Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Es posible practicar el colecho de forma segura?

¡Hola! ¡Hola! 29/01/2016 hola
© Proporcionado por Hola

En 2013, un estudio en torno al colecho puso en jaque la práctica al relacionarlo con el aumento en el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante. Este síndrome es, a día de hoy, la primera causa de muerte entre bebés aparentemente sanos entre los países occidentales, y una de las mayores preocupaciones de los padres, precisamente por la variedad de factores de riesgo que existen. La práctica de dormir con los bebés en la cama se convertía entonces en un motivo de alarma, tanto en los medios de comunicación como entre los papás y mamás que alguna vez se habían planteado esta posibilidad.

VER GALERÍA

Sin embargo, un año antes, y con la intención de investigar a fondo la bibliografía y evidencia disponibles sobre el colecho, diversos miembros de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (iHAN) desarrollada por la OMS y UNICEF, ya habían sacado sus propias conclusiones al respecto, diferentes a las emitidas por el estudio, y subrayando, entre otras cosas, que la existencia de diversos condicionantes (cómo el desconocer qué tipo de lactancia o colecho practican los padres), sumada a la falta de evidencia clara, hacían muy difícil establecer una relación entre ambas cosas, el colecho y el síndrome de muerte súbita en los bebés de menos de un año.

El tema ha seguido dando de qué hablar, tanto entre los partidarios del colecho como quienes prefieren no practicarlo, aunque es una petición cada vez más habitual a las matronas españolas que practican atención domiciliaria tras el parto, quizá por el boca a boca, por las modas en crianza o simplemente porque se ha pasado aquel 'miedo' inicial posterior al estudio. "La iHAN es un ente del que, como profesional, me fiaría al cien por cien", explica Maite Navarro, matrona especializada en mentoring para la lactancia, y directora de Matronayuda & BabySalus. "Tras el estudio en contra del colecho se elaboró una revisión del mismo en el que se constató que tal relación no existía, o al menos no existía suficiente evidencia para derivar en esas conclusiones". Todas las revisiones posteriores han concluido más o menos en lo mismo. "Lo que sí se han elaborado son una serie de pautas de seguridad", puntualiza.

"El colecho es un derecho de los padres. Son ellos los que tienen que decidir si hacerlo o no, y el profesional debe apoyar su decisión siempre, sea cual sea". La labor de las matronas, enfermeras y demás personal sanitario, explica Maite, es proporcionar a los padres suficiente información para que puedan tomar una decisión por sí mismos. "El colecho ha ido ganando adeptos precisamente porque los padres ven los beneficios que tiene. Hay beneficios: sí. Hay que tomar precauciones: también". Entre los beneficios, por ejemplo, estaría el hecho de que el colecho facilita enormemente la lactancia materna durante las noches, algo clave si nos atenemos a las recomendaciones de la OMS (dar el pecho exclusivamente hasta al menos los seis meses, y mantener una alimentación complementaria hasta los dos años), y que muchas veces entran en conflicto tanto con nuestro horario como con la rutina de pareja. "El colecho facilita la lactancia porque el niño se engancha al pecho por la noche cuando quiere, sin que la madre tenga casi que despertarse. Por otra parte, ambos padres deben estar de acuerdo; de hecho, el colecho muchas veces se convierte en un síntoma de fricción en la pareja. Los profesionales intentamos solucionarlo escuchando a los dos, y mediando para que lleguen a una decisión conjunta". Una solución 'salomónica', y que más a menudo se recomienda a los padres que quieren practicar el colecho, es la que proporcionan las cunitas que se colocan cerca de la cama: "tienes al bebé cerca, facilitan la lactancia, pero puedes separarlo un poquito si hace falta". Es decir, compartiendo espacio pero no necesariamente el colchón.

Otro de los beneficios que se suele asociar al colecho cuenta a nivel emocional. "Hay que pensar que el bebé lleva nueve meses dentro de su mamá, y necesita cariño. Si lo piensas, esto pasa con otras especies animales: los mamíferos despues de nacer reciben contacto físico constante, y las crías duermen siempre con los adultos, no se las separa y se las deja solas en otro sitio". Para reforzar la idea del impacto emocional del colecho, los estudios también apuntan a otros datos objetivos, como la reducción en los episodios de llanto por las noches, o el hecho de que a menudo se sincronizan los ciclos de sueño y respiración de la mamá con los del bebé.

¿CÓMO SE PRACTICA EL COLECHO SEGURO?

"Para practicar el colecho lo que hay que tener en mente antes que nada es el respeto hacia el bebé. Crear un entorno respetuoso para que el bebé pueda dormir: al fin y al cabo es una personita que tiene sus necesidades, en las que tú tienes que pensar por adelantado porque él no te las va a pedir". Por ejemplo, algo tan sencillo como recogerse el pelo en una coleta a la hora de dormir. Después estarían las recomendaciones de seguridad establecidas por organismos como la OMS, UNICEF o la Asociación Española de Pediatría. Entre ellas, quizá la más importante, es la de empezar a practicarlo a partir de que el bebé cumpla los tres o seis meses de edad, y nunca llevarlo a cabo si estamos enfermos, si hemos bebido alcohol o si se consume por ejemplo medicación para dormir. Lo mismo sucede si uno de los padres es fumador: el humo del tabaco es un factor de riesgo del síndrome de muerte súbita, incluso cuando se trata simplemente el que exhalamos por la noche. También hay que evitar dormir sobre superficies muy blandas (incluidos los sofás), buscando siempre que el colchón sea la más firme posible para que no se hunda con nuestro peso, arrastrando con ello al bebé, y evitar arroparle en exceso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon