Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Quién es Giorgio Aresu, el hombre que acusa a Colate de secuestro?

Vanitatis Vanitatis 24/02/2016 M. Bolonio

Cuando Nicolás Vallejo-Nágera aún suspiraba aliviado al verse absuelto de un delito de administración desleal, falsedad documental, estafa y apropiación indebida, se topaba con una nueva causa judicial por la que podría volver a sentarse en el banquilloacusado de cómplice de secuestro. En esta ocasión el nuevo enemigo del empresario no es otro que Giorgio Aresu, conocido en la televisión española por haber dirigido grandes programas de los 90 y en la prensa del colorín por haber estado casado con Amalia García Obregón, condición, la de 'marido de', que le obligaba, por tanto, a ser el cuñado de Ana Obregón. Pero ¿qué ha sido de este productor televisivo que tocó el cielo (a nivel profesional) con el programa 'Sorpresa, sorpresa'?

Más allá de su matrimonio con la hermana de Anita la Fantástica y su labor al frente de ese memorable programa presentado por Isabel Gemio en Antena 3, poco más se recuerda de él. Es necesario rebuscar en la hemeroteca para descubrir que Amalia no fue su única pareja de índole famosil ni 'Sorpresa, sorpresa' su único éxito. Antes de ser director, Giorgio había sido el coreógrafo de varios programas de TVE como 'Aplauso' o 'Un, dos, tres, responda otra vez' en los años setenta.

Giorgio Aresu y Amalia García Obregón (Gtres) © Proporcionado por Vanitatis Giorgio Aresu y Amalia García Obregón (Gtres)

Pero cuando estaba saboreando las mieles del éxito con el programa de Gemio, su vida personal se truncó y decidió poner tierra de por medio. Aresu se separaba de Amalia García Obregón y con su ruptura España perdía uno de los directores más talentosos de la televisión de entretenimiento, pero ganaba un personaje del colorín asiduo de las fiestas ibicencas. El propio Giorgio narraba en una entrevista en 'Diario de Ibiza' que fue su separación lo que motivó su huida a México: “Se acabó mi matrimonio. Quizá esta fue la causa principal. Cuando uno se separa pasa por un momento depresivo y una forma de superarlo es buscar otros lugares y nuevos aires para recuperarte. Decidí entonces irme a Miami con mi maleta de ilusiones, pero en el camino un amigo me invitó a pasar por México y me presentó a gente de televisión. A los 20 días estaba produciendo allí un programa”.

Sin embargo, estar afincado al otro lado del charco no le impidió seguir ligado a la isla que lo enamoró: Ibiza. Allí tiene una casa con vistas al mar de Talamanca donde se reúne la 'crème de la crème' de la isla pitiusa cada verano y donde el italiano pretende disfrutar de su retiro dorado.

Otras relaciones

Precisamente Ibiza fue el escenario de su relación con Simoneta Gómez-Acebo. Allá por 2010 la hija de la infanta Pilar se dejaba ver en compañía del coreógrafo día sí y día también. Se conocían a través del exmarido de Simoneta, José Miguel Fernández Sastrón, quien había fraguado una amistad con Aresu cuando compuso la melodía de 'Sorpresa, sorpresa'. Desde entonces, era habitual ver a los dos matrimonios navegando juntos por las Baleares, pero después las dos parejas se disolvieron y fueron Simoneta y Giorgi los que siguieron en contacto. En mucho contacto.

Ninguno de los dos confirmó nunca el romance, y del mismo modo en que aparecieron las fotos de sus escapadas ibicencas, estas desaparecieron poco después.

No tardó mucho Aresu en conocer, ya en México, a Eva Fancsali, la mujer que se ha convertido en el epicentro del caso que le enfrenta al italiano a Colate. Con ella tuvo su tercer hijo, un niño del que a día de hoy no tiene noticias porque Eva se fugó con él hace varios años.

Con sus otras dos hijas, Carolina y Amalia Aresu, fruto de su matrimonio con la hermana de Ana García Obregón, sí mantiene contacto, aunque no todo lo fluido que ellos desearían. Amalia confesaba hace unos años en una entrevista que a pesar de vivir en Miami, como su padre, apenas le veía. “Es lo típico de los padres que nunca viven en casa, que te acostumbras a no verlos”, se escudaba. Amalia es nutricionista y ha hecho sus pinitos como modelo.

Carolina y Amalia Aresu, de 27 y 29 años respectivamente © Proporcionado por Vanitatis Carolina y Amalia Aresu, de 27 y 29 años respectivamente

Por su parte, Carolina se dedica a la hípica y se ha convertido en una de las mejores amazonas de nuestro país. A la joven, de idénticos rasgos que su padre, es habitual verla en los circuitos hípicos de España arropada casi siempre por su madre y alternando por algunos locales cercanos a su domicilio, el espectacular chalet familiar de 650 metros cuadrados ubicado en La Moraleja.  

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon