mi Instagram y mi madre, que tiene mucha energía, se puso a defenderme. Y esas madres me empezaron a atacar a mí. Hubo un momento en el que borré esas conversaciones y a una la bloqueé. Me escribió por Twitter para decirme que le había parecido fatal que la bloquease, que era libertad de expresión. Y le dije “mira, yo te desbloqueo ahora mismo, pero lo que tienes que entender es que si os tomáis la libertad de comentar cuando no se os pregunta y queréis comentar porque os nace, puede ocurrir que haya gente que se sienta ofendida o dañada, y a mi madre le está haciendo mucho daño ver tantos comentarios hacia mí. Yo puedo pasar, pero mi madre no”. Hacedlo en vuestros grupos de amigos, díselo a tu vecina y ponlo en Twitter si quieres, pero no me etiquetes. No hace falta que yo lo vea. Pon mi nombre, yo no me busco en el buscador de Twitter.

¿Te afectan estos comentarios?

Lo estamos aprendiendo a gestionar, pero no te voy a decir que no hay días en los que estoy un poco más bajito y leer según qué cosas duelen mucho. Tengo amigos que me dicen que me van a quitar el teléfono dos o tres días. Hay momentos en los que estás más sensible o preocupado y leer ciertas cosas no te vienen bien. Y las lees porque la gente hace que las leas, quieren que leas su comentario dañino y eso me parece muy cruel. Yo no lo haría. Yo comento y hablo sobre otros, como todo el mundo, y critico también, y hay gente que dice “pero no lo dices a la cara”. Yo te lo digo a la cara si tenemos un conflicto y te lo tengo que decir a la cara, pero si no no voy a ir a tu casa a tocar el timbre y decirte que eres un hijoputa, no me parece lógico.

Comentabas que en este tiempo has estado escribiendo más canciones. ¿Vamos a tener más contenido de Ricky pronto?

Eso espero. El que yo quiero que sea el siguiente single ya está hecho. El material está ahí, y ahora vamos a ir sacando más cosas más rápido. Si te das cuenta, en este mes se están condensando muchos estrenos.

¿Van a ser singles sueltos o tienes plan de hacer disco?

No lo sé. Hay material como para hacer un disco o un EP, pero no sé si lo más inteligente es hacerlo así o ir single a single. Yo quiero tener un disco e ir a la Fnac y que mi disco esté ahí, me parece muy guay, pero a día de hoy la gente no consume los discos como antes. A lo mejor te haces un discazo con 13 canciones, dos son los singles y solo se escuchan esas dos canciones, y las otras 11 son muy buenas pero pierden un poquito de atención. Ya se decidirá, todavía no se sabe.

Antes de OT ya habías sacado single, habías hecho musicales… ¿Por dónde crees que pasa tu futuro?

Me gusta mucho el concepto del artista que hace de todo que hay en otros países. No quiero compararme con Hugh Jackman ni mucho menos, pero él hace musicales en Broadway, películas, actúa en los Oscar cantando y hace de todo. Ellen es presentadora de televisión y actriz al mismo tiempo… Fuera de España ese tipo de artistas se valora mucho y creo que en España también hay cabida para hacerlo. Mira Edurne: hace televisión, luego vuelve a estar en el estudio, ha ido a Eurovisión… me parece que es supercompaginable. A mí me gustaría hacerlo todo a lo mejor por mi ambición, que me gusta hacer cuantas más cosas mejor. Además, vengo de lo audiovisual, me licencié en Audiovisuales, hice guion… No me parece muy extraño, puedo llegar a aportar porque es algo que estudié y en lo que me formé.

Más noticias en MSN

-OT 2018: TVE omite el polémico encuentro de María y su novio en la reposición

-Ricky Merino presenta 'Miénteme' : "Hay que normalizar el sexo"
(Fuente: Los Replicantes)

Volver a reproducir vídeo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Eslang

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon