Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿A ti también te duelen los pies?

¡Hola! ¡Hola! 24/10/2016 hola

http://www.hola.com/imagenes/salud/2016102488690/plantillas-scholl-gel-activ/0-393-362/plantillas-salud-a.jpg

http://www.hola.com/imagenes/salud/2016102488690/plantillas-scholl-gel-activ/0-393-362/plantillas-salud-a.jpg
© Proporcionado por Hola

Son una de las partes de nuestro cuerpo más castigadas y, en muchas ocasiones, a la que menos atención, prestamos. Nos olvidamos de nuestros pies y es de vital importancia darles su protagonismo cuando realmente hace falta. Más de la mitad de los adultos sufre dolor de pies, que en algunos casos llega a ser invalidante. Si es tu caso, toma nota de estos consejos para evitar esta dolencia tan molesta.

  1. Utiliza un calzado cómodo, fabricado en materiales naturales como la piel, que garantice una buena sujeción del pie, que se adapte a su movimiento, le permita transpirar y tenga una buena suela que minimice el impacto con el suelo.
  2. Es muy importante escoger adecuadamente los calcetines. Éstos han de ser de nuestra talla y nunca mayores, algo que ocurre con frecuencia, pues en ese caso se arrugarían y producirían rozaduras. Se recomienda utilizar calcetines sin costuras de tejidos que minimizan las molestias, como los tradicionales de algodón o de lana.
  3. Cuida tus uñas. No deben estar largas, ni demasiado cortas. Y han de cortarse en línea recta, sin que queden picos, para evitar los dolorosos uñeros.
  4. Después de una intensa jornada, es bueno aplicar unos cuidados extra para que nuestros pies se repongan perfectamente para el día siguiente. Un buen ejemplo son los baños de agua fría y los masajes para activar la circulación sanguínea.
  5. Si trabajas de pie muchas horas, usa plantillas. Nosotros te recomendamos las plantaillas Gel Activ de Scholl, con las que no sentirás ni dolor ni cansancio. Te aportarán estabilidad, confort, amortiguación y elevada transpiración.

Su uso es muy sencillo. Para un ajuste perfecto quita la plantilla que lleve actualmente tu zapato y úsala como molde para medir el tamaño de tu calzado. Corta la plantilla Gel Activ a lo largo de la antigua. Si la plantilla del zapato no se pueda sacar, corta la plantilla Gel Activ por las marcas que indican la talla. Introduce la plantilla en tu zapato con el gel por la parte inferior… ¡y voilà, ya estás lista para comerte el mundo!

De venta en farmacias. Para más información pincheaquí.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon