Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿De qué se quejan las modelos de piel negra?

¡Hola! ¡Hola! 03/03/2016 hola

© Proporcionado por Hola

Imagina que vas a un maquillador profesional y que, al sentarte en su silla, solamente dispone de un único tono de maquilaje, que está en la Antípodas de tu color de piel. Esto es exactamente lo que le sucede a muchas de las modelos de ascendencia africana que trabajan en pasarela, aunque en su caso el problema es mucho más flagrante: toda su carrera gira en torno a que les hagan fotos, y el maquillaje es una parte fundamental de su día a día.

El problema no es nuevo, aunque estos días ha estado más presente por la queja concreta de varias modelos durante la maratón de fashion weeks, coincidiendo casi de lleno con la polémica que ha sacudido los Oscar y en la que se acusaba a la Academia de falta de diversidad: en toda la historia de los premios, sólo cuatro actores negros se han llevado la estatuilla a la mejor interpretación principal, y entre el primero (Sidney Poitier) y el segundo (Denzel Washington) pasaron 38 años. Entre las actrices, la lista es aún más corta: en ella solamente encontramos a Halle Berry. Con las pasarelas pasa algo parecido: casi el 80% de las modelos que desfilaron en Nueva York en 2014 fueron de origen caucásico, es decir, blancas. 

El maquillaje de las pieles negras es motivo de controversia desde el momento en que pensamos en la palabra nude, un término que hace referencia a las prendas o beauty looks en 'color maquillaje', y solamente nos viene a la mente el mismo color estándar, que se asemeja al de las pieles blancas. Una de las primeras en sacar a la luz el problema de las pasarelas a la hora de maquillar de forma homogénea a sus modelos fue la sudanesa Nykhor Paul, cuando en julio del año pasado compartió en Instagram un potente mensaje dirigido a los profesionales del mundo de la moda: "Por favor no os toméis esto mal, pero ¡ya es hora de que hagáis las cosas bien cuando trabajáis con nuestra complexión! ¿Por qué tengo que traer mi propio maquillaje a un desfile profesional cuando las otras chicas no tienen que hacer nada?". La modelo acusaba a todas las pasarelas del circuito de pecar de lo mismo, desde Nueva York a Londres, París o Milán, añadiendo lo difícil que ya es de por sí para las modelos negras conseguir el mismo número de desfiles que las modelos blancas. Incluso incluía una larga lista de gamas de maquillaje con un rango que cubre todos los tipos de piel, desde MAC a Bobbbi Brown, pasando por MakeUp Forever, Lancôme, Clinique o Iman Cosmetics, la línea de maquillaje fundada por la modelo Iman, y que está enfocada precisamente a la belleza de las pieles oscuras.

El mismo discurso ha vuelto a resonar en las redes sociales hace unas semanas, esta vez a través de la cuenta de Twitter de Leomie Anderson, uno de los nuevos Ángeles de Victoria's Secret. Desde el backstage de Nueva York, Leomie compartía varias fotos del equipo de maquillaje de su maquilladora: todo bases de color claro y una única de color oscuro que, según explicaba la modelo, la make up artist había tratado de mezclar con otros colores intentando encontrar una base que fuese con la piel de la top. Después de intentar razonar con ella, explicaba en su post, al final había tenido que sacar su propio maquillaje del bolso para poder terminar con la sesión.

El problema, según Leomie, es que muchos de los maquilladores están tan acostumbrados a las pieles blancas que no saben cómo iluminar una tez de una tonalidad diferente, o manejar una melena afro con la rapidez requerida en el backstage. La vida de las modelos no es siempre de color de rosa, como también apuntaba Adriana Lima hace sólo unos días tras una jornada de trabajo particularmente difícil, y en el caso de las modelos negras se complica un poquito más todavía si tenemos en cuenta que muchas de ellas lo tienen más cuesta arriba en algo tan básico como conseguir que las maquillen con la misma eficacia que al resto de sus compañeras. Jourdan Dunn o Chanel Iman son algunas de las tops de nueva generación que, a pesar de estar entre las más famosas del mundo, han denunciado repetidas veces la falta de diversidad de las pasarelas y campañas de moda. Un ejemplo sonado: el de la modelo keniata Malaika Firth, que en 2013 ocupó titulares al convertirse en imagen de Prada, siendo la primera modelo negra en protagonizar una campaña para la firma en casi veinte años. La anterior había sido Naomi Campbell en 1994.

El top 10 con las modelos mejor pagadas del mundo también suele dejarse en el camino a muchas maniquíes de ascendencia africana, a pesar de que algunas de ellas, como Naomi, Joan Smalls o Alek Wek, tengan algunos de los rostros más bellos y reconocibles del mundo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon