Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué esta camiseta de DHL se ha convertido en tendencia?

Logotipo de Zeleb.es Zeleb.es 11/05/2016

La camiseta de DHL que se ha convertido en tendenciaLa camiseta de DHL que se ha convertido en tendencia

La camiseta de DHL que se ha convertido en tendenciaLa camiseta de DHL que se ha convertido en tendencia
© Proporcionado por Zeleb.es

La camiseta de DHL que se ha convertido en tendencia 

El concepto de working girl ya no sólo consiste en vestirse de ejecutiva. Ponerse unos tacones, una falda lápiz y camisa básica blanca es cosa del pasado. Ahora lo que se lleva es una camiseta de DHL. En amarilla (claro está), con el logo de la conocida empresa de transportes en rojo y, a poder ser, firmada por Vetements, el lado más urbano del director creativo de Balenciaga, Demna Gvasalia. 

Un giro de tuerca al soplo de aire fresco que daba el desembarco de Gvasalia a la firma y que, en la presentación de su colección de Primavera / Verano 2016, alcanzaba una nueva dimensión. Porque la camiseta en cuestión se ha convertido en ese (oscuro) objeto de deseo que toda it girl quiere (y debe) poseer.

Aún siendo una prenda pensada, en un principio, para el público masculino (era un modelo de aspecto no convencional el que mostraba al mundo esta nueva (vieja) creación) pero igualmente apetecible. Tanto que la camiseta se ha agotado en casi todos los puntos de venta de la firma y, eso, que adquirir una de ellas suponía rascarse el bolsillo bastante.

¿Cuánto cuesta la camiseta?

Porque la prenda, que en la actualidad se puede conseguir en la tienda online de DHL por algo menos de 6 euros, se ha lanzado al mercado por la nada despreciable cantidad de 245 euros por parte de la firma que la ha puesto de moda. Cifra que ya han pagado muchas de las chicas que caminan a diario por las aceras de Nueva York (quizá Taylor Swift quiera ahora cambiar su vestido de la Gala MET por una de estas prendas) y que ha hecho que la idea de comprar una de estas camisetas se convierta en un auténtico desafío.

Porque no es fácil conseguir la prenda que todas quieren. Que se lo digan a las féminas que, a este lado del Atlántico, intentan fichar para su fondo de armario una chaqueta Perfecto (también amarilla) que venden en Zara (la historia de esta también es digna de estudio). Carreras, golpes, zancadillas... todo está permitido para hacerse con la preciada camiseta de DHL / Vetements.

Tanto que hay quien ya ha copido la fórmula (aunque quién copió a quién es algo difícil de decir) y ha encontrado en esto una auténtica gallina de los huevos de oro. Un ejemplo, el portal de ventas Lyst donde, además, emprendían una divertida campaña de publicidad donde mostraban a unas cuantas chicas que, intentando hacerse con su camiseta, torturaban (sin llegar a extremos) a un pobre trabajador de DHL que sí que tenía un básico con este.

Algo que no se quedaba ahí porque, las chicas, pedían un rescate por el trabajador que consistía en unas 1.000 camisetas amarillas para su uso y disfrute.

Prendas de trabajo retrabajadas

"Se trata de algo innovador y atractivo para el público no sólo fashionista", aseguraba el crítico de moda Angelo Flaccavento en la revista Bussines Of Fashion. "Se trata de prendas de trabajo retrabajadas; un diseño relacionado a los principios radicales y democráticos que pertenece a la calle".

Tenemos nuevo hype (y sabes que la quieres).

Fotos: Vetements, DHL, Lyst e Instagram

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Zeleb

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon