Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¡Adiós kilos de más! Consejos para un plan post-navideño efectivo

¡Hola! ¡Hola! 07/01/2016 hola

© Proporcionado por Hola © Proporcionado por Hola

Grandes comilonas, cenas copiosas, turrones, polvorones, roscón, vino, champán... En esta época, los excesos son inevitables y comemos más de la cuenta. Eso es así. Sin embargo, ahora toca volver a la normalidad y decir adiós a los kilos de más que hemos cogido durante estos días. ¿Cómo lo hacemos? Sigue leyendo y toma nota de los consejos que nos han dado los expertos para un plan post-navideño efectivo.

VER GALERÍA

1)Alimentos depurativos: tus aliados. Productos como el calabacín, los espárragos, las alcachofas o la piña son grandes amigos para depurar nuestro organismo. También nos ayudarán las sopas y cremas de verduras, que además son muy agradecidas por nuestro organismo en esta época de bajas temperaturas.

2)¡Error! Nunca compenses un futuro exceso con un ayuno previo, ya que en el momento crítico se tendrá, entonces, más hambre y coméras más cantidad. Hay que tener muy claro que no hay que saltarse comidas no ayuda a adelgazar sino que favorece los atracones, ralentiza el metabolismo y origina problemas estomacales.

3)Más sano: Utiliza para cocinar el horno, microondas, plancha y alimentos en vapor, evitando rebozados y fritos. Evita los refrescos con azúcares añadidos, las chucherías y los bollos.

4) Cinco comidas al día: no se trata de comer más, sino de distribuir las calorías en cinco comidas, a través de alimentos saludables. Así mantenemos nuestra saciedad todo el día sin consumir exceso de calorías ni sufrir las consecuencias del picoteo ni la ansiedad que genera no comer nada en toda la mañana.

5) El truco del vaso de agua: El alcohol aporta casi las mismas calorías que la grasa (7kcal por cada gramo), pero se trata de calorías vacías que, por tanto, no aportan nutrientes a nuestro organismo. Si eres de los que disfruta comiendo con vino o cerveza, prueba a colocar también un vaso de agua en la mesa junto a tu plato, de modo que cuando tengas sed tengas también la opción del agua, lo que te ayudará a reducir considerablemente el consumo de la bebida alcohólica.

VER GALERÍA

6) Ser rutinarios: Somos animales de costumbres y nuestro organismo funciona mejor si mantenemos unos horarios fijos de comida y sueño. De este modo, regularemos el tránsito intestinal y controlaremos el incesante apetito.

7) Muévete, es la clave: No debemos olvidar mantenernos lo más activos posibles, siguiendo nuestra rutina de ejercicio (en caso de tenerla) no cayendo en la tentación de abandonarlo también, o incrementando nuestra actividad física cotidiana (como andar algo más, procurar utilizar menos el coche, subir escaleras).

8) No comer delante de la tele. Parece una tontería pero, por varios motivos, cuando se come delante de la tele, se pierde la conciencia de lo que se está comiendo, ya que el acto de comer se realiza de forma mecánica, sin analizar lo que se está haciendo. Y por otro lado, está demostrado: muchas horas de sofá y tele equivalen a kilos de más, ya que los alimentos predominantes en estos casos suelen ser caprichos que tienden a acumularse en forma de grasa en el trasero que tan plácidamente aposentas en el sofá. Si necesitas ocupar las manos, hazte la manicura o aprieta una pelotita antiestrés. O mejor, vete a dar un paseo.

9) Despacio, ¡verás que bien!: Comer despacio y servirse las porciones en platos pequeños son dos trucos que funcionan a la hora de perder peso. Además, es muy importante que también bajes el ritmo a la hora de comer y mastiques varias veces los alimentos para mejorar la digestión.

10) En conclusión: La clave para mantener un peso adecuado está en la moderación, y en elegir bien los alimentos y formas de cocinado más ligeros, controlando las cantidades y frecuencia de consumo, además de ser lo más activo posible. Y si hemos ganado unos kilos, plantearse el recuperar el peso previo de forma saludable, bajo supervisión y evitando los ayunos y las dietas estrafalarias, que además de empeorar nuestra salud pueden dar lugar a una futura mala relación entre nosotros y la comida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon