Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Podemos comer mejor para estar más guapas en el día 'B'?

¡Hola! ¡Hola! 11/02/2016 hola
© Proporcionado por Hola

¿Es verdad que si estamos 'guapas' por dentro se nota por fuera? El eslógan se ha repetido durante mucho tiempo por ejemplo a la hora de promover que el beber mucha agua y el mantenerse hidratados afecta al aspecto de la piel, aunque en realidad esto es aplicable a prácticamente todos los alimentos de la pirámide nutricional. Teniendo en cuenta que somos lo que comemos, y que, también, estamos más o menos guapas dependiendo de lo que comemos, es importante plantearse un tipo de dieta preboda que quizás no esté tan enfocada a perder peso (para eso ya hemos visto que basta con comer sano y mantener un nivel de fitness regular desde al menos doce semanas antes), sino de enfocar lo que comemos a lo que la piel y el pelo necesitan, alimentándolos de dentro hacia afuera. Una dieta de la belleza por así decirlo.

VER GALERÍA

"La epigenética es un ejemplo claro de cómo lo que comemos cambia quiénes somos: se analizan los perfiles nutricionales de la persona y se ven como las modificaciones en su alimentación varían la estructura molecular de por ejemplo el cabello", explica María Martínez, experta en nutricosmética y fundadora de MiMAGA, un método de trabajo que une estética y nutrición. "Aunque en el día a día también se pueden percibir estos cambios cuando una persona cambia su alimentación". Por ejemplo, reduciendo la ingesta de carbohidratos refinados, cambiándolos por ácidos grasos esenciales y proteínas de fuentes saludables, como la clara de huevo, la soja o las legumbres.

Un ejemplo muy evidente de 'cambio radical' beauty, explica, es el que se produce cuando introducimos los alimentos correctos en el desayuno, la principal comida del día pero "en la que todo el mundo falla". "Una combinación correcta de alimentos desde primera hora del día ya proporciona una luminosidad diferente a la piel: la piel se nutre, se 'engorda' desde dentro, y se ve más bonita". Su sugerencia para las mujeres que están a punto de enfrentarse a un desafío como es el de la boda, donde parte del foco de atención es ver lo guapa que va la novia, es plantearse modificar ligeramente la dieta al menos tres días antes del día B. "Con pequeños cambios, la piel se puede ver más luminosa y el pelo más brillante, menos quebradizo y con una textura más uniforme". Al fin y al cabo, la famosa keratina que se aplica en los tratamientos para alisar y dar brillo al cabello son en el fondo aminoácidos, es decir, proteínas.

La alimentación orientada a la belleza debe repartirse, como es habitual en las dietas que animan a buscar una alimentación equilibrada, en cinco comidas diarias, divididas en un 30% de grasas saludables, un 20% de alimentos con proteíanas y un 50% de carbohidratos. "Se puede entender como un quesito repartido en tres áreas, en el que distribuimos los alimentos organizados por colores. Los más llamativos, como naranjas y rojos, son los alimentos que estimulan y se deben incorporar ya desde el desayuno; se refieren sobre todo a las frutas. En el amarillo situaríamos al pan integral y los cereales. Los azules sirven para mejorar la concentración: son los ácidos grasos esenciales como el omega 3 y el omega 6. Y finalmente los verdes, específicamente las verduras, que no suelen tener cabida durante la mañana aunque se pueden ingerir al final del día".

Un ejemplo de desayuno beauty: un licuado de fresas, arándanos, frambuesas y moras, con cereales integrales y un vaso de leche de avena o vaca. La proteína en esos días también debería tomarse por la mañana, incluyendo por ejemplo un poquito de pescado azul. "Si tomamos una tostada de pan integral con aceite de oliva, se puede añadir una loncha de salmón y un licuado de frutos rojos". Durante el resto del día, es importante librarse de los carbohidratos refinados, como las harinas blancas, y seguir consumiendo ácidos grasos esenciales y proteínas, que inciden directamente en la piel apagada.

La luminosidad de la piel no es lo único que podemos arreglar con alimentos. "Las ojeras pueden darse por un problema de ciculación, si son más oscuras, o de retención de líquidos, si están hinchadas. No es tanto por falta de sueño. En ambos casos, los licuados de frutas y verduras suelen aportar ácido fólico, magnesio y potasio, que mejoran el aspecto de la ojera. Podríamos por ejemplo comenzar el día con un licuado de frutas con mucha fibra, como las frutas del bosque, y acabarlo con otro muy verde, de verduras. Y a eso añadirle un probiótico".

"En España tenemos mucho miedo a los aceites pero no deberíamos: las grasas son esenciales para mejorar el aspecto de la piel, y si se consumen en su justa medida no deberían afectar al peso. Al menos no tanto como lo hacen los azúcares y carbohidratos refinados que solemos comer mucho más a menudo". En esta categoría entrarían pescados como el atún, el bonito, el jurel o la caballa, pero también los aceites, como el aceite de coco, el de oliva o los aceites de semilla.

¿QUÉ ALIMENTOS ESTÁN PROHIBIDOS?

En las 72 horas previas a la boda no sólo hay que combinar correctamente los alimentos para que la piel se vea más bonita (algo que hace más fácil la labor del maquillador cuando llega la hora de la verdad): también hay algunos alimentos que es mejor esconder, al menos hasta que pasen esos tres días.

EL CAFÉ: "Incluso el café de por la mañana es básico eliminarlo estos días, no sólo por el subidón de cafeína que da (estimula las glándulas suprarrenales: una subida que desemboca inevitablemente en caída), sino porque eleva el índice glucémico. Mejor cambiarlo por un té verde, que aporta algunos aminoácidos".

EL TABACO: "No es un alimento pero obviamente es mejor cortar el tabaco para tener una piel bonita".

LOS ZUMOS ENVASADOS: "Lo ideal es que el zumo siempre sea natural, con la mayora cantidad de fibra posible. Las frutas licuadas pasan muy rápidamente al torrente sanguíneo y favorecen la absorción de grasa".

LOS CARBOHIDRATOS REFINADOS: "Incluidos los cereales comerciales light, que además de un alto contenido en azúcares, llevan aditivos, conservantes y colorantes. En estos casos es mejor recurrir a cereales más integrales o ecológicos, aunque yo soy partidaria de eliminarlos del todo en esos tres días".

LOS SNACKS INDUSTRIALES: "El tentempié entre horas es como el desayuno: los dos tienen que ser nutritivos. Abusamos del café, los refrescos y las barritas. Es mejor optar siempre por unas nueces con requesón o un yogur, una cuajada con unas almendras... que mantienen la ingesta de proteínas y ácidos grasos esenciales a lo largo de todo el día".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon